9 peleas que tienes que tener con tu pareja antes de casarte

El amor es muy bonito. Todo lo que deriva de él parece estallar en sonrisas y chispas de color, pero hay situaciones menos positivas que también son propias de un idilio verdadero. Las parejas se pelean y lo pueden hacer a menudo; forman parte del día a día. ¡Y no es malo (dentro de un orden!

Aunque es conveniente limar ese grado de discusión, hay 9 peleas que tienes que tener sí o sí con tu pareja antes de dar un paso tan importante como casarte. Y es que, entre dos personas que se quieren, también es importante descubrir personalidades en las situaciones más tensas. Al final de estas broncas, seguro que os queréis mucho más.

Photographee.eu
Foto vía Shutterstock: Photographee.eu

Habilidades en las tareas del hogar

En una pareja, hay tareas del hogar que se le dan mejor a uno que a otro. De hecho, el perfeccionista de esa tarea se pondrá como loco cuando el otro la desarrolle incorrectamente. Con una pila de camisas mal planchadas o varios trozos de césped sin cortar, la bronca puede estar asegurada. Pero quizá no venga mal para comprobar con qué clase de persona vamos a compartir la vida y, ya de paso, reasignar tareas. Si a uno se le da mejor fregar y a otro poner a punto los baños, no hay necesidad de cambiar. Pero, ¡ojo!: que a uno se le dé mejor una tarea no quiere decir que deba asumir todas las que domine. Alcanzad el equilibrio y aprended nuevas tareas.

wavebreakmedia
Foto: wavebreakmedia

Celos

“Yo no soy celoso/a”, esgrimen muchas personas muy seguras de sí mismas. Quizá haya parejas con integrantes que no se preocupan por ese tipo de cosas, pero, en la mayoría de los casos, esas personas mienten y siempre caen en la trampa de los celos. No tiene por qué ser una obsesión, pero hay un gusanillo que recorre el esternón y que motiva algún tipo de escozor. Por tanto, las peleas por un exceso de actividad con el móvil (Whatsapp o redes sociales) o por ciertos comportamientos con terceras personas son más que habituales. En la mayoría de los casos, el celoso no tendrá razón, pero nunca está de más echar un ojo a esa vertiente de tu pareja, a menudo incontrolable y peligrosa. Los celos, por otro lado, también ayudan al otro a sentirse valorado. En ese caso, las peleas no serán tan fuertes.

Ditty_about_summer
Foto: Ditty_about_summer

Llegar tarde

Como pareja, incluso aunque no viváis juntos, no es extraño que vayáis a algún lugar a la vez. Puede ser antes de unas vacaciones, en alguna estación o aeropuerto cuyos medios de transporte no tienen ninguna intención de esperaros, o a alguna cena o acontecimiento importante. Las prisas implican correr, sudar y estresarse hasta niveles insospechados. Es en esos momentos cuando puedes gritar o reprimir tu ira. Te recomendamos gritar para liberar tensiones, siempre con respeto, pero también llevar la situación a la tranquilidad, aunque habléis y os echéis la bronca. No es bueno recriminar, pero si la culpa de esa tardanza ha sido de alguno, está bien que lo sepa para que aprenda la lección para la próxima vez.

wavebreakmedia
Foto vía Shutterstock: wavebreakmedia

Prestar dinero a terceros

Ante la necesidad de un allegado, surgen dos posibilidades: ignorarle y utilizar el dinero para ahorrar o ayudarle y arriesgarse a no recuperarlo jamás. Estas situaciones generan tensión y las preferencias salen a pasear. ¿Qué hacer? En primer lugar, este tipo de problemas deben aparecer para comprobar cómo son los valores de la otra persona. Salen a relucir comportamientos como el egoísmo, la generosidad y la empatía. ¿Y si vosotros fuerais los necesitados? Quizá os guste librar las batallas por vuestra cuenta o, de verdad, necesitéis que os echen una mano. Debatid sobre el tema y llegad a la conclusión de lo que es mejor para vuestra familia (si todo sigue adelante), con asuntos como el futuro de la familia o los valores de la misma encima de la mesa. Y si hay que gritarse un poco, tampoco te lo vamos a prohibir.

Andrey_Popov
Foto vía Shutterstock: Andrey_Popov

Decisiones sobre la casa

Hablamos de la casa y todo lo que hay en su interior, desde el estilo de la misma hasta la decoración. Aquí es donde más se enfrentan las personalidades de ambos integrantes de una pareja, así como los estilos que determinarán cómo va a lucir un hogar y de los que dependerán los veredictos de los visitantes. Aunque lo mejor es el consenso, sobre todo cuando ambas personalidades coinciden, al final uno de vosotros acabará cediendo, principalmente aquel que se preocupe un poco menos de esos asuntos. Antes, sin embargo, las peleas estallarán por cualquier motivo, también por el color de la cenefa del baño. Si estáis dispuestos a aguantar esas pequeñas peleas, quizá podáis seguir avanzando.

