Así es el hombre del siglo XXI: ¡tenlo muy en cuenta!

Aunque vivimos en una sociedad moderna, algunos comportamientos y creencias sociales de antes siguen presentes en buena parte de la población mundial. La evolución del mundo no se queda únicamente en el apartado tecnológico ni en los cambios que sufren la moda o las bodas. El concepto de modernización va mucho más allá y afecta a las personas, a su esencia como seres humanos. Para enterrar de por vida los estereotipos de género ligados a hombres y mujeres, lee atentamente y empieza a sentirte como una persona del siglo XXI.

Más que momentos
Foto: Más que momentos

Sensibilidad

Sensibilidad no va ligado a llorar por cualquier película o piropear con barroquismo lingüístico a la persona amada. Ser sensible es sentir de una forma diferente a como lo hizo ‘el prototipo Clint Eastwood’. Hoy en día, un hombre sensible demuestra mayor inteligencia, visión y capacidad de análisis; ve más allá y aprecia cualquier faceta de la vida, desde un coche deportivo hasta una pintura, e incluso se manifiesta sin miedo al ‘qué dirán’. El hombre del siglo XXI tiene gusto por los detalles que hacen especial el mundo.

Pensamientos y miedos

Siempre se ha dicho que las mujeres le dan más vueltas a todo que los hombres. Pensar de menos no debería asociarse al género masculino para proclamarlo con orgullo, pues demuestra una alarmante falta de inteligencia. El cerebro del Homo sapiens sapiens se diseñó para pensar en cualquier situación de la vida. Si un hombre se da un empacho de pensamiento solo hace honor a su especie, no denigra su género.

Por otra parte, el miedo también parece propio de niños y mujeres (pensamiento machista), cuando es un sentimiento que muchos hombres experimentan, normalmente con vergüenza. ¡No debería ser así! Las películas de terror, las calles oscuras, las enfermedades y la muerte no son tonterías. El miedo es un mecanismo de defensa y experimentarlo es una de las cosas más sensatas, independientemente del género. No es de débiles.

The Creative Shot
Foto: The Creative Shot

Labores manuales

Para empezar, adjudicar ciertos trabajos caseros a los hombres se considera sexismo pues, entre otras cosas, automáticamente se deja el resto de labores del hogar a las mujeres en las parejas heterosexuales. ¡Error de libro! El género NO va unido a ciertas labores, porque la fuerza no lo es todo en este aspecto. Ellas pueden cambiar un lavabo y ellos cocinar sin ningún problema.

Por otro lado, un hombre que no sepa poner un cuadro o enyesar una pared no es menos hombre, sino que ha centrado su vida en otras tareas más estimulantes para él. Con un poco de práctica, ese chico, que ha sido vilipendiado por su odio al bricolaje o los talleres, puede montarte un salón en poco tiempo. Simplemente, su vida es diferente. Puede que no tenga ni idea de poner un enchufe, pero quizá componga música mejor que Mozart.

Amigas

El mundo laboral cada vez incluye muchas más mujeres entre sus filas, sobre todo en ciertos trabajos (educación, salud, humanidades y ciencias sociales). No obstante, todos esos empleos también cuentan con hombres, los cuales han conocido a mujeres durante sus años de estudios y en el trabajo. Por ello, no resulta raro que estos tengan más trato con chicas y aprendan a congeniar con ellas sin perder su virilidad.

De hecho, algunos hombres se sienten incómodos en los grupos exclusivos de chicos. Un hombre del siglo XXI busca conversaciones más estimulantes y valores menos sexistas para sentirse a gusto. Los círculos masculinos ya han cambiado sus comportamientos, pero todavía persisten grupos con máximas sexistas y anticuadas. Por ello, buscan el “consuelo” en mujeres (y en grupos femeninos que se alejen del estereotipo sexista de este género), pues hablar únicamente de deportes y chicas no es enriquecedor. Hay mucho mas ahí fuera y ningún hombre debe ser tratado como una mujer por sus amistades.

Pixel Moreno
Foto: Pixel Moreno

Gustos

Cuando a un hombre no le gusta el fútbol, o el deporte en general, los improperios vuelan hacia él con la intención de hacer daño. ¿Por qué? No se es más hombre por disfrutar de una actividad física. Ese hombre, victima de una ignorante cascada de críticas, quizá es un genio de la música, la pintura, de los negocios o de la fotografía y, a la vez, más hombre que un boxeador. De hecho, la ausencia de deporte en su vida puede, incluso, hacerle ganar más puntos con mujeres y hombres, pues no fallará las tardes/noches de partido y demostrará un lado más sensible e interesante. Sin embargo, el equilibrio en materia de hobbies es muy buena idea.

