ES Inicio
ES

Cómo conseguir el bronceado perfecto para tu boda: 6 necesarios consejos

No es oro todo lo que reluce y es que conseguir un bronceado perfecto no es cosa de dos ratos. Lleva trabajo. Cuesta su tiempo y dedicación. Estar al sol varias horas, durante varios ratos, siempre usando crema protectora e hidratándose mucho no es algo que a todas las chicas les guste. Algunas se lo toman como un descanso, ya que lo asocian a vacaciones. Para otras es un calvario llegar a conseguir un moreno y más si la boda se celebra ese mismo verano. Sin embargo, os damos, a invitadas y novias, algunos trucos para que tu moreno sea el ideal.

Foto: LuisMa Reyes

1. Prepararte para el sol

Es necesario que 15 días antes de que te expongas al sol directamente apliques algún producto pre-bronceador, también llamado bloqueador, que puedes adquirir en cualquier tienda de productos de belleza, perfumería o droguería. Éstos sirven para activar la melanina y evitar así las quemaduras. Utilízalo durante los primeros días y tendrás un color más bonito y un bronceado más duradero.

2. Dieta para la piel

Sí, sí, como lo lees. Puedes prepararte semanas antes consumiendo alimentos ricos en caroteno, como la zanahoria o el tomate, y alfacaroteno, con el maíz, el brócoli y el kiwi. Todo ello para mejorar la pigmentación de la piel y evitar que los rayos UV te provoquen algún daño posteriormente. Además, los productos ricos en vitamina E y B, como el pescado y las legumbres, evitarán la deshidratación y la descamación de la epidermis. También puedes sumar a tu dieta antioxidantes en cápsulas como el betacaroteno y el licopeno.

Foto: Dani Medina

3. Exfoliarte como algo rutinario

Se trata de un procedimiento que elimina las células muertas de tu piel con el objetivo de que tu bronceado dure algo más. ¿Cómo hacerlo? Con un paño mojado con agua tibia frota tu cuerpo haciendo pequeños círculos que no duren más de dos minutos en cada zona, insistiendo en las que son más propensas a la acumulación de células muertas: espalda, codos, rodillas y pies; y después, enjúagate. Estos productos los venden en supermercados y demás tiendas e incluso puedes hacerte uno casero a base de azúcar, limón y miel.

4. Que el protector en crema sea tu mejor amigo

Ello te ayudará a prevenir la presencia de las odiadas manchas y conseguirás, de paso, un bronceado uniforme. Si no sabes cuál comprar, pide ayuda en la tienda para elegir el más adecuado en base a tu tipo de piel. Si eres de las que prefiere los aceites, evita los que no tienen protección, ya que aceleran el envejecimiento prematuro y favorecen las quemaduras solares.

Lo ideal es aplicarse el foto-protector 30 minutos antes de salir de casa y renovarlo cada dos horas durante la exposición, para conseguir el mejor bronceado. Además ten en cuenta zonas más sensibles como el labio superior, los párpados, cicatrices y lunares… Para ellos puedes usar los sticks solares, ahora también en roll-on.

Foto: Jorge Márquez

5. Tomando el sol…

Cambia de posición cada cierto tiempo para evitar la insolación y las quemaduras solares. Al final del día toma un baño con agua tibia para eliminar los residuos del filtro solar y cerrar los poros.  Ten cuidado además con medicamentos como antibióticos y otros, puesto que generan una fotosensibilización de la piel, lo que favorece la aparición de manchas. Habla con tu médico y que éste te aconseje.

6. Hidrátate mucho

Recuerda tomar dos litros de agua durante el día e ingerir alimentos hidratantes, usando crema, leche o gel después del sol. Ideales son los que contienen manteca de cacao o aloe vera, puesto que tienen efectos calmantes, anti-inflamatorios y regeneradores. Servirán para evitar el efecto rebote con el que podrás llegar a tener dolor, ardor o infecciones.

Foto: Javier Arroyo – Atelier fotográfico

Recuerda varios datos importantes y es que hay horas que son muy críticas para tomar el sol y que no te benefician si lo vas a hacer durante poco tiempo y de forma intensiva, estas horas son de 12 de la mañana a las 4 de la tarde. Además, no hay un bronceado uniforme y luminoso sin una correcta hidratación de la piel. Lo mejor es una exposición solar progresiva y saludable, con protección solar, por supuesto. Todo ello se traducirá en un bronceado más duradero para el día de la boda y después.

Por último, te recomendamos conocer las viajes únicos que debes hacer antes de casarte, los libros que leer antes del “sí, quiero” o 10 cosas que tenéis que hacer antes de casaros.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información