Cómo elegir los complementos para el novio en 5 pasos

Cómo elegir los complementos para el novio.
Cómo elegir los complementos para el novio | Foto: Lucía Romero

Los complementos del novio no son un asunto baladí. Su elección y disposición dependen mucho del traje escogido y, aunque los protocolos se han pasado por alto en los nuevos tiempos, es cierto que muchos de ellos se mantienen, sobre todo cuando se usan conjuntos que siguen reglas.

Sin embargo, aquí analizamos todas las variantes que componen el abanico de los accesorios para el novio, algunos sujetos a normas y otros fruto de la personalidad del implicado. Sigue estos 5 pasos y aprenderás a vestirte como un auténtico dandy:

1. Tener en cuenta el tipo de traje que llevarás

Antes de nada, elige el atuendo que mejor te convenga y que más se adapte a ti, ya que los complementos, si sigues el protocolo establecido, a veces están ligados a los trajes, sobre todos si estos son el chaqué, el esmoquin y el frac.

El chaqué está sujeto a reglas bastante estrictas. La chaqueta es una levita de único botón, con faldones y las puntas semicirculares en la parte trasera, dándole su aspecto característico. Se acompaña de camisa blanca con botones y de doble puño para colocar los gemelos que casan perfectamente con esta indumentaria. Se utiliza corbata y no pajarita, y esta se coloca con un nudo windsor por debajo de un chaleco, que puede ser recto o cruzado. El chaleco puede ser de varios colores.

En la parte de abajo, el frac se completa con un pantalón negro, gris o con raya vertical, según el gusto. Los zapatos suelen ser de cuero y, si te gusta seguir las tradiciones a rajatabla, el sombrero y los botones son los complementos perfectos, aunque quizá sea excesivo para los tiempos que corren.

Anglomanía
Foto: Anglomanía

El siguiente traje que está sujeto a normas es el esmoquin, que es el conjunto más recurrente en las fiestas de gala. Lleva chaqueta negra o azul y es de corte recto y sin faldones; la camisa, blanca y con cuello para colocar una pajarita, siempre negra, aunque la corbata se ha usado alguna vez (aconsejamos no hacerlo). El resto de complementos también van en negro, es decir, el chaleco, el pantalón y el fajín, que suele tener algún brillo. Los guantes son blancos o grises, aunque de raro uso en la actualidad.

Como prenda de máxima etiqueta, el frac también tiene sus limitaciones. La chaqueta es una levita que marca la diferencia por sus solapas de seda. Además, es del corte horizontal, sus faldones son puntiagudos, es más corta por delante y aparece abierta. Incluye chaleco de piqué marfil, pajarita blanca, pantalones negros y sin vuelta y zapatos negros con cordones.

Dentro de la vestimenta más o menos formal, todos estos trajes pueden sustituirse por otros tantos de corte casual que queden mucho más abiertos a los complementos. Así, en estos casos, cualquier camisa, corbata, pajarita, zapatos y demás complementos son aceptables, guardando cierto rigor con el conjunto, pero siempre con libertad para innovar.

2. Adaptar los complementos a tu personalidad

Como en todos los momentos de la boda, tu personalidad es clave. Igual que esta debe primar en el espacio escogido o la decoración, el traje de novio y, por ende, sus complementos solo dependen de ti. Te aconsejamos que estos coincidan más o menos con el vestido de la novia y el estilo de la boda, pero esto suele darse sin que te des cuenta, ya que las personalidades de una pareja suelen coincidir (aunque hay excepciones) y la organización se acomete desde una perspectiva común.

Así, ten en cuenta los clásicos que te hemos mostrado anteriormente si quieres respetar las tradiciones y si comulgas con ese grado de formalidad. En ese caso, tu boda será de gala y seguro que no te importará seguir a pies juntillas la guía de complementos que te hemos mostrado.