Comida y bebida

Hay bebidas que siempre se asocian a hombres, quizá por la imagen que el cine, la publicidad y los tópicos han incluido en el panorama social. Beber cerveza es de vikingos, de leñadores, jugadores de rugby y pescadores de ballenas. La cerveza es una bebida maravillosa, pero a muchos les provoca aversión en el paladar (quizá haya más mujeres que hombres amantes de la cerveza). Por ello, hay vertientes que pueden sumar a esos muchachos a la fiesta sin someterles a ninguna tortura palatal.

Hay otras bebidas como el whiskey y el café que se asocian a adultos y, en el caso de la primera, a vaqueros, Humphrey Boggart y grandes magnates encerrados en sus cavernosos despachos de Wall Street. Sin embargo, los piratas bebían ron, James Bond ingería Martini con vodka como un cosaco, Sherlock Holmes bebía té finamente y nadie se atrevía a insultar a ninguno de ellos. A pesar de ello, los zumos, los batidos y la leche con cacao son bebidas de sustitución que no anulan la hombría. El tipo de bebida no va en el ADN del hombre, sino en el horrible estereotipo que aún se utiliza para humillar.

Wedding's Art
Foto: Wedding’s Art

Orientación y coches

Según el acervo popular, parece que el hombre ha nacido con una bujía debajo del brazo. El hombre no sabe orientarse por naturaleza y la mujer no es menos inteligente en este ámbito. Simplemente, la sociedad ha decidido la inclusión de esos roles en la vida. Hay mujeres que manejan un mapa tropecientas veces mejor que un chico.

El hombre no tiene por qué sentir predilección por los coches, los caballos y la mecánica del motor para dar la talla dentro de su género. De hecho, en muchas parejas es la mujer la que conduce y el hombre el que disfruta del viaje en el asiento del copiloto. Si un hombre no sabe orientarse en carretera o en una ciudad, el mundo no tiene por qué sufrir una implosión. Simplemente, los papeles del siglo XXI son arbitrarios y muchos chicos han gastado su tiempo en inventar aplicaciones revolucionarias o escribir poesía. Nada más.

Estilo

En Zankyou, abogamos por la libertad y el equilibrio entre géneros. De hecho, la moda se ha encargado de limar estas diferencias. Por ello, no es extraño ver a hombres con bandoleras que parecen bolsos, zapatos extravagantes, pantalones pitillo, chaquetas largas y prendas rosas o colores chillones. Toda esta ropa habría sido impensable en el pasado, pero la moda está poniendo a hombres y mujeres a un nivel similar, siempre manteniendo la diferencia entre géneros.

Por otro lado, abalorios como pulseras, anillos y colgantes ya son más que habituales en los hombres. Estos elementos, que a principios y mediados del siglo XX eran propios de las mujeres, se han introducido con un toque masculino para confeccionar dandis desenfadados, con una esencia bohemia (o hippie) y el “rollito” que demandan las mujeres de hoy en día.

La Dichosa
Foto: La Dichosa

El fin de los estereotipos es la mejor noticia para confirmar la evolución de la sociedad, mucho más tolerante, permisiva y abierta a todo tipo de posibilidades. Si aprendemos a apreciar a las personas tal y como son, el machismo, la xenofobia, la homofobia y todo tipo de pensamientos denigrantes desaparecerán en pos de un mundo mejor.

Rompe también con los mitos y descubre comportamientos “poco masculinos” que deberían darse en toda relación. También, si tu chico coincide con este perfil en esta lista definitiva sobre hombres o, si quieres ir más allá, los pensamientos secretos del novio en todas las etapas de una boda. ¡Los hombres del siglo XXI son muy valiosos!

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Escribir un comentario

Foto: David Christian
Así es tu cuerpo, así debería ser tu vestido de novia
Cada cuerpo es diferente y cada cuerpo necesita un tipo de vestido diferente. Te damos las claves para elegir el
Foto: Loewe
Así sois, así deberían ser vuestros regalos de compromiso
Regalos de compromiso para novios según sean vuestros gustos, más allá del anillo solitario y el reloj.
Foto Diana Nobre
10 simples cosas que un hombre puede (y debe) hacer para conquistar a la mujer de su vida
Puesto que los pequeños gestos marcan la diferencia, ¿por qué no aplicarlos en la relación con tu pareja en el día a día? ¡Mira qué ideas para conquistar a tu novia!

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información