Cómo entretener a los niños en la boda en 5 pasos

Foto: Monique Taylor

Los niños son la alegría de la casa, de eso no cabe duda. Y siempre, siempre, aportan una chispa especial a cualquier evento. Sin embargo, en los últimos tiempos se han empezado a organizar bodas sin niños, ya sea por temas de presupuesto o por buscar el relax y disfrute total de los padres en acontecimientos de estas características. Este hecho, por otro lado, no está exento de polémica y puede provocar problemas entre familias y amigos. Digamos que, aunque se presenta como opción, entre algunas personas se considera políticamente incorrecto. ¿Por qué arriesgarse entonces?

Para una celebración al gusto de todos, con los pequeños de la casa presentes sin que alteren la atmósfera del gran día con sus travesuras, te damos las claves para entretener a los niños en tu boda en tan solo 5 pasos.

1. Contratar cuidadores/as

2. Organizar talleres

3. Preparar zonas temáticas y organizar espectáculos

4. Ambientar espacios de relax

5. Regalar kid’s pack

1. Contratar cuidadores/as

Es la opción más manida de todas, pero siempre es positivo contar con ella cuando el número de niños excede de lo normal. Con tantos pequeños revoloteando por doquier, es necesario un especialista que entretenga a los niños para ahorrar trabajo a los padres, los cuales se han esforzado para poder disfrutar en un día así.

Con estos profesionales, los niños podrán divertirse gracias a los juegos organizados y a los diferentes escenarios que preparen. Entre los que más te recomendamos, destaca, sin duda, la búsqueda del tesoro. No hay nada como desarrollar el espíritu aventurero de un niño y aprovechar el espacio de la boda, mucho mejor si es al aire libre, para ubicar un juego que incluye un premio escondido. Una gymkhana adaptada a estos enanitos.

Otro juego que también triunfa es el mítico “Veo veo”, mucho más interesante en una boda por la variedad de elementos y colores. Y, sin ser un juego, resulta especialmente eficaz el reparto de cámaras desechables entre los pequeños para que hagan fotos de ellos y de la boda durante toda la velada. A los niños les encantan las cámaras, aunque nunca está de más la supervisión de esos cuidadores para que el asunto no acabe en desastre.

Thisbe Grace Photography
Foto: Thisbe Grace Photography

2. Organizar talleres

El entretenimiento de los niños es vital para que estos y los padres puedan pasarlo bien. Los talleres cumplen con esta función al completo y, además, motivan la creatividad, imaginación y habilidad de los más pequeños. Y entre estos cabe absolutamente de todo. Suelen funcionar bastante bien los que sirven para elaborar cupcakes, galletas, croquetas, ensaladas, pasta y pizza, mientras aprenden a seguir recetas, combinar ingredientes y ampliar sus conocimeintos sobre alimentación sana y equilibrada.

Sin embargo, el DIY cada vez tiene más éxito y en una boda puede aprovecharse. Los talleres de construcción de maquetas y elaboración de joyas también tienen acogida, y participan tanto niños o niñas que, además de trabajar en equipo, liman los estereotipos durante el desarrollo de su creatividad. Los talleres de cerámica, pintura y escultura también desarrollan su visión artística y su diversión.

Después del gran evento, algunas de estas elaboraciones pueden acompañar a los más pequeños hasta casa. A los niños les encantan los regalos, pero seguro que los valoran más si han nacido de sus propias manos.

jean fariello
Foto: Jean Fariello

3. Preparar zonas temáticas y organizar espectáculos

Hay juegos de todo tipo que podréis incorporar en el pequeño universo organizado para los niños en la boda. Así, preparad zonas de juego con diferentes temáticas para que llueva al gusto de todos, algunas dedicadas a las manualidades y al DIY, con recortables, arcilla y pinturas; otras, a los juegos de habilidad de corte circense, como los malabares, las comba, hula hoops, bolos, petanca, bates de béisbol, frisbee…; otras más recreativas, con consolas y videojuegos para adaptarse más a las mieles del nuevo siglo, así como fotomatones y photobooth; espacios con animales y plantas en los que aprender a cuidarlos y a tratarlos con respeto; baúles y armarios con disfraces para divertirse o representar alguna función; y, si el presupuesto lo permite, espacios con pequeñas atracciones, con máquinas recreativas, canastas, porterías, pequeñas norias, trenecitos y demás aportaciones algo más costosas.