Alixan Loosle
Foto: Alixan Loosle

En caso de que busques alternativa y no seas demasiado formal, olvida las convenciones e investiga qué opción te viene mejor. En este sentido, hay numerosos estilos que no tienen nada que ver con las indumentarias clásicas que te hemos expuesto anteriormente. Los que siguen una estética hipster, por ejemplo, optan por chaquetas totalmente independientes del pantalón (si llevan chaqueta), camisas de colores estrambóticos, corbatas con estampados curiosos o divertidos, pajaritas originales, tirantes y demás.

En un estilo más sport, el novio no tiene por qué llevar pajarita o corbata, y el traje es sencillo, sin apenas florituras y, por consiguiente, casi ningún complemento. Para novios que no quieren seguir ciertas normas, la informalidad dicta la elección de sus accesorios.

Para bodas bohemias o hippies, que suelen celebrarse en complejos rurales o en la playa, los novios optan por prendas vaporosas de color blanco que vuelen, imprimiendo la sensación de libertad. El novio, que puede optar por piezas de lino o, simplemente, por una camisa y un pantalón de tonos blancos, apenas lleva complementos (ni los zapatos, pues suelen ir descalzos), aunque sí es común verles con flores decorando sus cuellos, solapas y, obviamente, con los abalorios que lleven, a los que no renuncian el día de su boda.

Como ves, la personalidad dicta todo.

3. Conocer las opciones de cada uno de los complementos

Con el paso del tiempo, los diseñadores se han empleado más a fondo en sus labores y han concebido un sinfín de complementos dentro de los que ya existían.

Corbata

Antes de empezar, es importante conocer que a las corbatas de siempre, con la pala ancha, se le han añadido otras tantas más estrechas, hasta el punto de respetar el mismo grosor de arriba abajo.

Entrando en materia, la corbata sólida y slim en color negro es elegante y pega con todo, por lo que nunca es mala elección. En el caso de la roja de rayas, es mucho más formal y, puesto que se usa sobre todo para trabajar, quizá no sea la mejor elección para una boda.

Las de algodón han vuelto a la moda (el rollo vintage es lo que tiene) para quedarse y sentar cátedra, con diferentes estampados y aspecto clásico-moderno, lo que se lleva ahora. También lo han hecho las de punto tricotado, con la apariencia vintage por excelencia, muchas de ellas de puntas rematadas en corte recto paralelo al suelo. Estas son ideales para novios más revolucionarios que ignoran las normas.

Las corbatas bordadas también siguen en el candelero, y sus rayas o dibujos aportan una sofisticación especial. De hecho, este estilo se denomina preppy y viene de los colegios y universidades más influyentes de Estados Unidos. Los colores sobrios de estas corbatas también se utilizaban para decorar la ropa deportiva de dichos centros, pues sus alumnos acostumbraban a llevarla para desarrollar ciertas disciplinas.

Eden Day Photography
Foto: Eden Day Photography

Pajarita

Hay dos grandes familias, aunque, dentro de ellas, las opciones son similares. Se dividen en las ready tied o de clip y las self-tie (que debe atarse uno mismo). La primera es más informal y no son aconsejables (por no decir que están prohibidas) con trajes de etiqueta.

En cuanto a materiales, el tejido más elegante y utilizado en eventos de alto copete es la seda, sobre todo para los trajes de etiqueta (Black Tie o esmoquin/White Tie o frac), pero el algodón, el punto y la lana, más informales, están pisando fuerte y decoran estupendamente cualquier atuendo para el novio. En estas últimas, los estampados son habituales, aunque las lisas también tienen bastante público.

Nº1photos
Foto: Nº1photos

Gemelos

Cuando decides ponerte un traje de etiqueta, uno parece dispuesto a acatar todas las reglas de vestimenta. Este estilo incluye las camisas de puño doble, preparadas para portar gemelos, por lo que si optas por esta indumentaria, prepárate para lucir estos complementos en las mangas. Evidentemente, los trajes alejados de la etiqueta no requieren los gemelos, aunque siempre puedes utilizarlos.

