Cómo cuidar tu piel antes de la boda: 6 consejos necesarias

Descubre qué sí y qué no te viene bien para que tu piel esté radiante cuando llegues a tu boda. Una experta maquilladora nos da las claves para preparar tu piel para tu gran día y que puedes poner en práctica siempre.

Cómo cuidar tu piel antes de la boda: 6 consejos necesarias
Foto: Cristina Lobato
  • Tratamientos y Bienestar
  • Consejos
  • Guest-blogger
  • Preparación de la novia

Si bien es cierto que el maquillaje consigue hacer milagros y que es esencial encontrar una buena profesional que sepa cómo resaltar cada uno de nuestros rasgos y saber ocultar aquellos que no nos favorecen tanto, también es muy importante tener una piel bien tratada. Una buena preparación de la piel es clave para lucir un maquillaje radiante el día de la boda. Nuestra piel será el mejor lienzo y para ello, es primordial que esté equilibrada y esto debería formar parte de nuestro día a día y por tanto también del calendario de belleza de la novia.

¿Cómo conseguir una piel cuidada y radiante? Os contamos qué medidas debéis seguir para ayudar al maquillaje a cumplir las expectativas depositadas en él. ¡Todo para potenciar vuestra belleza!

1. Acude a un centro estético

Busca ayuda profesional. En este tipo de centros realizarán un buen diagnóstico de tu piel y, en base al criterio del profesional, te recomendarán diferentes tratamientos según las necesidades de tu piel. Te recomendamos que lo hagas unos dos meses antes de la boda.

2. Cuidados beauty en casa

Si por alguna razón no puedes acudir a un centro estético, puedes realizar un ritual de cuidado diario en casa para mejorar el estado de tu piel. Afortunadamente contamos con cosméticos que nos permiten realizar en casa tratamientos de higiene y belleza sin ningún tipo de riesgo para la salud de nuestra piel. La preparación de la cara requiere de un cuidado diario de limpieza profunda, aplicación de tónicos y protección del sol, entre otros. Los tratamientos intensivos unas semanas antes de la boda pueden mejorar la piel, pero no hay nada como la prevención y el cuidado permanente.

Pero es importante conocer bien las rutinas para cuidar la piel desde casa, tanto lo que debéis hacer por la mañana y por la noche:

Rutina de mañana

  1. Limpia el rostro con un limpiador facial específico para tu tipo de piel. Aplica el gel limpiador y masajea realizando círculos descendentes en cuello y escote, y ascendentes en el rostro. Después retira el producto con abundante agua.
  2. Aplica un tónico a toquecitos con la ayuda de un disco de algodón.
  3. Utiliza una crema hidratante de día que esté indicada para tu tipo de piel.

Rutina de noche

  1. Si estás maquillada, el primer paso será desmaquillar ojos y labios.
  2. Extiende una cantidad generosa de leche limpiadora sobre rostro y cuello. Trabaja el producto con movimientos amplios y rápidos, después retíralo con pañuelos de papel.
  3. Aplica un tónico facial.
  4. Por último, aplica un tratamiento de noche adecuado a tu tipo de piel. En este momento también sería oportuno utilizar un contorno de ojos antiarrugas si fuera necesario.
guardarClick10 Fotógrafos
Foto: Click10 Fotógrafos

3. Peeling una vez por semana

Así eliminarás las células muertas que obstruyen los poros de la piel y favorecerás la renovación celular de las capas más profundas. En el mercado hay gran variedad de peelings pero los más recomendados son los que contienen ácido glicólico.

4. La limpieza de cutis

Si se necesita una limpieza de cutis, lo ideal sería realizarla con no menos de 20 días de anticipación, ya que con dicho tratamiento se hace una movilización de las impurezas que puede provocar alguna reacción de la piel o alergias y seguro que en el gran día queréis estar perfectas. Otra opción, menos eficaz, es que vosotras mismas os hagáis un tratamiento en casa con la ayuda de un desmaquillante, tónico y mascarilla.

5. El sol y el tabaco, enemigos de la piel

Los perjuicios del sol hacia la piel ya son conocidos por todo el mundo. Las manchas, las arrugas y el resecamiento son algunos de los enemigos más temidos. Además, el bronceado muy intenso tiene una contra adicional cuando se trata de las novias y es que no queda muy elegante en contraste con el vestido de novia blanco. Nada niega el encanto de un bonito tono, pero no se puede exagerar y llegar al límite. El vestido blanco con la cara muy quemada no queda elegante.

Con respecto al tabaco, se recomienda no fumar. El tabaco es una de las cosas que más perjudiciales para la piel, además de otros tantos problemas en la salud que provoca. En el caso de la piel, le quita frescura y realmente la diferencia es notoria entre las personas que fuman y las que no.

6. El agua y la alimentación

Beber uno o dos litros diarios de agua es una receta bastante trillada de belleza, pero no por eso es incierta. Las expertas aseguran que la diferencia se nota entre quienes hacen el esfuerzo de tomar bastante agua y las que no lo hacen. Si a ello se le suma el poder de una buena alimentación en base a frutas y verduras, todo ayuda a mejorar el estado de la piel enormemente. Antes del gran día, recordad no abusar de los fritos, picantes y chocolates.

Esperamos que hayáis tomado nota de estos consejos y los pongáis en práctica y sobre todo, que os dejéis aconsejar siempre por profesionales de la belleza que sabrán qué es lo mejor para vosotros.

Selecciona a los proveedores que quieres contactar

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Comentarios (1)

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!