Por otro lado, estas zonas temáticas pueden sustituirse por pequeños espectáculos que hagan disfrutar a los pequeños. Desde pequeños teatros hasta actividades con animadores como payasos, magos, bailarines, patinadores, equilibristas, etc.

Foto: Jillian Mitchell

4. Ambientar espacios de relax

Pero ya que no todo es jugar, lo ideal es dejar un espacio de retiro donde el niño pueda relajarse y disfrutar de la comodidad, así como de las actividades que organicen los monitores en esas áreas. Estas merecen una ambientación especial y reconfortante que invite a la tranquilidad, tal y como ocurre con los teepees llenos de cojines, alfombras y música chill out, consiguiendo una atmósfera mágica, de acampada en mitad de la naturaleza. En ellas, habrá cuentos, historias relatadas por los cuidadores, teatros organizados con marionetas, juegos de mesa, juegos en los que participen grupos…

En el caso de que estos niños sean demasiado pequeños, estas zonas de relax serán sustituidas por espacios que faciliten a los padres el cuidado de sus bebés, o que permita a los cuidadores disponer de todo lo posible para encargarse de ellos. Incluye desde los juegos para niños de hasta 3 años, hasta todo el pack para los más pequeños: sala especial con cambiador, sillones cómodos para dar el pecho, microondas para calentar biberones y potitos y cunas para las posibles siestas.

Finca Los Enebrales | Foto: Natalia Ibarra
Finca Los Enebrales | Foto: Natalia Ibarra

5. Regalar kid’s pack

Casi todas las bodas reservan un regalo especial para los niños, aunque este no suele variar en exceso. Hablamos de las típicas bolsas de chucherías que aportan el toque dulce final, alargado por los niños desde el final del banquete hasta que se quedan dormidos en el regazo de sus padres. Por ello, para salir de esa rutina, proponemos un cambio radical y ofrecer verdaderos regalos para niños, mucho más completos. Estos les esperarán en la mesa y les permitirá entretenerse durante toda la boda, independientemente del despliegue posterior. Estos pequeños kits incluyen pomperos, puzzles, tizas o pinturas de colores con libros para colorear, pequeños juguetes… ¡Un auténtico obsequio para su disfrute total!

Quizás también te interese:

Cómo vestir a los niños para una boda en 5 pasos

Cómo entretener a los invitados en tu boda: 5 ideas con estilo

Cómo organizar una boda paso a paso

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Comentarios (3)

Escribir un comentario

Cómo decorar la mesa de los niños en la boda en 5 pasos
Cómo decorar la mesa de los niños en la boda en 5 pasos
La mesa del banquete será el lugar en el que pasen más tiempo y su decoración, basada en el entretenimiento, es clave para conseguir su distracción y disfrute. Descubre cómo decorar la mesa de los niños en tu boda en tan solo 5 pasos.
Cómo agradecer a los invitados de mi boda en 5 pasos
Cómo agradecer a los invitados de mi boda en 5 pasos
Te proponemos algunas ideas originales para sorprender a tus invitados de boda.
Cómo hacer la lista de invitados para la boda | Foto: Shutterstock
Cómo hacer la lista de invitados para la boda en 5 pasos
Antes de comenzar con la organización de la boda, debéis tener en cuenta el número de personas a las que invitaréis. ¿Sabéis cómo elaborar una correcta lista de invitados?

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información