Cómo elegir el transporte para los invitados de la boda en 5 pasos

Foto: Álvaro Sancha

Los novios se han doctorado en sorprender a todos sus invitados con la llegada al lugar de celebración. Los coches lujosos, las limusinas, las calesas, las motos e incluso los helicópteros han cogido protagonismo con el paso de los años, siempre dependiendo del tipo de boda. Sin embargo, los invitados, que hace años se tenían que conformar con su propio vehículo para llegar a la boda, también han tenido la suerte de olvidarse del utilitario personal. Hoy en día, muchos de ellos se relajan gracias al servicio de transportes que contratan los novios para sus asistentes. Pero esta tarea no es tan sencilla y necesita una previsión especial.

Aprende cómo elegir el transporte para los invitados de tu boda en 5 pasos.

1. Determinar el tipo de invitados

2. Establecer un número de invitados

3. Tener en cuenta el lugar de celebración

4. Elegir el medio de transporte

5. Consejos prácticos

1. Determinar el tipo de invitados

Generalmente, las personas que optan por utilizar el transporte ofrecido por los novios suele seguir unos patrones. En primer lugar, la gente mayor lidera esta comitiva, pues a ciertas edades prefiere liberarse del engorro del coche y todo lo que ello supone. Además, algunos de ellos no saben conducir y suelen depender de los vehículos de otras personas para llegar al lugar de celebración. Este servicio es mucho más cómodo para ellos, ya que solo tendrían que acudir al lugar de recogida y olvidarse de todo lo demás.

Por otro lado, la gente joven suele apostar por estos transportes por dos razones. En primer lugar, muchos de estos chicos y chicas todavía no tienen capacidad para comprarse un coche, ya sea por su edad o por las dificultades que desentraña ser joven en los últimos años. En segundo y último lugar, prefieren el transporte contratado para gozar de mayor libertad durante la velada. Las personas de mediana edad suelen sacrificarse más en eventos como estos, muy repetidos a lo largo de su vida. Así, los jóvenes, que todavía disfrutan de sus primeras fiestas, prefieren dejar la responsabilidad del coche a un lado y poder entregarse al máximo.

Si tu lista de invitados incluye personas mayores y jóvenes en abundancia, quizá sí sea buena idea contratar el servicio. Aprovechando la ocasión, seguro que alguna familia se suma a la experiencia.

Jesús Vidal
Foto: Jesús Vidal

2. Establecer un número de invitados

Es importante conocer el número de invitados, aunque sea al alza, para saber si es necesario contratar ese servicio de transporte y, en ese caso, qué vehículo alquilar.

Hoy en día, los transportes alquilados suelen triunfar y resulta extraño no contar con esa posibilidad. Pero, en ocasiones, no merece la pena incluir ese extra si existen alternativas que te permitan ahorrar bastante dinero.

Para cerciorarte, haz una lista de los invitados potenciales a ocupar ese transporte y empieza a hablar con profesionales que puedan cubrir tus necesidades. Una vez te hayas hecho una idea de todo ello, pregunta a los invitados en general y averigua quién podría necesitar el servicio. Si esa lista de candidatos es grande, empieza a plantearte seriamente esa contratación; si no lo es, no habrá problema y todos podrán llegar a la boda con la ayuda de otros invitados.

The Great Romance
Foto: The Great Romance

3. Tener en cuenta el lugar de celebración

Es otro de los elementos que determinan la contratación o no de un vehículo o el tipo del mismo. Y es necesario tener en cuenta varios factores.

Si la boda se celebra en la ciudad de la familia, se suelen contratar transportes pequeños para las personas de los pueblos y ciudades colindantes. Este vehículo también se puede contratar solo para llevar a los invitados al espacio del banquete y, al final de la fiesta, llevar a esas personas al lugar establecido.

Además, muchos de los invitados serán de fuera y, si es posible, no está de más facilitar la forma de llegar de todas ella, aunque sea ofreciendo las diferentes opciones posibles. Si los que vienen de fuera son un grupo, bastante habitual cuando los novios deciden empezar una vida lejos del hogar familiar, el transporte requerido será más grande y deberá recorrer una distancia mayor. Son dos aspectos a tener en cuenta y que influyen en el presupuesto.

En el caso de tratarse de una destination wedding, es decir, una celebración nupcial en una ciudad o país diferente al de residencia, el asunto se complica. Los novios que disfrutan de solvencia económica pueden llegar a pagar el total de billetes de avión, barco o los gastos en transporte (si se puede acceder por carretera) hasta el lugar de celebración. En otros casos, la pareja se encarga de asumir el hospedaje de sus invitados en el lugar escogido, como gesto al esfuerzo de haberse trasladado hasta allí. Estos hoteles suelen incluir ofertas según los grupos de personas y packs especiales con motivo de las bodas.

