7 peleas que puedes tener durante la organización de la boda (y cómo puedes evitarlas)

Dos no discuten si uno no quiere… a menos que se esté organizando una boda. En este caso, las peleas pueden surgir de la nada: basta con encender una mecha (nervios, estrés, un proveedor que se cae, invitaciones que no llegan, familiares ‘quejicas’…) para que  todo salte por los aires cuando menos te lo esperas. ¿Cómo evitar las discusiones preboda y llegar a la luna de miel sin enfurruñarse de más? Te contamos siete peleas que se dan en casi todas las bodas, y qué puedes hacer para prevenirlas.

Señor y Señora Smith
Foto: Señor y Señora Smith

1. El dinero

El problema nº1 a la hora de organizar cualquier boda y fuente de muchos conflictos. A menos que contéis con presupuesto ilimitado, tanto si pagáis vosotros mismos la boda como si contáis con ayuda de vuestros padres la organización del presupuesto suele acabar derivando en algún que otro desencuentro tarde o temprano. Un ejemplo: el precio del traje de novia, que sólo disfrutas tú (más o menos) acaba siendo igual al de la luna de miel, que disfrutáis los dos. desde fuera parece injusto, pero como todo, depende de la luz con que se mire. En estos casos, lo mejor es mantener la cabeza fría y asegurarse de que conocéis las prioridades del otro de antemano: ¿qué es prescindible y qué es fundamental para ti? ¿Y para él?

2. Familiares entrometidos

Un clásico de las bodas españolas y en realidad en las de medio mundo, son los familiares que acaban dando su opinión en todo: desde cosas pequeñas, como el diseño de las invitaciones o los centros de mesa, hasta las decisiones de gran envergadura, como la fecha o incluso el lugar de la boda. Organizar una boda es poco menos que un cursillo exprés de adaptación, confianza y compromiso, y lo último que necesitáis son presiones externas, incluso si provienen de personas muy queridas.

Serafín Castillo/ Miss Cavallier
Foto: Serafín Castillo/ Miss Cavallier

Si este tipo de opiniones empiezan a afectar a vuestra relación de pareja, lo mejor es escudarse de dentro hacia afuera, por difícil que sea, protegiendo siempre el núcleo que sois tú y él, evitando los enfrentamientos directo. Habla con las personas en cuestión e impón límites, pero de manera sensata y sin herir sentimientos. Si las tensiones vienen de parte de la familia de tu pareja, es momento de dejar las rencillas a un lado y comenzar a aceptar a esas personas como parte de la vida que estás a punto de iniciar.

3. Nivel de implicación

Siempre hay una parte de la pareja que está menos implicada que la otra en la boda. El estereotipo suele estar marcado por el novio aunque en realidad (si por ejemplo tomamos de ejemplo una boda gay entre chica) depende más del tipo de personalidad de cada uno (uno es más organizativo que el otro, o más creativo, o prefiere las cosas sencillas en lugar de tener decenas de opciones entre las que elegir), así como de los intereses personales; a uno puede encantarle la decoración, el diseño o las paletas de color mientras que el otro tiene que hacer un esfuerzo mayor para involucrarse porque no son cosas que normalmente captarían su atención.

Lidia Clemente
Foto: Lidia Clemente

Cuando esta balanza se desequilibra llegan los problemas: la parte más implicada tiene la sensación de estar haciéndolo todo, mientras que la otra puede sentir que no se la tiene en cuenta en nada. En estos casos lo mejor es sentarse a hablar y buscar qué es lo que le resulta interesante a cada uno y con qué aspectos podemos disfrutar más. En vez de la decoración puede ser la elección de la música, la comida o la fotografía…

4. Invitados ‘conflictivos’

Por ejemplo, nuestras ex parejas. ¿Las invitamos o no? O el clásico amigo íntimo del novio que no nos cae nada bien pero que no sólo está invitado sino que además va a ser testigo de la boda. En estos casos lo mejor es no ponerse a la defensiva e intentar entender que hay un motivo por el que esa persona es importante para nuestra pareja: pelearse por amigos o ex novios no suele conducir a nada, especialmente si la otra persona se ve obligada a ‘elegir’ entre nosotros o ellos. Descubre cómo crear la lista de invitados perfecta y 8 personas que no tienes por qué invitar a tu boda.

Volvoreta Bodas
Foto: Volvoreta Bodas

Muchas veces estas situaciones derivan en una sensación de impotencia o resentimiento: mejor dejar aparcados los celos (a estas alturas no sirven para nada) y probar a hacer migas con esa persona que es tan cercana a quien se va a convertir en tu compañero de vida. Quizá descubras que tenéis más en común de lo que pensabas.

