ES Inicio
ES

Toda una vida juntos: la boda de Julián e Isabel

Una barbacoa, amigos en común y la sierra de Madrid. Éste fue el escenario en el que hace más de 14 años Julián e Isabel se conocieron. Desde aquel momento decidieron no separarse el uno del otro y compartir amor multiplicado por dos, mientras que el tiempo pasaba poco a poco sin que ellos se dieran cuenta.

Foto: The Creative Shot

Julián llevaba muchos años con ganas de que casarse. Sin embargo, ella siempre se resistía, así que pasado un tiempo Isabel pensó que si alguien tenía que pedírselo era ella a él. ¡Y eso hizo!

Foto: The Creative Shot

Lo tenía todo pensado: ese verano se iban de vacaciones a Ibiza, así que hizo una reserva en un restaurante precioso, en la mesa mejor situada y con las mejores vistas al mar. Le llevó sin que supiera nada y en los postres se arrodilló delante de él y se lo pidió. Julián se puso tan contento y nervioso que su primera frase fue: “Pero, ¿qué haces, idiota?”. Eso sí, según cuenta Isabel entre risas, “luego no paró de decirle a todos los camareros que le había pedido matrimonio”.

Foto: The Creative Shot
Foto: The Creative Shot

La boda se celebró el 6 de septiembre de 2014 en la Finca Prados Riveros, de Rascafría, Madrid. Un día que gracias al buen tiempo permitió a la pareja de recién casados y a todos sus invitados, disfrutar del entorno al aire libre.

Isabel lució un vestido de novia con un enorme valor sentimental para ella. Se trataba de un modelo de Jesús del Pozo, adaptado por Adela, la tía de Julián, que contó con la ayuda de su compañera Pilar. El vestido en sí se lo regalaron las tías de Julián: Adela y Nieves.

Foto: The Creative Shot

Isabel lució unos pendientes y un anillo de diamantes y platino de su abuela paterna, además de una pulsera de su madre de filigrana de plata cordobesa, que siempre le había encantado. El anillo de compromiso, al igual que las alianzas de la pareja, eran un diseño de Silvia López, de Silo Joyería Experimental, la cual adaptó cada alianza a su gusto.

Foto: The Creative Shot

La novia fue maquillada por una amiga que es profesional del sector, Susana, y peinada por su peluquera de confianza, Nerea. Ambas se desplazaron a la finca, ya que la pareja ya durmió ahí el día de antes. Al tratarse de una boda en la que tanto la ceremonia como el banquete fueron celebrados en la finca, Isabel optó por la comodidad en sus zapatos y lució unas sandalias de esparto de Di Dom.

Foto: The Creative Shot
Foto: The Creative Shot

La novia destaca como uno de los momentos más emotivos la ceremonia, en la que sus amigos y familiares les dedicaron unos bonitos discursos. “Julián estaba muy emocionado”, confiesa. Además, para ellos la elección del maestro fue todo un acierto. Raúl de Ceremoniayprotocolo.com dirigió una emotiva y preciosa ceremonia, enfocada al tipo de boda que querían y llena de sentimientos.

Foto: The Creative Shot
Foto: The Creative Shot

Tanto el ramo como el boutonnaire del novio fueron diseñados por Fronda. Ambos de estilo silvestre y en tonos verdes y amarillos. ¡Detalles que marcaron la diferencia en un enlace tan bonito!

Foto: The Creative Shot

La finca elegida para la boda, Prados Riveros, cuenta con un personal encargado de la decoración. Para el gran día de Isabel y Julian decoraron todo con un estilo silvestre y campestre, destacando el color amarillo, tono preferido del novio. Todo ello dio un toque de distinción a cada rincón: los centros de mesa, la zona de recepción de invitados…

Foto: The Creative Shot
Foto: The Creative Shot
Foto: The Creative Shot
Foto: The Creative Shot

¡En la boda no faltó detalle alguno! Como regalos para los invitados, decidieron comprar una cámara de fotos tipo Polaroid para que todo el mundo pudiera hacerse fotos y llevárselas de recuerdo. Fue algo que dio mucho juego y, de paso, los invitados pudieron conseguir un bonito detalle de tan importante fecha.

Foto: The Creative Shot

Dentro de la finca, Innkiper Catering fue el encargado de preparar comida y bebida. Sus profesionales se encargaron de todo, desde el cóctel de bienvenida hasta la barra libre de la fiesta, pasando por el banquete con su exquisito menú. Como comenta Isabel ésta fue otra recomendación de la finca que no les defraudó.

Foto: The Creative Shot
Foto: The Creative Shot
Foto: The Creative Shot

El baile fue un momento muy divertido, emotivo y romántico. Los recién casados eligieron como primera canción My way de Frank Sinatra. “Desde siempre tuvimos claro que el día que nos casáramos esa canción sería la elegida”, explica la novia.

Foto: The Creative Shot
Foto: The Creative Shot
Foto: The Creative Shot
Foto: The Creative Shot

El fotógrafo encargado de capturar cada momento, cada beso, cada mirada y cada gesto de complicidad entre la pareja y los invitados fue Mario, de The Creative Shot.  “Fue otro gran acierto”, declara Isabel. A través de la finca se pusieron en contacto con él y después Mario mostró su trabajo a los novios. Trabajo que les gustó mucho y por el que decidieron escogerle.

Como resultado han conseguido imágenes naturales, sin pretensiones y en la que el profesional ha sabido reflejar la belleza del entorno y la felicidad del momento.

Foto: The Creative Shot
Foto: The Creative Shot

Sin duda ese 6 de septiembre fue un día que ni los novios ni ninguno de sus invitados olvidarán nunca. Por esa felicidad compartida y duradera brindamos desde Zankyou, ¡os deseamos lo mejor Julián e Isabel!

Si te ha gustado esta boda, no puedes perderte la de Violeta e Isra o la de Sara y Julio.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información