ES Inicio
ES

Mucho más que ingeniería: la boda de Soqui y Dani

Dani y Soqui. Él madrileño. Ella tinerfeña. Ambos nacidos un 3 de septiembre, pero con un año de diferencia. Y sin embargo, el destino hizo de las suyas y quiso que los dos se conociesen hace 13 años estudiando Ingeniería Industrial en Madrid, se enamorasen y su historia acabase en una bonita boda retratada por Alberto Mahtani.

Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.

Los novios

Consciente de que quería pasar el resto de su vida con Soqui, Dani se declaró con una romántica cena en la casa que ambos compartían. Fue, como recalca Soqui, una pedida de mano un tanto diferente: “Aguantó hasta que terminé el postre para entregarme una carta que había escrito recordando cada momento de los años que llevábamos de relación. Al final me pedía casarme con él y me plantó el anillo más brillante… de los CHINOS”, recuerda la novia entre risas.  “Menos mal que a mí con esas cosas no me engaña. A la carta le acompañaban dos billetes a Tenerife, para ir a la isla de sorpresa y contarle la noticia a mi familia. Fue un  detalle que significó mucho para mí”.

Una vez que Soqui dijo sí, la pareja comenzó a preparar su boda. Lo primero, elegir el lugar y pronto lo tuvieron claro: Puerto de la Cruz, y más en concreto la iglesia Nuestra Señora de la Peña de Francia y la Finca Zamora.  Para prepararlo todo, contaron con la ayuda de las wedding planners de MR Original Wedding y del grupo Jesús Rodrígues, expertos en organización de eventos que colaboraron para que todo fuese perfecto en su gran día.

Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.

Para una ocasión tan especial, Soqui confió en un diseño de Oh que luna. Se trataba de un modelo elaborado en crepe con un impresionante escote en la espalda decorado con bordados de pedrería de Carmen María Mayz y unas hombreras con los mismos bordados con pedrería a juego con los detalles que Soqui lució en el pelo.  El vestido se remataba en una cola de poco más de 2 metros.

Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.

Como complementos a su estilismo, Soqui apostó por el tradicional velo, su anillo de pedida, de la joyería Suárez; unos pendientes de brillantes regalo de sus padres y una pieza muy especial: la pulsera de brillantes con la que su abuelo había pedido matrimonio a su abuela. Unos peeptoe plateados y un ramo de hortensias azules creado por el organizador de la boda, Jesús Rodrígues, completaban su estilismo.

Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.

La ceremonia

A la hora señalada, los novios llegaban con sus respectivos padrinos a la iglesia donde tuvo lugar la ceremonia. En su interior, la cámara de Alberto Mahtani captó algunos de los gestos y miradas más cómplices de la pareja, feliz por el paso que estaba dando y también emocionada en alguna que otra ocasión.

Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.

Tras el sí quiero, Soqui y Dani se hacían sus primeras fotos como marido y mujer en los jardines de la Finca Zamora.

Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.

El banquete

Mientras tanto, sus invitados descubrían los muchos detalles que, con la ayuda de Jesús Rodrigues, los novios habían preparado cuidadosamente con la idea de dotar de un toque rústico a su enlace. Y es que fue la propia Soqui la que se encargó de crear muchos de los elementos de la decoración como el photocall, los meseros  con diferentes tipos de aviones y helicópteros (los dos novios trabajan en Airbus), o la señalética del enlace. También eligió los detalles para los invitados: a cada pareja un libro diferente escogido en función de sus gustos y con una dedicatoria personalizada.

Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.

Baile de los novios

Tras el convite, a cargo del cátering de Lucas Gamonal, llegó el baile.  En este caso, los novios quisieron seguir la tradición y abrieron la fiesta con un vals que emocionó a sus invitados, que después les acompañaron bailando hasta la madrugada.

Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.
Foto: Alberto Mahtani wedding photographer.

Y es que la boda de Soqui y Dani será una de esas que sus invitados no olvidarán nunca por su personalización y por el cariño que los novios demostraron al prepararla. ¡Enhorabuena a los dos y gracias por compartir vuestro enlace con nosotros!

Si te ha gustado esta boda, no te pierdas la de Mireia y Guillem, con toques muy cinematográficos, ni la boda de cuento de Irene y Gonzalo en una campiña jerezana.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información