WAYHOME studio
Foto vía Shutterstock: WAYHOME studio

Exceso de trabajo

El trabajo es clave en una familia que busca no pasar las horas alimentándose solo de amor. Es positivo tomarse en serio la vida laboral, escalar profesionalmente, sentirse orgulloso de uno mismo y buscar una vida mejor para la familia. Pero es importante pasar tiempo juntos, independientemente del trabajo. Cuando la vida laboral eclipsa a la sentimental, las peleas surgirán y ayudarán a establecer preferencias. ¿Qué sería lo correcto? Pasar tiempo juntos sin desdeñar esa vida laboral que asegure un buen futuro. Equilibrio. Si la vida laboral se impone tras la pelea, será momento de tomar decisiones, por lo que la escaramuza no habrá sido baladí.

Dmytro Zinkevych
Foto vía Shutterstock: Dmytro Zinkevych

El lugar de residencia

Ciudad, campo, montaña… Las preferencias y gustos personales son muy importantes, pero también hay que ser práctico con el trabajo y la posible descendencia. Antes de casaros, es importante hablar y pelearse sobre el lugar de residencia. De esta forma, también conoceremos un nuevo lado de nuestra pareja y si debemos seguir adelante o no.

En cuanto a la ciudad o país de residencia, el asunto es incluso más peliagudo. El trabajo puede motivar un viaje de varios años al otro lado del océano; o las raíces, si uno de los dos sois extranjeros, pueden sugerir un cambio de aires por temas de nostalgia. ¿Estaríais dispuestos a dejar vuestro lugar de confort por amor? Ceder, empatizar, entregarse, ser generoso… Una familia se enfrenta a decisiones habitualmente y su correcta resolución, siempre por el bien de la misma, es clave en esas peleas. Esperemos que acaben bien.

Sexo

El sexo suele ser un motivo de discusión importante que ha de tratarse antes de casarse. El tiempo, las formas, los cambios, la rutina… Todo lo que concierne al sexo está sometido a examen. Por ello, es conveniente discutir al respecto y conocer las preferencias de la pareja o saber cómo va a reaccionar en determinadas situaciones. La falta de sexo o una excesiva preocupación/obsesión con el mismo motiva numerosas peleas que no siempre acaban de la mejor manera.

nd3000
Foto vía Shutterstock: nd3000

Olvidar fechas importantes

Siempre se ha asociado el cabreo por olvidar una fecha importante a las mujeres, pero lo cierto es que se ha convertido en un cliché de pareja. Los hombres de hoy en día también tienen memoria y sentimientos y les gusta recordar ciertos momentos.

No es necesario organizar una fiesta con orquesta y trapecistas para demostrar el amor, pero no esta de más recordar cuatro fechas puntuales. Más que broncas, la falta de memoria generará decepción y planteará dudas que, en ocasiones, serán infundadas: no todos nos preocupamos tanto por esas cosas. Sin embargo, para aquellos más olvidadizos, no está de más trabajarse una memoria selectiva que evite grandes discusiones o decepciones.

Antonio Guillem
Foto vía Shutterstock: Antonio Guillem

Si conseguís salir de todas estas batallas campales sin demasiados rasguños, estaréis preparados para vivir bajo el mismo techo como marido y mujer. ¡No menosprecies el valor de una buena pelea! A veces nos revelan el futuro. ¡Suerte! Descubre, además, las 10 cosas imprescindibles que tienes que hacer con tu pareja antes de casaros y los 6 sentimientos que debes tener antes de casarte.

Escribir un comentario

Foto: Señor y Señora Smith
7 peleas que puedes tener durante la organización de la boda (y cómo puedes evitarlas)
Dos no discuten si uno no quiere... a menos que se esté organizando una boda.
15 libros de amor que deberías leer antes de casarte
15 libros de amor que deberías leer antes de casarte
Confía en la literatura romántica para bucear en tu interior y descubrir sentimientos ocultos y poderosos. ¡Toma nota de esta lista de libros variados que te mostramos!
Foto: JFK Imagen Social
Las 5 cosas que tienes que hacer antes de ponerte el vestido de novia
Te descubrimos todo lo que tienes que hacer el gran día antes de enfundarte en ese maravilloso vestido. Si quieres lucir radiante, sigue estos consejos, ¡triunfarás!

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información