Más de 600 velas para iluminar tu corazón: la boda de Ana y Eduardo

Más de 600 velas para iluminar tu corazón: la boda de Ana y Eduardo

La amenaza de lluvia no pudo borrar la sonrisa de Ana y Eduardo el día de su boda. Sus sonrisas iluminaban sus rostros igual que las más de 600 velas que dispusieron en la decoración iluminaban los salones. ¡No te pierdas esta boda!

  • Real weddings
  • Romántico
  • 2014
  • Asturias

Ana y Eduardo son una de esas parejas optimistas a las que los contratiempos no borran la sonrisa. Y es que aunque la lluvia hizo aparición en su boda, no perdieron en ningún momento el buen humor ni las ganas de pasarlo bien junto a sus invitados. ¿El resultado? Una maravillosa boda fotografiada por Pelayo Lacazette y decorada por Cristina y el equipo de Bliss Eventos con la ayuda de la propia novia.

guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.

Desde el primer momento, Ana tuvo muy clara como quería que fuera su enlace. De hecho, recuerda Cristina, de Bliss Eventos, cuando contactó con ellos ya había ideado toda la decoración: “Tanto ella como su madre tenían muy claro como querían todo y de qué manera iba a ir toda la decoración del Club de Golf de Castiello (Gijón); el lugar que habían escogido para la boda”.

Con las ideas tan claras, Ana también supo desde el primer momento quien se encargaría del el modelo que iba a llevar en el que sería uno de los días más importantes de su vida. Desde el momento en que entró en el taller de Sole Alonso supo que ella sería la diseñadora de su vestido de novia . “Del vestido que voy a decir, mi vestido soñado, tal y como yo quería; ¡¡¡feliz con mi falda de tul!!!”, recuerda la novia.

guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.

Y es que, además de confeccionar para ella un elegante diseño con el cuerpo de crep, la falda de tul de seda, y un impresionante escote en la espalda rematado con una aplicación de flores doradas de Tocados Le touquet, Sole se convirtió en una de las mejores consejeras a la hora de rematar el look de la novia. De hecho, fue la diseñadora la que le quitó la idea de llevar el velo colocado de una forma tradicional y le sugirió que lo llevase a modo de capa en la espalda. Una decisión que, después, la novia le agradecería.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.

Por supuesto, Ana tampoco descuidó el resto de elementos que acaban de dar forma al estilismo de una novia. Los zapatos, impresionantes, eran unos Rockstud de Valentino en un tono rosado y fue el propio Eduardo quien se los regaló. Para el ramo, confió en El Invernadero de Oviedo a quienes encargó que este complemento fuese exactamente igual que el que había llevado su madre el día de su boda. Un detalle precioso que, además dio un resultado espectacular ya que el ramo, de sencillas flores blancas, no podía encajar mejor con el estilo de esta novia.

guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.

De la peluquería y el maquillaje se encargaron Julio, de Peluquería Suárez y Aida Carballo. La parte de Julio fue la más compleja porque a Ana le costó decidir lo que quería como peinado. Probó con varias opciones, casi todas ellas con la melena suelta, como es habitual que ella la luzca, pero finalmente se decanto por uno de los peinados que más seguidores gana entre las novias: la cola de caballo.

guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.

Eduardo, por su parte, apostó por la elegancia del chaqué, combinado con un chaleco rojo para su gran día y con ese look llegó a la Parroquia de San Julián de Somió, la de ambos, ya que a esta pareja, ambos de Gijón, ya les había unido el destino desde pequeños: Eduardo es el hermano mayor de una de las mejores amigas de Ana.

guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.

La llegada de la novia a la parroquia, a bordo de un  4X4 y acompañada de su padre y de los niños del cortejo, vestidos con el típico traje asturiano, fue uno de los más especiales del día.

guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.

Tras la ceremonia y pese a que la lluvia amenazaba con hacer acto de presencia, los novios se marcharon acompañados de Pelayo Lacazette a hacerse sus primeras fotos como marido y mujer. Esos momentos de intimidad los capturó también Héctor Torra, el encargado del vídeo de la boda.

guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.

La celebración tuvo lugar en uno de los salones del Club de Golf de Castiello, ya que la amenaza de lluvia no permitió hacerlo fuera como estaba inicialmente previsto. Hasta allí se trasladaron sus invitados que pudieron disfrutar de la decoración creada por la propia Ana, su madre y su suegra con la ayuda de Cristina, de Bliss Eventos. Ella fue quien el mismo día de la boda se encargó de colocar más de 600 velas por todo el salón donde se celebraba la boda. Las mesas estaban decoradas a base de hortensias, muchas velas y de enredadera que el padre de Ana, junto un amigo, habían ido a coger por el campo el día antes de la boda.

guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.

 

guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.

Tras el convite, servido por Balbona, comenzó la fiesta con barra de cócteles de GRG eventos incluida que ayudó a los invitados a disfrutar del gran día de Ana y Eduardo hasta la madrugada. Y por supuesto, cómo no, el baile de los novios y de estos con sus padres, dos momentos que ni ellos ni sus invitados olvidarán nunca.

guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.
guardarFoto: Pelayo Lacazette.
Foto: Pelayo Lacazette.

Y es que Ana y Eduardo son el mejor ejemplo de que cuando unos novios viven su boda con ilusión, y se rodean de profesionales como Cristina de Bliss Eventos y Pelayo Lacazette, el resultado siempre acompaña, aunque surjan contratiempos. ¡Enhorabuena a los dos y gracias por compartir vuestra boda con nosotros!

Si te ha gustado esta boda, no te pierdas el sí quiero de Miriam y Xavi, una pareja que buscaba algo diferente para el gran día, ni tampoco la de Ana y Pablo, una boda para la que fueron necesarias dos pedidas de mano.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Héctor Torra Videógrafos bodas
GRG Eventos Wedding planners
Peluquería Suárez Peluquerías novias
Catering Balbona Catering bodas
Sole Alonso Diseñadores de novia
Le Touquet Tocados y Complementos

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!