"Si tú me dices ven, habrá felicidad": la boda de María y Moisés

María y Moisés se conocieron una noche de verano en una fiesta que organizó María en su casa. Él fue invitado por una amiga suya y fue entonces cuando empezó todo entre ellos dos. Fueron pasando las semanas, los meses y los años y Moisés le pidió matrimonio el día de su cumpleaños en ese mismo lugar con un precioso anillo de oro blanco, diamantes y zafiro azul. ¡No pudo tener mejor regalo!

La pedida de mano la celebraron con la familia más cercana con una comida en casa de la madre de María, quien regaló un precioso y elegante reloj de Maurice Lacroix a su futuro yerno. Y donde los padres de Moisés le obsequiaron a ella con una maravillosa pulsera de oro amarilla y diamantes.

Los novios

El vestido de novia de María lo firmaba Valenzuela Atelier y fue el diseño con el que siempre se había imaginado: un vestido sin mangas con corte en la cintura y con detalles en color azul que desprendiera estilo y personalidad a raudales. Lo combinó con el modelo clásico de Manolo Blahnik en color azul y con un bouquet de paniculata. Opté por un ramo sencillo porque ya se había decanto por bordados, capa y bajofalda de tul en color azul y no quería recargar más el look. Quería centrar todo el protagonismo en su vestido de novia.

Para el peinado, optó por una trenza con un prendido de paniculata. Se la hizo Carmen de Peluquería Carmen, a la que dejó total libertad, ya que lleva años peinándola y siempre acierta. El maquillaje lo elaboró Isa de Termas y desde el principio tuvo clara la idea de que quería los labios rojos y unos ojos muy maquillados. Ambas hicieron un trabajo exquisito y la dejaron como una auténtica princesa.

Moisés estuvo hecho un pincel con su chaqué de color azul y zapatos de Tom Black que combinó con el reloj que le regaló su suegra en la pedida. ¡Un caballero de pies a cabeza!

La ceremonia

El gran día de María y Moisés fue el pasado 11 de junio de 2016 y se casaron en una finca de dehesa, propiedad del padre de la novia, llamada Casería de San Luis, en Santisteban del Puerto, Jaén. Decidieron celebrar la boda allí porque aparte de ser un espacio muy bonito, se trata de un sitio muy especial para María y sus hermanos, ya que su padre falleció cuando apenas eran unos niños y éste era su lugar favorito en el mundo.

La ceremonia civil se celebró a mediodía, en un sitio muy especial dentro de la finca: una antigua era, al aire libre, lugar que además de tener unas vistas privilegiadas al pueblo de Santisteban, el padre de María lo utilizaba para practicar tiro al plato y ellos jugaban de pequeños.

La ceremonia, fue muy emotiva, la amenizó un coro Gospel que hizo bailar a los invitados en todo momento y la ofició un tío de la novia. En ella participaron sus mejores amigos haciendo un gran esfuerzo y una bonita labor de colaboración para “casarles entre todos”.

El banquete

Ambos soñaban con una boda campestre, por lo que utilizaron cestas blancas con olivo y flores en tonos rosa para la decoración. Los centros de mesa los escogieron alargados de eucalipto y lisianthus rosas. Toda la papelería la hizo Moisés y las acuarelas del seating plan las hizo la novia con animales autóctonos.

Toda la organización y decoración de la boda corrió a cargo de los propios novios, ya que se dedican exclusivamente a ello. El nombre de su empresa es Si tú me dices…ven, ¡seguro que a más de una le suena! Una empresa con estilo y personalidad que se dedica al diseño, organización y gestión de bodas únicas y exclusivas. Prestando especial atención a los detalles con el objetivo de poder presumir de esa boda tan soñada y esperada. Pueden ofreceros desde detalles para los invitados a mesas de dulces, decoración floral, invitaciones y música en directo.

De hecho, ellos mismos montaron la carpa donde se celebró el banquete, hicieron los puestos y dejaron la boda totalmente montada la noche anterior al gran día. Fue sin duda, el trabajo más emocionante y difícil de toda su trayectoria profesional. El esfuerzo fue inmenso pero mereció muchísimo la pena, ¡volverían a hacerlo una y mil veces porque fue todo un éxito!

Pusieron varios food corner: arrocería ,asiático y freiduría, cada uno con su correspondiente decoración temática, en los que los camareros iban vestidos con la temática del puesto. También había un puesto de vinos dulces, típicos del Condado de Huelva, de donde es el novio.

Para la comida, ellos mismos hicieron una estructura de madera y telas blancas, repleta de plantas y con una fuente en la entrada. El catering corrió a cargo de El Aguador de Sevilla y para los invitados dieron pai pai de papel, sombrillas de bambú y cubre tacones, ¡el kit perfecto para una boda en el campo!

Baile de los novios

Para la barra libre volvimos a la zona del cóctel, debajo de los chaparros, que iluminaron con guirnaldas de bombillas de verbena y reutilizaron los food corner cambiando toda la decoración para transformarlos en barras: gintonería, whiskería, mojitos,…La barra libre fue amenizada con actuaciones en directo de Roberto Osorno y Espi´s Band, ambos de Sevilla, además de dj.

María y Moisés, gracias por confiar en nosotros para vuestra página web y lista de boda. Tuvisteis una celebración maravillosa y damos fe con estas preciosas imágenes de Marina Talavera, una grandísima profesional y amiga de los novios. Del vídeo se encargó el equipo de Visual HD y supieron captar en todo momento la esencia del evento y todos los detalles.

Una boda de lo más inspiradora para todas esas celebraciones que están por llegar en la próxima temporada estival.

Lugar de celebración: Casería de San Luis | Vestido de novia: Valenzuela Atelier | Traje de novio: Tom Black | Complementos de novia: Manolo Blahnik | Wedding planner y Decoración: Si tú me dices…ven | Catering: Aguador de Sevilla | Fotógrafo: Marina Talavera | Videógrafo: Visual HD | Maquillador: Isa de Termas | Peluquero: Peluquería Carmen

Quizás también te interese:

Ríe, llora y, sobre todo, disfruta: la boda de José y Moisés

De niños a adultos con una historia de amor de por medio: la boda de José María y María José

El “sí, quiero” de dos moteros: la boda de María y Sergio

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribir un comentario

Un día imposible de borrar: así fue la boda de Marta y Eduardo
Un día imposible de borrar: así fue la boda de Marta y Eduardo
Una boda que como bien dicen los novios, "tardó una eternidad en llegar y un suspiro en irse", pero toda quedará en un recuerdo imborrable gracias al excelente trabajo de Bamba&Lina.
Una boda en la que no faltó la buena música y la moda: el "sí, quiero" de Marta y José Ángel
Una boda en la que no faltó la buena música y la moda: el "sí, quiero" de Marta y José Ángel
Hoy queremos compartir con todos los lectores de Zankyou una boda diferente, original, llamativa e innovadora. Un enlace que fue inspirado en los años setenta y que se ambientó con colores muy otoñales. ¿Te la vas a perder?
Foto: Je t'Aime
Una historia que comenzó en Roma: la boda de Salima y Josemi
La boda de Salima y Josemi comenzó con una pedida de mano de película romántica en plena Fontana di Trevi

Crea gratuitamente una página web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información