ES Inicio
ES

Risas, alguna lágrima y mucho amor: la emocionante boda de Consoli y Edu

Casi toda una vida es la que han pasado juntos Consoli y Edu y es que desde que se conocieran en plena adolescencia no se han separado. Ya más de once años los que hace que se conocieron. Cuenta Consoli que un sábado, en una discoteca de Valdepeñas, pueblo ciudadrealeño, cuando tenía 15 años y Edu 17, pidió a una amiga que les presentase, algo típico que hacen los niños y que la novia recuerda entre risas. ¡A partir de ahí su amor fue a más!

Foto: Ernesto Naranjo

Los novios

Su pedida en realidad no existió. “No hubo como tal, simplemente en casa lo hablamos y lo llevamos a cabo. Después de casi 11 años de una bonita relación, ya era hora”, recuerda cariñosamente la novia.

Consoli eligió para su gran día un diseño de Raimon Bundó adquirido en la tienda Mundo Novias de Ciudad Real. “Para mí, el vestido más bonito, gracias al buen gusto de mi hermana y a la compañía de mi madre. Todas nos decantamos por ese vestido de novia, con algunas modificaciones: el cuello barco, escote redondo en la espalda y el corte de la falda como un vestido de fiesta, con muy poquita cola. Era de un encaje muy finito y un cinturón con un tono beige. Luego le pusimos una falda confeccionada con mikado“, explica Consoli. Además, añadió a su diseño un velo de seda natural.

Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo

Los zapatos de lo más originales eran muy altos, preciosos y originales. “Aunque parezca mentira son de Zara, yo quería unos zapatos originales, de color, y con algún toque diferente. Mi hermana y yo nos pusimos manos a la obra buscando en Internet, ella que es algo freak de la moda los encontró y ¡nos enamoramos! Vimos que eran de Zara pero en ninguna tienda estaban y ella los consiguió encontrar en Chicfy“, recuerda la novia.

Cuenta Consoli que a punto estuvo de maquillarse ella misma, pero al final gracias a Sandra la propietaria de Abril, la firma donde encargó su casquete del que además salía el velo, encontró a Silvia, de Coquetas, una gran profesional que supo crear para ella un maquillaje tal y como ella soñaba. Para el peinado recurrió a su peluquera de toda la vida de Valdepeñas, Juani.

Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo

Para el ramo de flores optó por acudir a su floristería de siempre: Floristería Milagros. Así Consoli lució un ramo acorde con su vestido: sencillo y moderno, pero con toques vintage y con notas de color como sus zapatos y tocado.

Como joyas Consoli lució dos anillos de oro, uno blanco con un pequeño diamante y un anillo que le regaló su abuela de oro amarillo con una piedrecita verde. Este anillo le encantaba desde pequeña, y poco después de anunciarle a su abuela que se casaban, ella se lo regaló. También llevó unos pendientes de estilo antiguo que colgaban un poquito y que le regalaron sus tíos. En cuanto a las alianzas de ambos son de oro macizo.

Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo

Por su parte Edu eligió un traje azul oscuro de tres piezas compuesto por chaleco, chaqueta y pantalón y acompañado de una camisa blanca y corbata del mismo tono de la firma Roberto Vicentti y unos zapatos en color negro y muy sencillos de Conti Ferrari.

Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo

La ceremonia

Para la boda pusieron la fecha del 30 de abril de este 2016. La ceremonia se realizó en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en plena Plaza de Valdepeñas, y para el banquete eligieron a los Salones Mabel, en Manzanares.

La decoración de la iglesia la realizó Jose de Floristería Milagros, quien también le había hecho el ramo de flores. Se trataba en este caso de una decoración muy sencilla, de paniculata, rosas y lazos blancos, además de una larga alfombra roja que recorría todo el pasillo de la iglesia.

Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo

Los fotógrafos, para mí, los mejores. En cada momento ayudándonos, no sólo con las fotografías, sino con el vestido, el tocado, dándonos ideas también acerca de todo lo de la boda…”, comenta Consoli de Ernesto Naranjo y su equipo. Además su impresión al recibir las imágenes de un día tan importante fue que les encantaron y se preguntan cómo de un sitio en ruinas pueden hacer maravillas así. “¡Son auténticos!”, detalla.

Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo

El banquete, como decía, se celebró en los Salones Mabel, donde ellos y sus seres queridos disfrutaron del cóctel, comida y barra libre, con fondué de chocolate, frutas, chuches y recena, incluidos.

Los profesionales del lugar sirvieron el cóctel de bienvenida con delicias como pulpo a la gallega, bocaditos de bacalao Orly, canapés de anchoa del Cantábrico y boquerones… También tuvieron un buffet de quesos y jamón ibérico al corte. Al pasar al banquete se sirvió mariscada fría y caliente. Después, sorbete de limón o manzana verde y un segundo plato con presa ibérica en salsa de frutos rojos con guarnición de patatas panaderas y pimientos de padrón. Para el postre, tarta Velvet y vasito de turrón de canela. ¡Auténticas delicias!

Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo

Toda la decoración del lugar de celebración fue confeccionada por Lucía de B-Different. “Una gran profesional en la que confiaba plenamente”, cuenta la pareja. La decoración estuvo ambientada con botellas de vino pintadas, velas, frutas y flores como paniculata, eucalipto, siemprevivas blancas y moradas, margaritas, olivo, tomillo, romero… Además también colocaron otros rincones como el photocall o la zona de limonada.

Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo

Como buenos valdepeñeros, los detalles para sus invitados no podían ser otros que para ellos, botellas de vino tinto y para ellas, botellas de vino blanco. Todas ellas de la Bodegas Navarro y personalizadas con unas pegatinas en las que se leía un bonito mensaje: “Vamos a celebrar el amor brindando por las buenas cosas. Gracias por venir”.

Foto: Ernesto Naranjo

En cuanto al baile, la pareja no quería bailar el tradicional vals, por lo que antes de la boda se pusieron manos a la obra y aunque ninguno de los dos tenían ni idea de bailar, se apuntaron a clase de salsa y bachata. Tras aprender algunos pasos eligieron la canción de Baila Conmigo de Ephrem J e hicieron una “especie” de coreografía donde durante los últimos minutos quisieron que todo el mundo participase y se uniese a ellos. ¡Comenzó la fiesta!

Foto: Ernesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo

Edu y Consoli recuerdan su gran día como “realmente emocionante”, ya que lloraron, rieron y estuvieron acompañados de toda aquella gente a la que quieren y que les quieren. En definitiva, ¡sin palabras! Os deseamos lo mejor pareja, ¡mucha felicidad!

Además, si quieres conocer más bodas puedes conocer las historias de Isabel y Luis, Olga y Andrés o Ariana y John, cada cual distinta y bonita a su manera.

Lugar: Salones Mabel | Fotógrafo: Ernesto Naranjo | Vestido de novia: Raimon Bundó en Mundo Novias | Maquillaje: Coquetas | Tocado: Abril | Zapatos: Zara en Chicfy | Traje de novio: Roberto Vicentti | Zapatos de novio: Conti Ferrari | Decoración: B-Different | Detalles: Bodegas Navarro

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información