ES Inicio
ES

Donde nos lleve la música: la boda de Blanca y Juan

La de Blanca y Juan fue una boda muy gallega, pese a que eso suponía celebrar el sí quiero en la tierra del novio, muy a pesar de la familia de Blanca que tuvo que desplazarse desde distintos lugares de España. Es solo un ejemplo de la clara determinación de esta pareja de hacer una boda que fuera “muy suya”, algo que ha quedado completamente reflejado en las fotos captadas por Momenta bodas.

Foto: Momenta bodas.

Tul de seda y encaje con un adorno bordado en forma de flor fueron los protagonistas del vestido de novia de Blanca, un precioso modelo de la colección Soft de Rosa Clará de gran caída y con escote ilusión en la espalda que dejó a todos sin aliento.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Como complemento, Blanca apostó por una diadema artesanal que imitaba una rama con flores de Oh! Anami. Fue el toque perfecto para el peinado que había elegido, un sencillo recogido semitrenzado del que se encargó Yago Piñeiro, autor también de su maquillaje, que de una manera muy natural, resaltaba la dulzura de su rostro.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

El ramo, un elemento que no puede faltar en ninguna novia, estaba compuesto por hortensias en tonos rosados. Una preciosa creación de la floristería viguesa Verde Agua, también responsable del resto de la decoración floral del enlace.

Foto: Momenta bodas.

Juan, como cualquier novio, no perdió la oportunidad de brillar en su gran día y lo hizo con un elegante chaqué en color azul marino, que se hizo a medida en Fields. Un chaleco color crema y una vistosa corbata verde completaban el conjunto en el que tampoco faltó una chistera, como buen caballero.

Foto: Momenta bodas.

La llegada de los novios y sus invitados hasta el Pazo da Touza, el lugar donde se celebraron tanto el enlace como la fiesta posterior, fue uno de los momentos más emocionantes del día. Y también uno de los más espectaculares, tal y como cuenta Blanca: “La entrada en el Pazo de nuestra familia y algunos amigos fue en coches antiguos, pertenecientes a la familia de Juan. El  vehículo en el que iba yo era un Daimler que normalmente se puede ver en el museo de Historia de la automoción de Salamanca. Lo mismo sucedía con el Dion Bouton que llevaron los padres de Juan. Ambos los sacaron del museo para nuestra boda, un gesto muy especial para nosotros”.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Tras la entrada de los novios, empezó la ceremonia, celebrada en los jardines del Pazo y llena de momentos especiales, ya que los amigos y familiares de los novios los que compartieron con ellos el protagonismo dedicándoles unas palabras que despertaron sonrisas y lágrimas entre los novios y el resto de invitados.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

El Pazo da Touza también fue testigo de las primeras fotos de Blanca y Ricardo como marido y mujer. Las cámaras de Momenta Bodas captaron la magia en la mirada de Blanca y los cariñosos gestos de Juan en una sesión de fotos que ambos conservarán para siempre.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Pero, como en cualquier boda, la jornada no podía estar completa sin el convite. En él los invitados pudieron comprobar de primera mano los muchos detalles que los novios, con la ayuda de los responsables de organización de eventos del Pazo da Touza, les tenían preparados. Mención especial merecen también las invitaciones, los meseros y el plano de las mesas, elaborados por Sila Rivas, amiga de los novios.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

“Todo estaba basado en discos de vinilo, para dar un toque retro que nos gusta a ambos. Las invitaciones simulaban ser vinilos pero los que usamos de decoración el día de la boda eran auténticos. También le quisimos dar un toque musical a las mesas: utilizamos canciones con un significado especial para cada una de las ellas”, explica Blanca.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Tras el banquete, no faltaron los detalles para los invitados: alpargatas, para poder hacer frente a las horas de baile durante la fiesta y unas “chapas con superpoderes” de Mr. Wonderful, que sedujeron a todos. Y cómo no, el baile de los novios que dio paso a varias horas de bailes, juegos y risas ininterrumpidas.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Con su propio sello, Blanca y Juan supieron hacer de la suya una boda diferente y personal, cercana a todos y muy, muy divertida. ¡Enhorabuena a los novios y muchas gracias por compartir con nosotros vuestro gran día!

Si te ha gustado este post, no te pierdas esta romántica boda en la que la originalidad fue la protagonista, ni la de Marta, una delicada novia con un vestido de Rosa Clará.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información