En cuanto a la forma (o a la manera en que se colocan), los tienes de bombilla, de clip, de botón y un buen puñado de versiones totalmente personalizadas. Sin embargo, a la hora de fijar los tipos, el material y el diseño traen una división mayor.

Los gemelos estándar tienen menos personalidad, son de material económico y se fabrican masivamente. A partir de aquí, todos tienen sus especialidades. Los esmaltados son de latón tratado con rodio y Enamel, y los de latón y piedras incluyen una pieza muy especial en su composición. Después, cuentas con los de plata, los de carbono (resistentes y ligeros), de cristal de zafiro, de Kevlar, de cobre o de caucho. Elige el que más te conviene si optas por este complemento.

complementos look de novio
Foto: Knack Men

Chaleco

Los chalecos son obligatorios en los trajes de etiqueta. En el chaqué, este complemento puede verse en gris, amarillo, verde, morado y azul, aunque casi todos los hombres en las bodas suelen compartir tono. En el esmoquin, el chaleco es negro y hace juego con el resto del traje, mientras que el frac necesita el piqué marfil para completar perfectamente su atuendo.

Fuera de este ámbito más clásico, los chalecos suelen ser de diferentes tipos, pero casi siempre comulgan con el resto del traje, componiendo un tres piezas que, normalmente, aumenta la sofisticación del conjunto. También encontramos otros chalecos que se salen de la norma, o que, simplemente, buscan una nota revolucionaria en el conjunto, con estampados de lunares o cuadros, y algunos colores que combinan con el traje escogido.

Juan Moreno
Foto: Juan Moreno

Cinturón

Existen los cinturones de piel, los trenzados y los de lona o serraje, pero para una boda te recomendamos siempre el de piel y hebilla sencilla, pues es elegante y poco ostentoso. El cinturón tiene que aparecer, pero, aunque sirva como elemento decorativo, su poder es ligero y solo sirve para completar, por lo que debería pasar prácticamente desapercibido, pero sin echarlo de menos. Aunque el negro y el marrón son los más demandados, para tu boda deberías combinarlo con los zapatos: esa es la regla básica. A partir de ahí…

Álvaro Sancha
Foto: Álvaro Sancha

Otros complementos 

Los novios suelen llevar flores o pañuelos en sus solapas o bolsillos, pero estos elementos nunca deben combinarse, al menos desde las normas de protocolo. De hecho, esta combinación resultaría excesiva, por lo que te recomendamos que la evites a toda costa.

Los tirantes, anteriormente asociados a hombres pasados de moda, hoy en día han vuelto a aparecer y aportan un toque bastante moderno. Los hay de un solo color o combinados, dejando auténticas sorpresas en algunos looks. Muchas personas dicen que los calcetines son la parte divertida de la ropa interior. Para tu boda puedes hacer lo que hacen otros novios y aprovechar esta faceta, ya que algunos optan por colores estridentes, estampados curiosos, dibujos o frases que aportan una chispa especial al conjunto, a veces forzada para que llamen más la atención. Puede combinarse con la corbata o la pajarita si ambos comparten un color especial.

Otros novios, sin embargo, prefieren que el color del calcetín conjunte con sus zapatos para no llamar excesivamente la atención. ¡Tú decides!

El reloj perfecto para los novios es de tres agujas, siempre mejor que el incluye cronógrafo, ya que da un aspecto más sofisticado a la muñeca y combina mejor con el traje en un momento de estas características. Asimismo, teniendo en cuenta la variedad de esferas y relieves que puede tener un reloj, que no suelen seguir ningún protocolo, recomendamos que, al menos, optes por la correa de cuero (marrón o negra) antes que por la metálica. 

complementos de novio
Foto: Xeviot

4. Protocolo

Ya hemos visto el protocolo que siguen ciertas prendas, pero también es interesante saber qué conviene según el momento de celebración, es decir, día o noche.

El chaqué es una prenda que remite a los caballeros ingleses que montaban a caballo, una práctica que se realizaba durante el día. Así, la prenda debe utilizarse en bodas celebradas durante el día o a primera hora de la tarde, ya que incluye corbata y las normas de protocolo ubican la pajarita por la noche.

