ES Inicio
ES

Un viaje de fin de carrera que cambiaría sus vidas: la boda de Carmen y Rafa

A Carmen y Rafa los unió un viaje de fin de carrera a Punta Cana. La clase de ella no había preparado nada, por lo que, ni corta ni perezosa, decidió unirse a la propuesta de los compañeros de Rafa, sin saber que no solo haría uno de los viajes más importantes de su vida, sino que este cambiaría para siempre en las paradisíacas playas dominicanas.

Foto: Paco Basallote.

Tras el viaje, comenzaron una relación que desde el principio vieron que tenía todos los ingredientes para prosperar. Y así fue hasta el día en que Rafael, armado de valor, pidió matrimonio a su chica en el restaurante Abades Triana de Sevilla. “Nada más sentarnos, Rafa me preguntó: “¿Por qué no nos casamos?”. Casi me caigo de la silla, me cogió totalmente desprevenida después de tantos años juntos, ¡incluso pensaba que era una broma! Pero su cara decía que iba muy en serio así que dije un sí rotundo, me puso el anillo, un solitario de Suárez, y se me escaparon unas lagrimitas inevitables”, recuerda la novia.

Foto: Paco Basallote.

Por todo el mundo es sabido que el que luce en su boda, es uno de los estilismos más recordados de la vida de cualquier mujer y Carmen tuvo claro desde el principio cómo quería que fuese su vestido, una creación de Carmen Ramírez. “Sinceramente, no podía haber sido más acertado. Nos compenetramos muy rápido y entendió mi idea enseguida. Me apetecía llevar una falda de tela brocada con la parte de arriba lisa y el resultado fue genial. Añadimos un escote en la espalda que me encanta y un lazo de adorno en la cintura en la parte posterior”, cuenta la novia. Las fotografías de Paco Basallote, captaron cada instante de los preparativos de Carmen, dejando imágenes para el recuerdo.

Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.

Como joyas, Carmen apostó por piezas que tenían un valor sentimental para ella. Así, el anillo de pedida, tenía una bonita historia detrás, ya que era de su suegra. “Lo compró mi suegro hace años y se lo cedió a la madre de Rafa hasta que él encontrara a la mujer de su vida. Yo cada vez que se lo veía, sin saber nada de esta historia, le decía lo bonito que me parecía, ella ponía una media sonrisa que yo no entendía muy bien y no decía nada más. El día de la pedida, al abrir la caja del anillo, me quedó claro que significaba esa media sonrisa”, explica Carmen. Los pendientes pertenecían a la madre de Carmen y para completar su look, sus amigas le regalaron una diadema de hojas “preciosa” que completaba su estilismo a la perfección.

Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.

Para los zapatos, regalo de su madre, Carmen escogió unas sandalias plateadas estilo peeptoe de Jimmy Choo. El ramo, de rosas blancas Austin y limonium fue obra de la hermana de la novia, wedding planner del Cátering Alcazaba. La peluquería y el maquillaje de María Navarro y Silvia Gil terminaron de convertir a Carmen en una preciosa novia romántica y clásica a la vez.

Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.

Por su parte, Rafa apostó por un chaqué clásico de Derby 1951 para deslumbrar en su gran día. Y realmente estaba guapísimo cuando llegó al Santuario de la Virgen de Linarejos del brazo de su madre y madrina para dar el sí quiero.

Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.

Durante la ceremonia y ya antes de la misma, la cámara de Paco Basallote, el fotógrafo elegido por los novios, captó algunos de los momentos más especiales, como la entrada de una emocionada Carmen del brazo de su sobrino, las miradas de los niños del cortejo o la emoción del sí quiero. Tras el enlace, por supuesto, la lluvia de pétalos y confeti acompañó a los novios a la salida del templo.

Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.

Ya convertidos en marido y mujer, tanto los novios como sus invitados se dirigieron hasta la finca La Marquesa, donde, de la mano del cátering Alcazaba tuvo lugar el convite, no sin que antes Paco Basallote y su equipo hiciesen las primeras fotos de los recién casados que, además, entregaron el ramo de la novia como ofrenda en un templo cercano.

Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.

Las wedding planner del cátering (M&M Catering Alcazaba) se encargaron de que no faltase ningún detalle en la decoración. Como elementos especiales, los centros de mesa, “unas originales cajas de madera repletas de rosas, limonium, eucalipto y lisiantum” y los meseros, unas Meninas del artista Miki Flores (tio de Rafa). “Como nuestras familias son muy taurinas, las Meninas indicaban el nombre de las mesas con terminología relacionada. Pol&Coe, la ilustradora gráfica con la que trabaja el catering, nos hizo unas delicadas minutas que se integraban a las mil maravillas en la mesa”, explica Carmen.

Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.

Y como detalle para las invitadas, un regalo de lo más especial: un tocado de flores diseñado por la novia, que tiene su propia empresa dedicada a ello (D’Mamen). “Me pereció algo bonito y práctico y además me gustaba la idea de que se acordaran de mi cada vez que se las pusieran”, recuerda la novia.

Foto: Paco Basallote.

El banquete dio paso a uno de los momentos más especiales de cualquier boda, el baile de los novios, en el que Carmen quiso sorprender a su chico: “El baile es lo que mejor recuerdo y lo que más me emocionó. Rafa lo dejo en mis manos y le di la sorpresa de Bailar “ Si tú me dices ven lo dejo todo”. La gente se emocionó muchísimo”.

Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.
Foto: Paco Basallote.

Y es que cuando una historia de amor es tan bonita y sólida como la suya, y los novios ponen tanta ilusión en preparar cada detalle de su enlace, nada puede fallar en el gran día. ¡Enhorabuena a Carmen y Rafa y muchas gracias por compartir vuestro enlace con nosotros!

Si te ha gustado esta boda, no te pierdas la de Odila y Alberto con vuelta al mundo en un solo día incluida, ni la de David e Inma, una historia de amor marcada por el embrujo de Granada y la magia de París.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información