Qmirar, una ventana a tu gran día con el vídeo de boda más bello y emocionante

A la hora de afrontar una aventura, la experiencia previa, los retos superados y la preparación son realmente importantes. El bagaje de Qmirar, estudio de videógrafos especializado en bodas, viene de la publicidad y del rodaje de eventos, dos contextos que, durante 25 años, formaron el estilo personal que hoy caracteriza a la empresa. Así, su introducción en el mundo de las bodas ha sido un regalo para todos los novios que se han encontrado con el mejor recuerdo posible para su gran día. Imágenes, música y sensaciones tratadas con cariño, combinadas y convertidas en la película del mejor momento de su vida.

QmirarPide cita para tu día a Qmirar
Foto: Qmirar

Comunicación

La calidad del producto de Qmirar nace desde el primer contacto con los novios, desde el instante en el que los profesionales enseñan sus resúmenes de boda y consiguen que sus potenciales clientes queden enganchados, aunque no conozcan a los protagonistas. A partir de ese momento, su comunicación es intensa, más aún si sus clientes deciden contratarles con alrededor de un año de antelación. Ello permite una aproximación total de los videógrafos y una implicación máxima en el proyecto, intentando acompañar a los novios en todo el proceso para demostrar el estilo documental y periodístico del trabajo final. No hay nada como conocer bien a los protagonistas del gran día.

Porque, para realizar un trabajo como el que entregan en el estudio, es necesario empaparse bien de la historia de los novios más allá de la primera entrevista con ellos. Los videógrafos de Qmirar se comunican con ambos para conocer cada detalles, incluso participan en algunas de las partidas para incluir el material en el vídeo final y convertir el producto en un recorrido por las etapas más significativas de la aventura. También visitan los espacios en los que se rodará para controlar las luces, como si fuesen pintores impresionistas que tratan de manejar los colores y los tiempos, todo con el propósito de trabajar sobre seguro en el gran día.

Trabajo de campo

Durante el ‘día B’, el equipo que se despliega para trabajar incluye entre dos y cuatro personas, todos ellos colocados en puntos estratégicos para no perder detalle de la naturalidad que ha de ser captada. Normalmente, una videógrafa se encarga de acompañar a la novia y un videógrafo sigue los pasos del novio con el fin de crear una mayor complicidad. Llegados a este punto, el trabajo previo con los novios habrá motivado una confianza  férrea para que los novios actúen sin corsés, libres y en plena conexión con su videógrafo. En este ámbito, es importante captar todos los detalles que resulten interesantes, reparar en cada símbolo, objeto y momento que, gracias al conocimiento de la historia de los novios, los videógrafos considerarán importantes para añadir pinceladas a su montaje final.

Por otro lado, además de detallar todo lo que suceda en el gran día, desde Qmirar no solo se encargan de mirar, sino también de escuchar todo lo que sucede en la boda. Ya que solo introducen en el montaje los sonidos de ambiente y música que se escuchan durante el gran día, el equipo coloca cuatro micrófonos para no perder ningún detalle. El resultado en el vídeo final es realmente entrañable y exquisito.

Posproducción

El trabajo más intenso para los videógrafos es el que tiene lugar tras la boda, en la sala de máquinas, una labor que se desconoce entre el gran público pero que implica una dedicación total en el cuidado de cada detalle. Qmirar se entrega al máximo en la edición del vídeo de cada una de sus bodas, al que dedica un mes de su tiempo para confeccionar minuciosamente. En este proceso, tiene lugar la sincronización entre vídeo y audio, el correcto montaje de los planos con el sonido ambiente y la voz en off de muchos invitados y, sobre todo, la colorimetría, el aspecto que imprime una personalidad especial a cada material con el ajuste de colores. Todo ello en conjunto da vida a la ingente cantidad de brutos y los convierte en una pieza con alma y naturaleza únicas.

Debido al trabajo que lleva editar perfectamente un vídeo de boda, en Qmirar solo cierran unas 15 celebraciones al año; aunque podrían ser más, consideran que la implicación debería ser total en cada uno de ellos. Porque la edición de un vídeo implica una dedicación total, un cuidado de los detalles extremo y una sensibilidad que ha de complementarse con la documentación previa, la elección correcta de las secuencias y su adecuación con el sonido.

Su relación calidad-precio es más que excelente teniendo en cuenta la implicación y el resultado final. El trabajo de posproducción consiste en dar mucho más valor al ya de por si elaborado trabajo de campo, y requiere de un talento artístico especial y conocimiento técnico que deben aunarse a la perfección. El resultado final demuestra la importancia de todo el proceso.

Material a la última

En Qmirar manejan un equipo a la última, empezando por las cámaras (Canon y Sony) con las últimas tecnologías para vídeo y objetivos Zeiss con sensores full-frame para captar la realidad con una mayor sensibilidad. También están especializados en el uso de estabilizadores, steady y slider para recorrer cualquier espacio de una manera fluida sin perder detalle, y hacer travellings y barridos para aportar ese toque cinematográfico único.  En cuanto al sonido, optan por un equipo inalámbrico de la firma Sennheiser, uno de los más potentes del mercado actual.

También disponen de equipo de realización para la sincronización de la ceremonia a tres cámaras y asegurar la discreción durante el rodaje. Por otro lado, cuentan con grúas portátiles y drones para la grabación de tomas aéreas, acompañados de monitores para el rodaje de cada toma, y siempre dentro del marco legal a la hora de manejar los dispositivos no tripulados.

Además, colaboran con fotógrafos muy importantes del sector con los que ya han trabajado en el pasado y saben complementarse a la perfección. El respeto es muto la hora de trabajar, ya que, en el caso de Qmirar, su labor debe pasar desapercibida y adecuarse al momento, a cada situación y dejar que los profesionales implicados actúen normalmente. La realidad es lo que cuenta.

Una boda es irrepetible y Qmirar se encarga de que cada recuerdo quede guardado en un producto final de película, en una sucesión de emociones revestidos de luz y color. Además de las fotografías de tu gran día, tu boda necesita un recuerdo en movimiento que muestre la realidad de esa fecha, un vídeo a la altura de tu felicidad.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Escribir un comentario

Los 11 mejores fotógrafos de boda en Cádiz
Los 11 mejores fotógrafos de boda en Cádiz
En cada rincón del interior, en la playa, en sus pueblos o en su capital... Son tantos los escenarios para vuestro reportaje de boda... Sin embargo, para hacer más fácil la organización, los mejores fotógrafos de boda de Cádiz están aquí, ¡no te los pierdas!
Foto: Lovely Wedding Films
Los 11 mejores fotógrafos de boda de Almería
¿Quieres saber quiénes son los mejores fotógrafos de boda de Almería? ¡Disfruta de esta selección y encuentra al tuyo!
Los 16 vídeos de boda que te emocionarán: ¡tú también querrás tener el tuyo!
Los 16 vídeos de boda que te emocionarán: ¡tú también querrás tener el tuyo!
¿Cuántas de vosotras habéis soñado con tener un vídeo de boda que os recuerde lo magnífico que fue ese día? Ahora lo tienes muy fácil: disfruta de estos vídeos y ¡elige al mejor profesional para tu gran día!

Crea gratuitamente una página web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información