Publicidad
¿Desconfías de tu pareja en la despedida de soltero? ¡Eso dice mucho de tu relación!

¿Desconfías de tu pareja en la despedida de soltero? ¡Eso dice mucho de tu relación!

Los celos no son sinónimo de amor sino de posesión, de apego y de inseguridad en uno mismo. Si sientes celos al pensar en la despedida de soltero de tu pareja, ¡tienes que leer lo que nos cuenta una experta!

¿Desconfías de tu pareja en la despedida de soltero? ¡Eso dice mucho de tu relación!
Foto: Shutterstock
  • Vida en pareja
  • Pareja

La confianza es uno de los pilares básicos sobre los que se sostienen las relaciones de pareja. Junto con el amor y el respeto constituyen la receta esencial para que una pareja se desarrolle de manera sana y duradera. En términos estrictos la confianza es la esperanza o la seguridad de que otra persona se comporte de una manera determinada, aunque en la práctica, cada persona tiene una imagen mental de lo que este término significa. Para algunos confiar es poder contarle a esa persona cualquier secreto y saber que no lo contará a un tercero. Para otros, será que esa otra persona siempre estará a su lado cuando lo necesiten. Habrá quien opine que la confianza es poder “ser uno mismo” en presencia de esa persona sin temor a ser juzgado. Y también quien piense que confiar en alguien es no tener celos.

Publicidad

Hay un momento en el periodo de la organización de una boda en que la confianza entre las parejas se pone a prueba, se trata de la despedida de soltero o soltera. Esa celebración supone para muchas parejas un mal trago, un replanteamiento de cuánta confianza tienes con quien te casas. Se trata de una celebración en la que supone que el novio o la novia vivirá su última fiesta como persona soltera, que ya nunca volverá a ser lo mismo, y que por costumbre querrá despedirse de la soltería por todo lo alto. En el momento en que se empieza a acercar la fecha de la despedida se ponen en marcha una serie de sentimientos que para algunos nunca habían sentido antes y para otros son ya viejos conocidos. Se trata de la desconfianza y los celos.

guardar
Foto: Shutterstock

Dicen que la imaginación es mucho más poderosa que la información y el conocimiento, y es cierto que dejar volar la imaginación e imaginar ciertas cosas sobre cómo será la despedida de tu pareja te pueden llevar a sentir mucha inseguridad al respecto. Pero ¿cuál es realmente el problema de que tu novio/a se vaya a hacer una fiesta con sus amigos? En mi opinión, no debería haber ningún problema si tu confías en tu pareja y sabes que te quiere y te respeta. Y si no lo tienes claro ¿no crees que debes replantearte el casarte con él? La confianza no es algo que se otorgue sin más, es una seguridad que se va ganando con el tiempo, con un trabajo anterior. En este sentido es muy importante para una pareja el diálogo sincero sobre los gustos, al aspiraciones, las inquietudes y tener claro los términos de “pareja” que queremos tener porque hay muchos tipos de pareja y la fidelidad no entra en los términos de todas ellas. Si eso no está trabajado, si no estás segura de que tu novio no va a hacer nada que te pueda herir, entonces debes hablarlo con urgencia, no solo por la despedida de soltero sino por la vida juntos que está por venir.

Y no se trata de hablar con él o ella y prohibirle que haya una stripper en su fiesta, porque eso sería tomar una decisión unilateralmente sobre cómo deben ser las cosas entre vosotros y en ese caso también se estaría faltando a la confianza y el respeto de la pareja. La imposición de que no haya stripper es una falta a la libertad de tu pareja, si coartas el derecho a decidir de tu novio o tu novia puedes acabar teniendo una relación poco saludable. Al final la stripper es lo de menos, un striptease no es más que una puesta en escena, un espectáculo que en la mayoría de los casos sirve para avergonzar al novio/a mientras sus amigos se ríen de su cara de circunstancias. Si esa situación te supone un problema debes buscar en tu interior cuáles son los motivos reales. Si temes que desee a otra persona que no seas tú, tengo que decirte que sentir deseo es algo inherente al ser humano y que puede pasar en cualquier momento.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

guardar
Foto: Shutterstock

Pero su deseo no es el problema. El problema es qué piensas sobre lo que es él para ti, tu propiedad, tu equilibrio, tu salvavidas. Los celos no son un sinónimo de amor, más bien son sinónimo de apego, miedo a perderlo, de posesión, creer que esa persona te pertenece y también de inseguridad sobre uno mismo y sobre la relación. Ambrose Bierce definió ya a principios del siglo XX al celoso como “persona indebidamente preocupada por conservar lo que solo se puede perder cuando no vale la pena conservarlo”. Aunque esta descripción es casi un trabalenguas y está escrita en un un contexto satírico, es completamente cierto, si hay algo que no vale la pena conservar es una relación en la que no hay respeto por lo pactado. No digo que tenga que ser necesariamente fidelidad, hay parejas que pactan otras cosas, lo que sí es importante es que una vez hecho el pacto, los términos se respeten. Sean cuales sean. Y si en algún momento nos dejan de interesar esos términos se hacen otros nuevos conjuntamente. Por ejemplo, habíamos acordado sernos fieles, pero ahora nos apetece ser libres dentro de la relación, pues se cambia. Pero si pactas fidelidad y luego no la cumples, habrás faltado a la confianza de tu pareja y a tu propia palabra. Y eso supondrá que no valía la pena conservar esa relación.

Por todo ello, en mi opinión se trata de evaluar la confianza en general entre la pareja. Si tu pareja se ha ganado tu confianza durante mucho tiempo no te dejes llevar por emociones que no favorecen. Dialoga con él, no con una amiga que te dará su opinión cargada de experiencias que no tienen porque servirte, habla con tu chico con franqueza, coméntale tu preocupación y lo más seguro es que sus palabras te tranquilicen y te des cuenta de que no hay nada por lo que angustiarse. Y también busca tu diálogo interno, si quieres con la ayuda de un coach, para averiguar cuales son los motivos reales de tu angustia y analiza porqué están ahí. Cuando los celos aparecen es necesario hacer autoindagación y tomar consciencia cual es la causa para poder ponerle solución. Si no, el monstruo de ojos verdes tomará el control.

Eva Navarro es coach prenupcial, puedes contactar con ella aquí.

Quizá te interese: 

Cómo lograr una comunicación asertiva con tu pareja

5 creencias falsas sobre los celos para desterrar

Tu boda: ¿tienes miedo a ser la protagonista?

Publicidad

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!