El lugar de celebración es clave, pero también lo es el acceso al mismo y las facilidades que ofrece. Un autobús soluciona el tráfico que puede formar una boda en determinadas zonas con el ahorro de vehículos, aunque quizá no sea óptimo para lugares de difícil acceso. Debes tener todo eso en cuenta.

Por otro lado, muchos novios ofrecen este servicio para evitar barullo en la zona de celebración. En ocasiones, las instalaciones del espacio escogido y la aglomeración de coches impiden aparcar con normalidad, por lo que es adecuado el uso de un gran vehículo que, además de reducir la contaminación, facilite los accesos y evite el caos de los aparcamientos. Estos también pueden ser pequeños y necesitar medios de transporte que ahorren espacio.

Cambria Grace Photography
Foto: Cambria Grace Photography

4. Elegir el medio de transporte

Con todos los datos geográficos y demográficos de la boda, es el momento de empezar a concretar. Y, generalmente, es el autobús el preferido para llevar a toda la tropa. Estos ofrecen buenos precios de grupo que acaban siendo más rentables que otro tipo de transportes. Su grado de accesibilidad es bastante alto. Y, teniendo en cuenta la gran función que hacen, resultan bastante económicos, pues un autobús de 50 plazas ronda los 400 euros.

Desde LalaBlu recomiendan preguntar a los invitados qué transporte van a utilizar: “Durante los meses previos a la boda, por ejemplo, al entregarles la invitación, es un buen momento para sondearles y saber si van o no a utilizar este servicio. De esta forma podréis tener una aproximación en cuanto a número y ubicación de los invitados”. Así podréis saber si tenéis que contratar un autobús.

A veces, los autobuses a veces son demasiado y es mejor la opción de un minibus que incluya a menos personas (hasta 30 pasajeros). Además de ser más económico, también será más accesible. En este mismo caso, también caben las furgonetas, muchas veces siguiendo una temática, como la hippie, para darle un toque diferente a la boda, y en ocasiones asociada con el estilo de la misma.

Algunos medios de transporte cumplen simplemente la opción de traslado, pero otros muchos, sobre todos los autobuses, son ideales para motivar las relaciones sociales entre los invitados. De esta forma, los asistentes confraternizan y empiezan la fiesta antes de tiempo, generando un clima distendido y muy agradable.

Caught The Light
Foto: Caught The Light

5. Consejos prácticos

Una vez tengamos decidido el medio de transporte, es importante considerar varios asuntos. Por un lado, el precio, que variará según la distancia que tenga que recorrer el vehículo. Seguidamente, los puntos de recogida, que suelen ser fijos y servir como referencia a las personas del lugar señalado. Y, finalmente, las horas de recogida, que suelen dividirse en dos para que haya más alternativas a la hora de acabar la fiesta.

Desde The Bus Ontime explican que adaptan sus servicios a las rutas que necesitéis cubrir, “tratando siempre que vuestros pasajeros abandonen el bus en el lugar más próximo a su destino, para que la comodidad sea máxima”.

Forraje Films
Foto: Forraje Films

Es conveniente también dejar algunas plazas libres por si surgen imprevistos. Además, te aconsejamos que determines el número de integrantes del vehículo a la alza para poder incluir a personas que se apunten a última hora. Esto ocurre justo antes de la boda por cualquier situación inesperada o al final de la misma, cuando los invitados cambian la forma de volver a casa para disfrutar de la fiesta.

¡Descarga el ebook “Cómo organizar tu boda“!

Quizás también te interese:

Cómo hacer la lista de invitados para la boda en 5 pasos

Cómo elegir el lugar de celebración de la boda en 5 pasos

Cómo calcular el presupuesto de mi boda: 5 pasos que no podrás saltarte

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Escribir un comentario

Cómo elegir la música para la boda | Credits: Lindsay Madden
Cómo elegir la música para la boda en 5 pasos
¿Sabes qué poner en tu boda? ¿Temas clásicos, actuales, de alguna época en concreto? Si todavía no habéis decidido qué sonará, gracias a los consejos de los expertos sabréis qué música es la mejor para vuestro gran día.
Foto: Shutterstock
Cómo elegir el ramo de novia para mi boda: 5 pasos que querrás saber a toda costa
Si hay algo importante en el look de novia es el ramo, que le da color y alegría a un día tan importante. Por eso, debes elegir el adecuado según tu estilo y tu vestido de novia. ¡Descúbrelo!
Cómo elegir el vestido de novia en 5 pasos
Cómo elegir el vestido de novia en 5 pasos
¡Ha llegado la hora! Por fin comienzas la búsqueda del vestido de novia, eso con lo que has soñado tanto tiempo... ¡Y te contamos cómo!

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información