ES Inicio
ES

¿Te atreverías a que tu boda fuera sorpresa? ¡Todas las claves para organizarla!

Dicho así suena más a una excentricidad propia de actores y celebrities de Hollywood, pero lo cierto es que celebrar una boda sorpresa para los invitados -aunque hay enlaces en que la novia sorprende al mismo novio, como el de Jennifer Aniston y Justin Theroux- es una tendencia que cada vez va cogiendo más fuerza, al menos fuera de España.

Foto: Glen & Fiona

La fórmula parece simple: se convoca a los invitados, a los que se les hace creer que van a una fiesta o celebración ordinaria, y momentos más tarde, a través de una ceremonia, se desvela el verdadero motivo de la reunión. Sin ninguna duda, valdría la pena hacerlo aunque fuera sólo por las reacciones de asombro y alegría, que no tendrían precio.

Foto: Simon King

Sin embargo, ¿es posible organizar una boda a espaldas de familia y amigos, y lo más complicado, mantenerla en secreto hasta el mismo día de la celebración? Es una tarea harto difícil, a lo largo de la cual os encontrareis bastantes escollos, pero si realmente os atrae la idea de organizar una boda totalmente por sorpresa y ver las caras de estupefacción de tus más allegados, es importante tener en cuenta estos prácticos tips. ¿Os animáis?

Un secreto bien guardado

Lo mejor para que las posibilidades de que os descubran sean mínimas es que la lista de las personas que sepan vuestro secreto sea lo más reducida posible. Por supuesto, contad con los que os van a ayudar a organizarlo todo (proveedores, wedding planner) para hacerlo todo con la suficiente antelación y prestando especial atención a los pequeños detalles, pero en cualquier caso deberéis decidir si vais a involucrar a los familiares más cercanos como padres, hermanos o amigos íntimos -especialmente si para vosotros el hecho de que estos últimos asistan es importante-.

Foto: Glen & Fiona

Tened en cuenta también aquellos que por motivos de salud sean más sensibles a la hora de recibir una noticia así (abuelos y familiares mayores) o los que  puedan sentirse ofendidos por no haberles hecho partícipes desde el principio. Se trata de provocar reacciones de emoción y felicidad, no lo olvidéis.

Una tapadera

Un cumpleaños, un aniversario, incluso una fiesta de compromiso pueden ser los motivos más creíbles para camuflar con arte vuestra boda. Cuando ya tengáis la fecha y el lugar elegidos, convocad a vuestros invitados a través de una invitación en la que tendréis que exigir máxima puntualidad, detallar el motivo ‘falso’ de la celebración, y, muy importante, el dress code o etiqueta requerido, para que no haya ningún despistado que pueda sentirse fuera de lugar con su indumentaria. Será genial imaginarlos a todos creyéndose la excusa que habéis preparado para después descubrir de forma inesperada que os estáis dando el “sí, quiero” en ese mismo instante y lugar.

Foto: Erik Ekroth

Algo íntimo

Esta fórmula tan especial para casaros encaja con celebraciones íntimas con pocos invitados -resulta mucho más fácil, además de económico, a la hora de planificar el evento que si fueran muchas personas invitadas- y, para hacerlo más bonito y bucólico, al aire libre si se celebra en primavera o verano. Podéis alquilar una masía, una casa de campo o un palacete en que la ceremonia puede tener lugar en el jardín y el cóctel en la terraza o en algún espacio interior. Por supuesto, si tenéis una casa o chalet grande con jardín, puede ser una ocasión única para celebrarlo allí y darle un encantador toque handmade. La velada será memorable para todos.

Foto: People Productions

En contra

Por supuesto, organizar una boda de este tipo conlleva una serie de inconvenientes inherentes al carácter repentino y exprés -se suele preparar con menos tiempo de antelación que una boda normal- de la celebración. Eso sí, olvidaos de celebrar despedida de solteros, fiestas pre-boda y de poner listas de boda -puede que algún invitado os entregue un regalo después de la boda, pero en cualquier caso no deberíais esperarlo-, con el fin de mantener el gran evento en secreto.

Foto: Serafín Castillo

Asimismo es vital que os aseguréis que todos los implicados (familiares, amigos, proveedores como los organizadores, camareros, catering, el oficiante de la ceremonia) sepan que se trata de un enlace secreto y así evitar que la sorpresa se vaya al traste. Si os gusta el riesgo y las emociones fuertes, no dudéis que ese día viviréis todos una experiencia única e inolvidable.

Fotos: Glen & Fiona, Simon KingErik Ekroth, People Producciones, Serafín Castillo

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información