ES Inicio
ES

10 cosas que sólo una novia puede comprender

Una vez aceptada la propuesta de matrimonio, ¡ya no hay vuelta atrás! Eres una novia en toda regla. Ése es el momento en el que los planes fluyen y los preparativos se acumulan durante meses y meses. Mucho es el trabajo que las parejas de novios tienen de cara a la boda, aunque siempre somos nosotras las que más nos implicamos, porque como bien hemos dicho siempre: hay cosas que solo una mujer puede entender. Asimismo, en este post os descubrimos 10 cosas que solo una novia comprendería:

1. Fecha del “gran día”: primavera, verano, otoño o invierno. En primer lugar, no es fácil elegir una estación y en segundo lugar, la fecha ya es una tarea complicada que hay que realizar pensando en muchos factores: disponibilidad de familia y amigos, tiempo meteorológico… y combinarlo a la perfección con las fechas disponibles del lugar que te ha enamorado y en el que por encima de todo deseas realizar tu boda de ensueño.

Foto: Taylor Lord

2. Los nervios que se amontonan cuando los preparativos se acumulan o algo que tenías previsto no sale de la mejor manera. ¡Eso es algo que solo una novia como tú puede entender! Desde fuera todo parece color de rosa, pero organizar una boda es una tarea complicada y muy estresante: lugar de celebración, catering, fotógrafo, lista de invitados, damas de honor, noche de bodas… ¿Por qué nadie puede entenderlo? ¡Es tu boda y todo tiene que salir perfecto!

3. Que tus familiares hagan y deshagan a su antojo es algo que no te preocuparía demasiado ¡si no se tratase de tu boda! La planificación de largos meses se paraliza cuando oyes de fondo: “¿y no podría venir fulanito a la boda?” ¡Stop! Lista de invitados, detalles, distribución de mesas, número de menús, presupuesto y un sinfín de cosas que habría que modificar. No se trata de una simple persona más como las “no novias” pensarían… Pero como eres una novia dichosa, acatas y entre sonrisas y lágrimas aceptas la petición de tus seres más queridos, o no tanto.

Foto: Fall Engagemer Photography

4. De repente tienes una conexión especial con las amigas que están casadas, pero las demás no lo entienden. “Solo es una boda” ¡Ya! Pero durante los meses de planificación tus amigas solteras hablan un idioma distinto al tuyo por el que muchas veces no te entienden, la mayoría. No entienden por qué tienes dudas entre peonías y gipsófilas.

5. Que no encuentres el vestido de novia con el que siempre has soñado SÍ es un problema, aunque muchos no quieran comprenderlo. Llevas más de dos décadas pensando que te casarías con él y cuando por fin lo encuentras, ¡ya no está disponible! Necesitas unos días, semanas e incluso meses para asimilarlo y eso es algo que solo tú entenderás. ¡Porque los vestidos no son todos iguales!

6. Quejarte por cada detalle es algo que todos y cada uno de tus familiares te reprochan continuamente bajo la frasecita “¡¿todo esto para un solo día?!” ¿Un día? Es EL DÍA, tu momento más importante y es normal que estés pendiente de todo para que no se te escape ningún detalle. La celebración tiene que salir tal y como los novios hayáis pensado y será fruto de la planificación de muchos meses, por eso, ¡el mal humor te acecha cuando algo sale mal!

Foto: Getty Images

7. Que te conviertas en una bloguera de la moda nupcial y recorras cada rincón de las webs de novias durante los 12 meses previos a tu boda. ¡Eso es algo que ni tu futuro marido entiende! Para ellos cualquier vestido es bonito y cualquier lugar de celebración es el adecuado. Además, en su diccionario particular no existen las palabras “detalle” ni “decoración”, por lo que no comprenderán que quieras que tu boda esté llena de flores o de detalles divertidos que ellos consideran “prescindibles”. Pero tú tienes que estar al corriente de cada tendencia ¡porque tu boda tiene que ser un éxito!

8. Pero a pesar de esto, llega el día en el que compruebas que no eres el Banco de España y que tienes que hacer recortes. ¡Recortes en tu boda! Y ese día mejor que nadie se acerque a ti si no es con una palabra de consuelo.

9. Que te enfades, llores y sientas rabia es algo que sólo las mujeres que han pasado por lo mismo que tú van a comprender. Los demás pueden pensar que hay cosas peores que no encontrar la flor perfecta para tu ramo de novia, pero no es sólo eso, ¡es el día más importante de tu vida y de la de tu pareja, en el que todo tiene que salir perfecto!

Foto: Jose Villa Work Shops

10. Eres una novia feliz. Sí, porque después de todo esto, los demás no entienden por qué sigues siendo feliz, pero así es, dispones de muchos meses para planificar tu boda con el hombre que deseas y, solo por ello, te sientes la mujer más afortunada del mundo. ¡Que vivan los novios!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información