El esmoquin, al ser un traje de fiesta, se utiliza por la noche, pues es la nota dominante en las cenas y eventos de gala. Los caballeros del siglo XIX y XX lo utilizaban para ir a fumar (smoking) en las grandes casas después de las cenas, por ello se le conoce con ese nombre. Así, en caso de lucir esmoquin, mejor hacerlo si la boda se desarrolla a última hora de la tarde o por la noche. Por supuesto, la pajarita, en este caso negra, es el elemento estrella.

Lo mismo ocurre con el frac, la pieza de etiqueta más elevada y que solo se utiliza cuando cae la noche. Esta es la prenda que mejor encaja en los eventos privados que requieren un dress code, el cual viene especificado en la invitación. Muy ligado a la aristocracia, el protocolo es verdaderamente estricto, y la pajarita utilizada es la blanca. Obviamente, estas reuniones de postín no se dan durante el día, así que ya sabes. 

Leigh Miller
Foto: Leigh Miller

5. Seguir nuestros consejos

Y también los de profesionales como Sastrería Foraster, consiguen que cada novio luzca el traje y los accesorios que mejor le sientan, respetando por su puesto su estilo pero siempre en consonancia con lo más favorecedor según sus medidas. En su showroom muestran al novio los tejidos y le asesoran sobre la hechura o estilo más idóneo. Tras tomar sus medidas le prueban varios patrones para comprobar el corte y diseño que mejor le sienta y deben confeccionar y a partir de ahí, le aconsejan el resto de complementos más acordes al traje.

Lo mejor que puedes hacer si no sabes qué complementos elegir es dejarte asesorar por los profesionales, ya que esa será la única manera de acertar.Independientemente del estilo escogido, la comodidad durante tu boda es lo más importante. No llenes tu conjunto de complementos si buscas estar relajado y prefieres gozar de cierta libertad de movimientos. Todo ello también depende del traje, pues algunos traen consigo unos accesorios de carácter “obligado”. Pero ten en cuenta que una boda puede durar más de 12 horas y que se dan muchas situaciones, muchas de ellas sujetas a bastante estrés y agitación, como la recepción de invitados, el baile y la fiesta.

Sastrería Foraster
Foto: Sastrería Foraster

Otro de los consejos que te damos es que seas fiel a ti mismo. Así, revisa el punto dos y ten en cuenta tu personalidad para confeccionar el mapa de complementos. No lleves nada que no comulgue con tu forma de ser, ni te dejes llevar por convencionalismos. Tu traje decide, y este habrá sido elegido por tu y tus gustos. Ante todo, ¡no vayas disfrazado de otra persona!

Aun así, otra de nuestras recomendaciones es que adaptes el estilo del conjunto, donde entran en juego los complementos, a la boda y al espacio. Por suerte, las elecciones de esos dos grandes elementos estarán sujetas a tu personalidad, por lo que tus complementos irán acorde.

¡Descarga el ebook “Cómo organizar tu boda“!

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Escribir un comentario

Cómo elegir el vestido de madrina en 5 pasos
Cómo elegir el vestido de madrina en 5 pasos
¿Eres madrina de boda y no sabes qué ponerte? Descubre las ideas, consejos e inspiración que te damos para que triunfes.
Cómo elegir las joyas para mi boda | Credits: Sposto Photography
Cómo elegir las joyas para mi boda en 5 pasos
¿Anillos, pendientes, brazaletes? Reinventa el conjunto de novia con esta exquisita selección de joyería que te tiene preparada Afew Jewels.
Cómo elegir la música para la boda | Credits: Lindsay Madden
Cómo elegir la música para la boda en 5 pasos
¿Sabes qué poner en tu boda? ¿Temas clásicos, actuales, de alguna época en concreto? Si todavía no habéis decidido qué sonará, gracias a los consejos de los expertos sabréis qué música es la mejor para vuestro gran día.

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información