Publicidad

Decisiones de las que puedes arrepentirte después de la boda

Ten en cuenta estos consejos y no tendrás ningún miedo en echar la vista atrás un año después de tu enlace.

Decisiones de las que puedes arrepentirte después de la boda
  • UN&DOS SOMOS UNO
  • Sponsored
  • Pareja
  • 2019

Planificar una boda puede llegar una ardua tarea, y no en vano, complicada. Gracias a eso puedes llegar a tomar decisiones que con el tiempo puede que te arrepientas. Es por ello, que has de tener en cuenta esas decisiones futuras y estar al tanto para que puedas pensarlas dos veces antes de tomarlas. Siempre será mejor prevenir. Toma nota de las posibles decisiones:

guardarDescubre la cuenta Un&Dos
Foto: Shutterstock

No establecer un presupuesto

Si algo es seguro, es que cada pareja quiere tener una boda preciosa y a su gusto; sin embargo, es importante que desde un inicio se fije un presupuesto aproximado al que atenerse e intentar cubrir los gastos sobre ese presupuesto. Para ello, lo principal es tener ahorros en común  y no terminar gastando más dinero del debido. Una boda a tu gusto, sí pero no a cualquier precio. Para ello es importante tener una cuenta bancaria conjunta que te ayuda a ti y a tu pareja a mirar hacia el futuro. Asumir gastos que no puedes permitirte no es un buen comienzo. ¿Un consejo? haced un esquema común con todos los gastos estimados y el presupuesto que vais a destinar a cada uno de ellos.

Imitar a los demás

Suele ocurrir que mientras estés planeando tu boda, acudas a otras parejas de amigos que se encuentren en la misma situación que tú. Es importante dejarse aconsejar pero no influenciar sobre lo que nos comentan esas otras personas. En primer lugar has de tener claras tus ideas y de hacer de tu boda algo único y espacial acorde a tus gustos y necesidades. Un día único que en nada se parezca al de los demás.

Preocuparse en exceso por lo que dirán

La realidad de la vida es que jamás lograrás tener a todo mundo satisfecho. Siempre puede haber detalles que no gusten, o simplemente transmitan indiferencia. Es por ello, que lo mejor es pensar en lo que te guste a ti y a tu pareja. Es importante pensar en los demás, pero sin obsesionarse por ello. Planea aquello que quieras, de acuerdo a lo que siempre has soñado. El gusto o disgusto de los demás es problema de ellos. ¡Disfruta!

guardarDescubre la cuenta Un&Dos
Foto: Shutterstock

No contratar fotografía y vídeo

Existen parejas que, haciendo un esfuerzo por ahorrar dinero, no contratan fotografía ni videografía para su boda. ¡Error! Es preferible que reduzcas presupuesto de otras cosas (por ejemplo, la lista de invitados), a perder la oportunidad de tener este servicio. Al final del día, será lo único que tengas además de tu recuerdo para revivir el gran día. Pasarán los años, y el vídeo las fotografías siempre estarán ahí para acompañarte. Además, podrás enseñárselo a tus nietos y será un momento increíble para compartir con ellos.

No negociar

La vida en general se trata de negociar. En todo tipo de relaciones lo tendrás que hacer, por lo que no has de tener miedo llegado el momento y negocia con tus proveedores. Si dicen que no, no pierdes nada pero ¿y si dicen que sí? Estarán disponibles para ti del otro lado, ganando un beneficio. Toma nota de las cosas que puedes olvidar si no contratas a un wedding planner en tu boda.

Quedarse con lo primero que ves

Sabemos que existen muchas novias que tienen muy claro lo que están buscando y que, cuando ven el primer vestido de novia, se enamoran perdidamente de él. A pesar de ello, busca otras opciones. Una vez que lo hayas hecho, si todavía lo tienes claro y crees que el primer vestido es el adecuado, ¡adelante! Pero no pierdas la oportunidad de probar más de uno, tendrás una visión más global de lo que quieres.

guardarDescubre la cuenta Un&Dos
Foto: Shutterstock

Invitar a personas por compromiso

Párate a pensar un segundo, seguramente te vendrán a la memoria todas aquellas personas que hace un año estuvieron en tu vida y a día de hoy ya no están. Ya sea porque tuviste tus diferencias, o porque simplemente la vida y las circunstancias os separaron. Es en este momento cuando debes valorar a qué personas invitarás a tu boda. Piensa si es un futuro, pasados los años seguirás teniendo relación con esas personas o existe el riesgo de arrepentirte de haberlas agregado a la lista. Elabora con dedicación tu lista de invitados e invita con el corazón.

Cuida de los tuyos

Te has casado, sí pero no debe significar que puedas dejar de lado a los tuyos. Una vez transcurra la boda y vuelvas de tu luna de miel, querrás seguir teniendo relación con las personas que te rodean. Cuida tu relación con todos ellos, es importante tener cerca a los tuyos.

Estamos seguros que si tomas en cuenta estos puntos, tendrás mas tranquilidad cuando mires hacia atrás transcurrido un año de tu boda. Cuida estos detalles, pero sobre todo disfruta el momento. ¡Recuerda que es único!

Quizás también te interese:

12 cosas que te indican, sin lugar a dudas, que estás preparada para casarte

6 consejos para olvidarte del miedo antes de la boda

12 propósitos para ser la pareja perfecta este 2019

Publicidad

Escribir un comentario