Aquí, ahora y para siempre: la boda de Paula y Guille

Aquí, ahora y para siempre: la boda de Paula y Guille

Los novios querían una boda de estilo romántico, pero íntima y diferente, llena de matices gallegos, por lo que eligieron Rectoral de Cobres para disfrutar del gran día. No te pierdas cómo fue.

  • Real weddings
  • Shooting
  • Estilo vintage

La relación de Paula y Guille comenzó en la adolescencia. Cuando se conocieron, a pesar de saber que estaban hechos el uno para el otro, solo comenzaron una relación de amistad, una relación que se afianzó con el paso del tiempo, ni ellos sabían lo que el destino les tenía preparado: la oportunidad de amarse y de jugar con la magia, la magia del amor.

guardar
Foto: Rosa Garrido

Se conocieron mientras estudiaban en el instituto y congeniaron nada más verse, aunque cada uno tenía una personalidad muy marcada y diferente. Guille era tímido y alegre, de esas personas que transmiten paz y la contagian. Paula, por el contrario, tenía un carácter fuerte, las ideas claras y un punto de locura que enloquecía a Guille. Esos extremos, confiesan, que fueron los que les hicieron unirse y, aunque en un principio solo fueron amigos, con el tiempo se enamoraron “locamente”.

guardar
Foto: Rosa Garrido

Tras un tiempo separados, se reencontraron. Recuerdan ese momento como “un instante mágico que tenía que llegar. Llegó ese momento en el que irremediablemente la vida nos vuelve a poner en el mismo lugar a la misma hora”. Se miraron, se avergonzaron y se entendieron con solo un gesto. Desde ese momento se regalaron la oportunidad de amarse y nunca más volverse a separar.

Cuando decidieron casarse, tenían claro que celebrarían una boda de estilo romántico, pero íntima y diferente. Querían elegir un lugar en el que pudieran pasar la noche previa a la boda juntos, como cada día, y prepararse para el “sí, quiero” en compañía el uno del otro. Querían vivir el día intensamente pero disfrutando de cada segundo, por ello, escogieron Rectoral de Cobres. Paula y Guille son amantes de los viajes y de otras culturas, pero sobre todo de su propia tierra, por ese motivo decidieron casarse en un lugar lleno de matices gallegos: una casa de piedra rodeada de naturaleza y montañas, con un cielo gris y un día lluvioso.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Asimismo escogieron una fotógrafa que supiera captar la esencia del día y plasmarla en fotografías como estas, obra de Rosa Garrido.

guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido

Los novios

La novia escogió un vestido y zapatos de Otaduyque acompaño con un precioso tocado en tono cobre y pendientes de M de Paulet. La lencería que decidió lucir fue de Serendipity Intimates, sencilla, romántica y sensual, como ella.  Angela Garrote se encargó de maquillar a Paula, resaltando su belleza con un ahumado en los ojos en tonos marrón y cobre, y un labial en color rojo, que combinaba a la perfección con el peinado semirrecogido con ondas que le hizo Peluquería Chloe.

Por su parte, el novio vistió un traje de Roes en color negro con chaleco burdeos y pajarita negra, con el que estaba radiante.

guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido

La ceremonia

Llegado el momento de la ceremonia civil, hicieron su aparición en el lugar, que juntó a la mágica puesta en escena se convirtió en un momento irrepetible. Los acompañó una gran amiga, encargada de oficiar la ceremonia, que leyó textos llenos de emoción contando historias y anécdotas vividas que transportaban a todos a esas vivencias inolvidables.

guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido

El banquete

Tras el “sí, quiero”, llegó el momento del banquete, del que disfrutaron rodeados de las enredaderas de un viejo invernadero. Como Paula y Guille no querían una boda tradicional, La Narunera, encargada de la decoración y organización del gran día, les propuso añadir pinceladas de diferentes estilos y darle un toque vintage y decadente a cada rincón. Eligieron flores de Galo Floristas en tonos rosas y granates, y crearon composiciones silvestres. Acompañaron la mesa con decoración en papel de Morrocotudo Estudio, platos pintados a mano de G de C a juego con las flores, velas de Velas de la Ballena y caminos de macramé. Las mesas elegidas eran antiguas y restauradas, sobre las que colocaron candelabros, cubertería y vajilla de Gretta art&decco, en tonos dorados.

Para el postre, no pudo faltar una mesa de dulces impresionante, presidida por una gran tarta red velvet, la preferida de la novia.

guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido

Baile de los novios

Para este momento tan especial, los novios eligieron Perfect, de Ed Sheeran, con el que inauguraron la fiesta, en un salón iluminado gracias a Pirotecnia Argimiro Albores y rodeados de velas. ¡Enhorabuena por esta preciosa boda!

guardar
Foto: Rosa Garrido
guardar
Foto: Rosa Garrido

Wedding plannerLa Narunera | Foto: Rosa Garrido | Lugar: Rectoral de Cobres | Vestidos y zapatos novia: Otaduy | Tocado y pendientes: M de Paulet | Lencería: Serendipity Intimates | Maquillaje: Angela Garrote | Peluquería: Peluquería Chloe | Trajes novio: Roes | Papelería: Morrocotudo Estudio | Platos pintados a mano: G de C | Vajilla: Gretta art&decco | Macramé: Myzali New Macrame | Flores: Galo Floristas | Velas: Velas de la Ballena | Bengalas y humo color: Pirotecnia Argimiro Albores

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

La Narunera Wedding planners
Morrocotudo Estudio - Online Invitaciones de boda
Otaduy - Madrid Diseñadores de novia