ES Inicio
ES

Érase una vez… Una noche mágica: la boda de Blanca y Juan

Desde el primer momento sabían que estaban hechos el uno para el otro. “Estaba claro que nos sentíamos muy bien juntos.”, confiesan. Y es que su amor nació el primer día que se conocieron. Poco a poco se fue forjando y haciendo fuerte, hasta la llegada del pequeño Juan, tras la que decidieron que era el momento de celebrar todo lo bueno que les había pasado y lo que les quedaba por pasar.

Foto: Jesús Vidal

Los novios

La boda se realizó el 19 de septiembre de 2015 en El Bosque, de Casa Setién, un restaurante lleno de profesionales para los que los novios sólo tienen buenas palabras. La organización fue larga y con muchas decisiones complicadas, pero si algo tenían claro Blanca y Juan era que querían lucir espectaculares en su gran día. Por ello, la novia escogió un vestido sencillo de Hoss Intropia de estilo romántico y años 70.

Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal

Como complementos llevó unos pendientes de nácar y la alianza de oro blanco, de la firma Duoo. Los zapatos los encontró en Lucio Herrezuelo, una famosa zapatería de Santander sinónimo de elegancia y vanguardia.

Foto: Jesús Vidal

El toque de color a su look se lo dio el ramo, un conjunto preparado por Nenúfar con aire silvestre. El resultado, una composición con aire silvestre, preciosa: eucalipto, pequeñas flores blancas y el toque rojo, en bayas de acebo.

Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal

Por su parte, el novio lució un elegante traje de la Sastrería Garayo, una de las más tradicionales y antiguas del norte de España.

Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal

La ceremonia

La ceremonia se celebró en una bonita pérgola, en el jardín de este restaurante de Cantabria. Allí se dieron el “sí, quiero”, bajo la atenta mirada de Jesús Vidal y su objetivo. “Queríamos que el recuerdo de nuestra boda tuviera la magia de sus fotos contemporáneas, testimoniales, modernas y diferentes a las fotografías de boda al uso. Supo en todo momento captar los mejores momentos, las mejores sonrisas, cada emoción, y aunque al principio, nos daba vergüenza, pronto nos transmitió su habitual tranquilidad para que las imágenes reflejaran la boda con toda la naturalidad posible”, confiesan los novios.

Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal

El banquete

Al terminar la ceremonia y tras vivir los momentos más emotivos, hicieron un aperitivo que estuvo amenizado por el grupo Gou Music, unos chicos de Santander que hacen una música genial, de estilo electrónica ‘ambient’.

Más tarde, en el interior del salón del bosque tuvo lugar la cena, y el baile. “Ambos teníamos mucho trabajo los meses antes de la boda, por lo que no dudamos en recurrir a unas chicas geniales capaces de llenar de encanto cualquier rincón del planeta. Nuestra boda tuvo una magia especial y mucha culpa de esto lo tuvieron ellas”, cuentan. Molinetes de Ilusión decoró el jardín, marcando el camino del pasillo de los novios, decoraron el altar de la pérgola, las sillas de los invitados, hicieron cucuruchos para que nadie se olvidaran de lanzar pétalos, llenaron de luces los árboles del bosque, crearon guirnaldas de luces y una guirnalda de banderines preciosa a la entrada.

Foto: Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal

También hicieron un cartel de bienvenida para los invitados, el seating plan, un smoking set a modo de chill out que gustó mucho, decoraron las mesas con una decoración muy natural DIY con troncos de árbol, velas, botellas pintadas, y llenaron el recinto de rincones auténticos.

La mesa de dulces o el set de regalos para los invitados también fue cosa de ellas. Y un divertido photocall en el que ponía #VivanlosnoviosJB. “Una de las cosas que teníamos muy claro era que los más pequeños eran para nosotros unos invitados muy especiales. Queríamos un bosque para los niños y ellas lo consiguieron, colocando un bonito tipi, con cojines en el suelo. ¡Un 10!”, explica Blanca.

Foto: Jesús Vidal

Y con una decoración exclusiva, no podía faltar un catering espectacular, como el de Casa Setién. La pareja optó por un aperitivo más largo de lo habitual que duró una hora y media, y una cena corta, en la que sirvieron una ensalada de rape y langostinos, un solomillo y tarta de hojaldre de Confitería Santos.

En cuanto a los detalles para los invitados, los novios cuentan que les costó decidir mucho: “Queríamos algo original y diferente. Para las chicas, elegimos pequeñas plantas todas variadas, y para los chicos, un kit de gintonic.

Foto: Jesús Vidal

La fiesta terminó en un gastrobar convertido en discoteca, ubicado en una cabaña junto al salón donde había tenido lugar el banquete. Todos lo pasaron genial en una noche mágica que los novios nunca podrán olvidar: “fue la fiesta que habíamos soñado compartir con la gente a la que queremos”.

Si te ha gustado esta boda, descubre cómo fue el gran día de Yolanda y Abel o la boda de Carlos y Adri, ¡te encantarán!

Lugar de celebración: Casa Setién | Alianza: Duoo | Zapatos de novia: Lucio Herrezuelo | Traje de novio: Sastrería Garayo | Fotografía: Jesús Vidal | Música: Gou Music | Decoración: Molinetes de Ilusión | Tarta: Confitería Santos

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información