ES Inicio
ES

Amar y enamorarse: ¿qué dice la ciencia?

Se dice que el enamoramiento es instantáneo, mientras que el amor es para toda la vida. Se dice también que aquél dura un año, tres si tienes suerte, al contrario que el amor. Se dicen tantas cosas sobre estos dos sentimientos que mueven el mundo, que ya no sabemos qué pensar. Pero, ¿qué dicen los psicólogos, sociólogos antropólogos y médicos? ¿Qué descubrimientos ha hecho la ciencia en este campo? Te presentamos los 7 hallazgos más sorprendentes de los últimos años.

Foto: Prisma Blanco Fotografía

1. La droga del amor

El Albert Einstein College of Medicine de Nueva York llegó a la conclusión de que el final de una historia de amor tiene sobre el cuerpo los mismos efectos que una abstinencia prolongada para los drogadictos. Está claro que nuestro estado de ánimo depende en gran medida de nuestra situación sentimental: cuando estamos enamorados nos encontramos pletóricos y llenos de vitalidad. Cuando llevamos varios años viviendo el amor con una persona y ya se ha pasado la etapa inicial nos sentimos tranquilos y con paz. Pero, también, cuando nos rompen el corazón nos sentimos tristes y abatidos. Está claro que dejar de amar es mucho más complicado que dejar de beber.

Foto: Niko Estudio

2. Los detalles como medio para hacer que el amor perdure

Enduring Love es un proyecto de investigación británico cuyo fin ha sido analizar el comportamiento de 4000 parejas para determinar el secreto de su duración a largo plazo. Y el resultado que arrojó fue simple: conseguir que el amor dure toda la vida se basa en las cosas pequeñas de cada día, en esos detalles que hacen más agradable la convivencia. Llevar un café por la mañana, sonreír cuándo se está agotado y no hay apenas fuerzas, decir “te quiero” todos los días… Cada detalle cuenta y fortalece la relación para que aguante en el tiempo.

Foto: Laia Ylla Foto

3. La distancia une a las parejas

Un estudio de la Universidad de Hong Kong descubrió un hecho sorprendente: la distancia es buena para fortalecer las relaciones románticas. Aunque a primera vista a nadie le gusta tener una relación a distancia, ello puede incluso ser bueno. Los motivos son dos: por una parte, debido a la distancia se tienden a contar las cosas más importantes y los aspectos más íntimos, ya que el tiempo es mucho más limitado y la comunicación se reduce en numerosas ocasiones al teléfono. Y, por otra parte, se tiende a idealizar a la pareja, por lo que el enamoramiento inicial se prolonga más en el tiempo.

Foto: Made in Love

4. Cuidado con el trabajo

La advertencia procede de la American Academy of Matrimonial Lawyers de Estados Unidos. Cuatro de sus cinco abogados observó que se había producido un aumento en los divorcios como consecuencia del mayor tiempo que se dedica al trabajo. Este aspecto influye más en los hombres por norma general, pero cada vez afecta con más frecuencia a las mujeres. Conseguir el equilibrio entre la vida personal y la profesional es muy difícil, pero es imprescindible para la felicidad en una relación.

Foto: Prisma Blanco Fotografía

5. El amor maternal y el amor romántico se parecen

Esta es la conclusión de un análisis del Instituto Max Planck de Alemania. Después de varios experimentos pudieron determinar que en ambos casos se activa la misma parte del cerebro. Es decir, una madre reacciona frente a su hijo de un modo muy similar al que lo hace frente a la persona a la que quiere.

6. El amor puede provocar aumento de peso

Coger unos kilitos en los primeros años de matrimonio es lo más normal del mundo. La tranquilidad y el bienestar en el que nos encontramos provocan que tengamos una relación saludable con la comida y disfrutemos de ella. Sin embargo, curiosamente, la acumulación de grasa abdominal es consecuencia de las discusiones y peleas. Un estudio del Institute for Behavioral Medicine Research de la Universidad de Ohio ha llegado a la conclusión de que las disputas frecuentes provocan aumentos del nivel de insulina en sangre, por lo que se tiende a la acumulación de grasa. Moraleja: si no quieres tener tripita, procura tener una relación pacífica con tu pareja.

Foto: Momem Fotografía

7. Crisis que provoca el amor

Al parecer, según numerosos estudios, la edad perfecta para contraer matrimonio y evitar el divorcio es la comprendida entre los 25 y 32 años. Aparentemente, casarse antes de los 25 provoca más crisis debido a la posible inmadurez, mientras que hacerlo después es arriesgado porque ya hay muchas rutinas asentadas y es más difícil adaptarse al otro.

Además, la época del año más delicada para las relaciones es la Navidad, puesto que los preparativos y la convivencia más estrecha con la familia son causa de frecuentes discusiones y estrés.

Foto: Laia Ylla Foto

En definitiva, toma nota de estos consejos que la ciencia te da. ¡Te ahorrarás muchas discusiones y quebraderos de cabeza y conseguirás una relación sólida con tu pareja! Descubre si estar casado te hará más feliz12 cosas que juraste que nunca harías cuando tuvieras pareja ¡y que acabas haciendo!

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información