5. Invitados que no confirman

No todas las peleas se producen en el seno de la pareja: a veces, si los nervios están a flor de piel, también podemos llegar a enfadarnos con una hermana, una amiga o cualquier otro invitado. Una de las principales fuentes de conflicto es la falta de confirmación a tiempo, y que tengas que estar persiguiendo uno a uno a tus amigos y familiares para que te digan si van a venir o no. De la lista definitiva de comensales depende uno de los grandes quebraderos de cabeza de las parejas que se casan: el seating, y hasta que no la tengas en tus manos no podrás ponerte manos a la obra.

Gorka de la Granja
Foto: Gorka de la Granja

El seating, o lo que es lo mismo, dónde sentamos a cada uno, en qué mesa y al lado de quién, es ya de por sí difícil y propenso a las discusiones, y lo último que necesitas es estar retrasándolo. Para ahorrarte disgustos, envía un save-the-date tan pronto tengas decidida la fecha, para que los invitados puedan empezar a organizarse.

6. Los invitados ‘de compromiso’

O lo que es lo mismo: aquellas personas que no nos son muy cercanas pero que acabamos invitando por distintos motivos. Jefes, jefes de nuestros padres, jefes de nuestros suegros, sus antiguos compañeros de trabajo, personas que nos invitaron a su boda hace años… Esta pelea es otro clásico que además puedes mantener a dos frentes: con tu pareja y con tus padres, especialmente si están pagando parte de la boda. Si es así, tienen todo el derecho a elaborar su propia lista de invitados, y hay poco que puedas hacer, a menos que quieras (o puedas) afrontar con los gastos de la boda por ti misma. Si ves que la lista de invitados se eterniza y tú lo que quieres es una boda pequeña, háblalo con tus padres o con el novio, y busca un punto intermedio que contente a todos.

 Lucía Romero
Foto: Lucía Romero

7. La luna de miel

Todo marcha sobre ruedas, tienes todas las citas con los proveedores al día, las pruebas del vestido van viento en popa y no puedes esperar a estar tumbada en una playa en Bali una vez haya terminado todo… excepto que, cuando se lo cuentas a tu pareja, te enteras de que lo que él quiere es pasar la luna de miel en la Patagonia argentina, y que Indonesia ni siquiera se le ha pasado por la cabeza. En estos casos lo mejor es contemplar las distintas opciones e intentar contentar a las dos partes por igual, para evitar tensiones y sobre todo futuros resquemores y ‘te lo dije’. Algunas ideas: dividir el viaje en dos mitades con dos destinos diferentes, o elegir un destino que combine varios aspectos importantes para ambos, como relajación, romanticismo, aventura y compras. Descubre las 5 cosas que todas las parejas deben hacer en su luna de miel.

¿Sabes cuáles son las 20 cosas que todas las novias olvidan durante la organización de la boda y 3 maneras de relajarte durante la organización de tu boda.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Escribir un comentario

18 cuentas de Instagram que tienes que seguir durante la organización de tu boda
18 cuentas de Instagram que tienes que seguir durante la organización de tu boda
Si estás organizando tu boda y quieres descubrir cuales son las mejores cuentas de Instagram que debes seguir para ...
Foto: Forraje Films
5 cosas que no deberías contar a nadie durante la organización de tu boda
Aunque estés deseando contarlo todo sobre tu boda, hay cosas de las que nadie se puede enterar en la organización. ...
Las 5 discusiones que todas las parejas tienen durante la organización de su boda
Las 5 discusiones que todas las parejas tienen durante la organización de su boda
Si estáis organizando vuestra boda es normal que discutáis sobre algunos aspectos. No te pierdas las 5 "conversacio...
20 cosas que todas las novias olvidan durante la organización de la boda
20 cosas que todas las novias olvidan durante la organización de la boda
Durante la organización de la boda, 20 cosas son las que se escapan del control de todas las novias. ¡No permitas que a ti te ocurra lo mismo!
Foto: Orangeturtleblog
No creerás todos los tipos de libros de firmas que puedes tener
¿Aún no tienes claro cómo quieres que te firmen el día de boda? Te damos las ideas más divertidas, ¡sorpréndeles!
20 cosas que nunca le puedes decir a una mujer durante el sexo
20 cosas que nunca le puedes decir a una mujer durante el sexo
Porque a veces es mejor cerrar el pico que hablar y meter la pata.

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información