ES Inicio
ES

10 formas de arruinar una boda

Foto: Concha Molina

Si eres de las que no quieres tener ningún altercado en tu boda y que todo salga perfecto, toma nota de algunas malas costumbres que tus invitados podrían tener en tu boda, precisamente para que no te la arruinen. Adelántate y evita diez malos hábitos que algunos invitados practican y que, sin duda, pueden hacer fracasar cualquier bonita boda.

1. Presentarse con un acompañante que no estaba invitado

Aunque invites a amigos solteros y cuentes con que van a ir solos porque no les conoces una relación en ese momento, pregúntales si van a llevar algún acompañante, su nombre, y nivel de relación. Quizá no te apetezca que vengan más personas de las realmente invitadas y sea una boda íntima, con los más allegados.

En ese caso debes especificar que, a no ser que sea una relación estable, los solteros deben acudir solos. Si tus amigos quieren llevar a una cita, mejor que lo hagan otro día, en otra circunstancia, pero tu boda es sagrada y quieres disfrutar de tus amigos y no quieres a ninguno que esté pendiente de deslumbrar a su cita justo en tu boda. Si alguien no se siente a gusto yendo solo, que lo consulte, al menos contigo.

2. Mensajitos y fotos en la ceremonia

Algunos invitados se creen Steven Spielberg, y luego aparece tu boda en YouTube, en Instagram, en Pinterest y hasta en China te conocen. Si quieres mantener el anonimato, tendrás que pedir encarecidamente que tus invitados no hagan fotos durante la ceremonia. En cuanto al sonido del móvil, ¡nadie es tan imprescindible! O apagan el sonido, o tendrás que pedir a alguien que confisque teléfonos antes de entrar en la iglesia o en el juzgado.

3. Hablar durante la ceremonia

Hay gente que lo hace en el cine, así que también serán capaces de hacerlo durante tu ceremonia. Hablarán sin parar y el oficiante o sacerdote tendrán que elevar la voz, las personas de alrededor no escucharán más que cuchicheos, y tú te pondrás muy nerviosa. Si sabes de algún amigo que no es capaz de asistir a la ceremonia sin comentar el outfit o la decoración, o el calor que hace en la iglesia, vamos, de los que no se callan ni bajo el agua, avísale unos días antes de que ha de ser discreto o tendrás que pedirle que se reúna con vosotros justo después de la ceremonia.

4. Discursos demasiado largos o comprometidos

Para tu ceremonia, conviene que los invitados que vayan a intervenir te hagan partícipe de sus lecturas o discursos. Una revisión antes del día D te ayudará a hacer una posible criba en caso de que alguien se disperse demasiado o detectes alguna incoherencia. Como argumento, siempre puedes decir que te han avisado de que tienes un tiempo limitado para la ceremonia y que hay que sintetizar por lo que tendrán que abreviar o bien pasarle el testigo a otra persona que sea capaz de simplificar.

5. Estampar el dedo en el pastel de boda o meter la mano en la Candy bar

Aunque te parezca mentira, siempre hay algún gracioso que toca para comprobar “si es de verdad”. Solución: no sacar el pastel hasta el último momento (esto coméntalo con el maître), y si tienes una Candy bar, que la monten con recipientes que tengan campanas para taparlos y evitar tentaciones.

6. Invitadas de blanco

Si tu vestido es blanco, advierte a tus invitadas de que lleven otro color. Incluso en verano, hay tonos pastel ideales para invitadas sin que tengan que ponerse un vestido blanco, que debería quedar reservado para ti. Ahora bien, si tu vestido es de color, acuérdate de revelarlo a tus invitadas, para que tengan luz verde a la hora de llevar blanco, pero que no se pongan nada del color de tu vestido.

7. Beber demasiado

Si conoces bien a tus invitados sabrás los típicos patosos que, con dos copas, son capaces de arruinar la celebración más divertida. Vigila a estos tipos o designa a alguien que se ocupe de pedir refrescos por ellos antes de que sea demasiado tarde. A algunos les da por aburrir al resto de invitados con sus gracietas y sus chistes sin ingenio. Piensa en el resto de invitados, si ves a estos patosos buscando a sus próximas víctimas, tal vez tengas que intervenir y darle algo con que se entretenga.

8. Dejar a los niños que sean unos salvajes

Si algunos de tus invitados llevan a sus hijos a la boda, seguramente será aburrido para los críos, que no pararán hasta corretear por ahí molestando a otros invitados, y haciendo peligrar a los camareros con las bandejas. Puedes solucionarlo contratando un servicio de canguro que se ocupará de tener entretenidos a los críos y bajo control, con yincanas, cuentacuentos, magia, castillos de aire, hay mil ideas para los más pequeños. Ellos se lo pasarán mejor, estarán más seguros y los padres podrán estar en la fiesta sabiendo que sus hijos están seguros y pasándolo en grande.

9. Sacar a bailar a los camareros

No sólo es inapropiado, sino que puede ser embarazoso para ellos. Si alguna amiga saca a bailar a un camarero o al chico encargado de la barra libre, o incluso al propio DJ, mejor que pidas a un amigo que la saque a bailar y permita al personal volver a sus tareas.

10. No dar instrucciones al DJ acerca del tipo de música

Es de vital importancia que seáis vosotros quienes elijáis la música. En algunos casos, la pareja está tan desbordada a última hora, que pide al DJ simplemente que ponga música animada que guste a todos. Es un error puesto que las preferencias personales no pueden ser las mismas que las tuyas. Quizá el DJ piense que los pasodobles son animados, y que tú los detestes. Quizá el DJ no pare de pinchar un mismo estilo que, si bien sea apropiado para una sesión en Ibiza, pueda no quedar bien en tu boda y dejar clavados a los invitados en sus sillas.

Elige la música que te gusta, y piensa en algunos temas que gustan a todos aunque no sean tus preferidos, pero que sepas positivamente que siempre sacan a bailar a la gente. En cualquier caso, la selección ha de ser vuestra, no la deleguéis en alguien que puede tener un criterio diferente y, cuando os deis cuenta, sea demasiado tarde.


Autor invitado: Concha Molina de En Buenas Manos
Experta en organización de bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información