Macramé como símbolo de nuestra unión: la boda de Vero y Diego

Macramé como símbolo de nuestra unión: la boda de Vero y Diego

Fue una boda inusual en la que los novios no se intercambiaron anillos, sino pulseras de macramé. ¡Descubre todo el reportaje de fotos! ¡Te va a encantar!

Macramé como símbolo de nuestra unión: la boda de Vero y Diego
Foto: Diego de Rando
  • Real weddings
  • Primavera
  • Bohemia
  • 2019
  • Valencia

Vero y Diego se casaron el 23 de marzo de 2019 en Valencia. Ambos sabían que querían darse el “sí, quiero” en una boda civil, pero lo que más claro tenían era que su gran día debía ser toda una fiesta, una celebración llena de diversión en la que cada detalle estuviera pensado para sorprender. ¡Y lo consiguieron con creces!

guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando

Los novios

Ella lució un look de novia bohemio en el que el gran protagonista fue el vestido escogido, un diseño de Intropia Atelier de corte recto, con falda de plumeti que caía desde la cintura, sin mangas, escote en V y cuerpo bordado. ¡Sencillo y romántico! Acompañó su estilismo con unas sandalias de tacón en color coral de Monge Shoes, un ramo de novia a base de eucalipto y pequeñas flores naranjas, y una diadema floral de Moncollier Bcn.

guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando

Llegó a la ceremonia en una preciosa campervan Wolkswagen T1 blanca y negra, un modelo histórico y precioso, ¡toda una sorpresa para la novia!: “Pensaba que iría a la boda en un coche normal pero me llevé una sorpresa al salir a la calle y ver lo que me esperaba. Me hacía mucha ilusión porque el año antes de casarnos recorrimos gran parte de Australia en campervan y queríamos traer parte del viaje a la boda, ya que la temática de la boda iba de viajes”.

guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando

Por su parte, Diego apostó por un look smart casual compuesto de un traje de novio en color gris claro, zapatos marrones, camisa blanca y un prendido floral con la flor naranja como protagonista.

guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando

La ceremonia

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

La ceremonia civil fue al aire libre en Mas les Lloses, algo que fascinó a todos los invitados, y el guión fue completamente sorpresa para los novios, organizado por su familia y amigos.” Estábamos alucinados de lo perfecto que hicieron todo y de toda la gente que salió a dedicarnos unas palabras de amor. No podíamos parar de sonreír”, cuenta la pareja.

guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando

El altar de macramé fue hecho a mano por la novia y decorado junto al equipo de Mas Les Lloses y Floristería Sayas. “Hacer esta pieza para nuestra boda fue algo muy especial ya que queríamos que se notara que cada detalle del evento formaba parte de nosotros. Era la primera vez que realizaba algo de tamaño similar y estuve trabajando durante aproximadamente durante un mes, haciendo y deshaciendo hasta que quedó tal y como deseábamos”, explica Vero.

guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando

Como ritual, celebraron la ceremonia de la arena, con arena de la playa de Valencia y de Barcelona, los lugares de nacimiento de cada uno. Las mezclaron dentro de un precioso marco de fotos de cristal mientras sonaba la canción Shallow. Fue una ceremonia inusual al completo, ya que en el momento del intercambio de anillos, los novios optaron por intercambiar unas pulseras de macramé como símbolo de su unión.

guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando

El banquete

Tras la sesión de fotos de pareja de la que disfrutaron Vero y Diego, llegaron al banquete entre un humo de color naranja que fue una gran sorpresa y que dejó fotos como estas.

guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando

La zona preparada para el banquete no podía ser más espectacular. Todos disfrutaron de las delicias que la masía había preparado para ellos en un espacio interior decorado a la perfección. Las mesas eran redondas con cristalería de diferentes colores, y el seating plan se organizó según la temática de viajes. Hasta los más pequeños tenían su propio rincón de diversión con unos tipis. Cada detalle estaba pensado al milímetro, y el resultado no podía ser de otra manera que sensacional.

guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando

Los novios prepararon para los invitados unos detalles a modo de agradecimiento por acompañarles en un día tan especial: macramés colgantes y plantitas crasas de VdC. También obsequiaron a sus madres y hermanas con ramos de flores, a sus padres con unos relojes de madera que llevaban grabado el logo de la boda, y proyectaron un vídeo final dando las gracias que habían grabado un año antes en el que todos los invitados salían bailando junto a ellos.

guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando

Baile de los novios

Llegado el momento del baile, los novios tenían preparado un mix de tres canciones, entre ellas el baile de Dirty Dancing, que a la novia le hacía mucha ilusión. ¡Fue uno de los momentos más divertidos del día!

guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando
guardarFoto: Diego de Rando
Foto: Diego de Rando

“Ahora que ya ha pasado la boda, estamos seguros de que volveríamos a organizarlo todo una y otra vez, porque nos lo pasamos pipa. Todos los invitados estaban fascinados por el lugar, la comida y todos los detalles durante la boda. Muchos invitados nos han dicho que ha sido la boda más bonita y detallista en la que han estado nunca. Nos sentimos muy felices de que nuestro objetivo, que los invitados disfrutaran al máximo, lo conseguimos”, aseguran los novios. ¡Enhorabuena pareja!

 

Vestido: Intropia Atelier | Tocado: Moncollier Bcn | Zapatos: Monge Shoes | Maquillaje y peluquería: Raquel Coronado, de Reguapa | Ramo: Floristería Sayas | Traje y zapatos del novio: José Nolla | Prendido floral: Floristería Saya | Vestidos de hermanas: Zalando | Lugar: Mas Les Lloses | Decoración y flores: Floristería Saya y Vero Ruiz | Regalos invitados: Vero Ruiz y VdCPhotocall: Vero Ruiz | Música y luces: Infinito Eventos | Fotografía: Diego de Rando | Vídeo: Los Ruiz Producciones

Quizás también te interese:

Nuestro mejor atardecer: la boda de Aurora y Fernando

A pleno pulmón: la boda de Silvia e Ignacio

Con la luna llena: la boda de Tania y Nasta

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Los Ruiz Producciones Videógrafos bodas
Intropia Atelier Diseñadores de novia
Diego de Rando Fotógrafos bodas
Moncollierbcn Tocados y Complementos