ES Inicio
ES

La boda de Gloria y Ramiro en el Parador de Cuenca

Una boda en el Parador de CuencaSaber más sobre “Una boda en el Parador de Cuenca”
Gloria y Ramiro se enamoraron del Parador de Cuenca nada más verlo. Foto: Paradores

Gloria y Ramiro buscaban celebrar una boda de cuento en un lugar único y con encanto. Por eso, cuando visitaron el Parador de Cuenca, ubicado en la Hoz del Huécar, un emplazamiento natural privilegiado con unas vistas espectaculares a las Casas Colgadas, supieron que ese era el sitio perfecto. ¿Os animáis a conocer todos los detalles de esta boda tan especial?

Una boda en el Parador de CuencaSaber más sobre “Una boda en el Parador de Cuenca”
La novia lució un vestido de larga cola de Pronovias. Foto: Paradores

El momento más especial de su relación, el día de la boda, tuvo lugar el 10 de julio de 2010. Gloria lució con gran ilusión un vestido de la firma Pronovias un traje largo de corte princesa, con el cuerpo drapeado y un escote simétrico en pliegues. La larga cola de tres metros y medio aportaba más elegancia al conjunto. Para los zapatos eligió unos clásicos de Pura López de raso blanco, con tacón alto y un pequeño lazo. ¡Una combinación ideal!

Una boda en el Parador de CuencaSaber más sobre “Una boda en el Parador de Cuenca”
Gloria supo combinar muy bien todos los complementos de su look. Foto: Paradores

El maquillaje y la peluquería quedaron en manos de Angus Creaciones (Cuenca). La maquillaron en tonos neutros y le hicieron un semi-recogido, con lo que consiguieron darle a Gloria un aire muy natural. ¡Estaba guapísima!

Para las joyas se decantó por unos pendientes de perla y brillante que su suegra Mila le había regalado y una pulsera de oro amarillo y blanco, regalo de su padre. Las alianzas de la boda eran también en tonos amarillo y blanco, con surco central.

El ramo de novia era precioso y combinaba a la perfección con su vestido. Estaba hecho de rosas blancas y flores silvestres de color azul y malva. ¡Todo un acierto!

Una boda en el Parador de CuencaSaber más sobre “Una boda en el Parador de Cuenca”
Ramiro estaba muy elegante con el uniforme de gala de la Guardia Civil. Foto: Paradores

Por su parte, Ramiro vistió muy orgulloso el Uniforme de Gala de la Guardia Civil, con el tricornio pertenecía a su abuelo. Los cordones del traje y las hombreras se las prestó su tío Pepe. En una emblemática sastrería de Madrid, El Corte Militar, le hicieron el uniforme a medida.

El reloj que llevó se lo dejó su padre, Ramiro, y los gemelos de plata se los regaló su mujer Gloria. Pero uno de los detalles más signicifativos que portaba era, según el propio Ramiro, “la cadena de oro con el Cristo que me regaló mi madre cuando entré en el Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro, para realizar mi sueño y seguir los pasos de mi padre y de mi abuelo.”

Por fin llegó el momento más esperado del día: el sí quiero. Gloria y Ramiro se casaron en la Iglesia románica Nuestra señora de la Natividad de Arcas del Villar (Cuenca).

Una boda en el Parador de CuencaSaber más sobre “Una boda en el Parador de Cuenca”
Los novios se casaron en una preciosa iglesia de Arcas del Villar (Cuenca). Foto: Paradores

Al salir les esperaba una gran sorpresa: ¡un pasillo de honor con sables por los compañeros de trabajo y amigos del novio!

Una boda en el Parador de CuencaSaber más sobre “Una boda en el Parador de Cuenca”
El pasillo de honor por parte de los compañeros de Ramiro fue una gran sorpresa para la novia. Foto: Paradores

Y comenzó el banquete, una cena espectacular en el claustro del Parador de Cuenca. Allí degustaron un delicioso menú compuesto por una ensalada de bogavante, vieiras y tirabeques con vinagreta de frambuesa, una suprema de merluza en salsa de berberechos y cebollino con habitas confitadas y setas, un sorbete de piña colada, un dúo de asados de cochinillo y cordero sobre patatas panadera. ¡Todo un lujo de sabores!

Una boda en el Parador de CuencaSaber más sobre “Una boda en el Parador de Cuenca”
La cálida noche permitió celebrar la cena en el claustro del Parador. Foto: Paradores

Tras una cena encantadora al aire libre, comenzó la fiesta en una carpa instalada para la ocasión junto a la piscina del Parador. Los novios eligieron para el baile la romántica canción “Cuando me enamoro” de Enrique Iglesias y Juan Luis Guerra, que fue el punto de partida a una noche llena de emociones, risas y recuerdos inolvidables.

Una boda en el Parador de CuencaSaber más sobre “Una boda en el Parador de Cuenca”
Gloria y Ramiro se abrazan felices mientras bailan "Cuando me enamoro". Foto: Paradores

Y, como todos los recién casados, disfrutaron después de la tan esperada luna de miel. Eligieron un viaje combinado, primero a Nueva York, una de las ciudades más importantes del mundo, y luego a la Riviera Maya (Méjico) donde les esperaban unas playas de ensueño y las ruinas de Chichén Itzá. Por lo que nos han contado, fue un viaje precioso que nunca olvidarán.

Una boda en el Parador de CuencaSaber más sobre “Una boda en el Parador de Cuenca”
El entorno del Parador de Cuenca es mágico, único. Foto: Paradores

El Parador de Cuenca es el escenario perfecto para una boda mágica y única. Muchas gracias a los novios por compartir con nosotros este día tan especial. ¡Que seáis muy felices!


Contactar con Paradores

Página web: Paradores
Teléfono: 902 547 979
E-mail: bodasenparadores@paradores.es

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información