8 cosas que algunas novias cambiarían de su look si se volvieran a casar

“Si volviera a casarme, cambiaría…” es una frase que muchas mujeres casadas dicen meses y años después de su boda. Nunca falla, aunque ocurre en casi todos los órdenes de la vida. Así pues, hemos preguntado a varias chicas de nuestra redacción y sus consejos no han ayudado a construir la mejor guía de lo que hay que hacer y de lo que debemos evitar para el día B.

No me haría la pedicura el día de antes de la boda

Quizá solo busques pintar tus uñas y darles el brillo que merecen en un día tan especial. Sin embargo, cuando una esteticista se dedica a estas artes, las exprime al máximo y utiliza todos los recursos a su alcance: limar, cortar cutículas y suavizar durezas. El esmalte de uñas también, pero es solo la guinda del pastel, la rúbrica a la complicada obra de arte. ” Me dolieron los pies desde prácticamente el principio del gran día. Se te olvida con tantas emociones, pero al finalizar el día te das cuenta de que, entre lo que has andado, bailado, el calor, los tacones y la profunda pedicura, estás descalza y con un dolor de pies inmenso”, nos cuenta Pilar. Así pues, hazlo días antes y ahórrate los dolores.

Elena Bau Fotografía
Foto: Elena Bau Fotografía

Dedicaría una tarde para mí antes del gran día

En el mundo de hoy en día, resulta complicado llegar a la boda al máximo de energías. Si tu boda es un sábado (lo más normal), no te habrá dado tiempo a descansar ni desconectar de la semana. “Llegué hecha polvo a la boda y un masaje me hubiera dado la vida”, asegura Marta. Así pues, intenta cogerte la tarde de antes para relajarte, ya sea en un spa o en un centro de belleza en el que te mimen como si fueras un tesoro delicado. Cuidados faciales, masajes, relajación, yoga, baños a diferentes temperaturas… Lo que sea, pero solo dedicado a ti. Lucía habría optado por unas minivacaciones, incluso algún mes antes de la boda para empezar a prepararse.

Habría hecho más pruebas de maquillaje y peinado

A Lucía le encantó su primera prueba de maquillaje, pero se arrepiente de no haberse hecho alguna más solo por si acaso. ¡Y es cierto! ¿Qué tenía que perder? Aunque la primera prueba fuera excelente, quizá la segunda habría dado en el clavo o habría ayudado a reforzar el primer estilismo. No es bueno conformarse con la primera opción si su estilista está dispuesta/o a jugar y a experimentar con tu imagen.

Seven Weddings
Foto: Seven Weddings

Intentaría llevar el pelo suelto en algún momento

Muchas novias se arrepienten de su peinado, pero no porque no les gustara, sino por la dificultad de jugar con él. Es el caso de Raquel: “Me arrepentí es no poderme hacer un peinado que pudiese soltar para estar menos pendiente de ‘despeinarme’ durante el baile”. En determinado momento de la boda, necesitas estar cómoda y dejar que la naturaleza siga su curso sin reparar en cada detalle. En el baile, quieres estar a tu aire y sentirte libre, pero con un peinado muy limitado no parece posible. Lucía opina algo muy parecido: “Me habría cambiado el peinado después de la ceremonia-comida. Para el baile-fiesta, algo más informal o desenfadado, que se pareciera más a mi yo de todos los días”.

Renunciaría a mi vestido con cola

Los vestidos con cola son tradicionales pero siguen triunfando en la época actual por su incuestionable belleza. Sin embargo, Izaskun aboga por los vestidos convertibles y con doble falda para ganar en comodidad. “Así, podría haber estado menos pendiente de si me pisan o si me tropiezo y me caigo”, comenta, y matiza: “O, quizás, habría escogido un vestido más ligero solo para la fiesta”.

Lirola&Cussó
Foto: Lirola&Cussó

Retocaría mi maquillaje en diferentes momentos

Sara se retocaría el maquillaje justo antes de las fotos e Izaskun haría lo propio después de la cena, cuando el baile comienza y debes estar guapa para esas fotos en plena faena. Estas dos decisiones serían acertadas para mantener la misma línea durante toda la velada. Eso sí: ¡nada de experimentar! El maquillaje debe ser el mismo y no superar la cantidad inicial en mitad del gran día.

Elegiría un velo menos tupido

La importancia de mostrar todos los encantos naturales, así como buena parte del vestido, es muy importante para muchas novias. Julia se conformó con el único velo que tenía su modista por pura comodidad.  “Me decían que era el tradicional que llevaban todas las novias. Puede ser que lo fuera, pero yo sabía que los había más transparentes”, comenta Julia. Y es que, tal y como su madre le había indicado (y ella pensaba en el fondo), habría sido mejor buscar otro más translúcido, pues en las fotos se vio cómo el velo tapaba parte de la espalda del vestido. Para una boda, un día único, no puedes recurrir a la comodidad en ningún caso: tienes que darlo todo en todos los aspectos y luchar por lo que quieres.

¡Sería fiel a mí misma!

Que no se te olvide: tú decides. No lo hace ni tu maquilladora ni tu peluquera. Aunque sepan de lo que hablan, tú eres la que tienes que decidir desde un punto de vista estético. Es el caso de Diana: “Para mi boda, me apetecía un peinado más despeinado, pero me quedé sorprendida cuando la peluquera me dijo que ella no recomendaba ese tipo de peinados. Evidentemente, tuve que hacerle caso para que no me peinara a disgusto y me quedé sin el peinado que realmente quería. De hecho, recuerdo mi prueba de peinado como una de las peores cosas de la boda”, afirma con rotundidad. Su error fue acudir a su peluquería de siempre y dejar que la confianza de su peluquera influyera en su decisión inicial, mucho más acertada para colmar sus expectativas.

Patricia Grande
Foto: Patricia Grande

Ante la duda, mejor hacer caso a las chicas que ya se han casado, sin dejar de ser fiel a tus pensamientos. Seguro que, con todos estos consejos, tu boda sale mucho mejor.

Quizás también te interese:

¿Segunda boda? 6 cosas que debes evitar si te vuelves a casar

Si me volviera a casar…¿Qué errores no cometería en la preparación de la boda?

Los 20 mejores blogs internacionales de viajes para preparar tu luna de miel 

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribir un comentario

Foto: Volvoreta Bodas
8 cosas que pasarán en tu boda y que no podrás evitar
Pase lo que pase en tu boda lo que está claro es que vas a disfrutar de lo lindo y lo demás quedarán en bonitos y entrañables recuerdos, así que ¡disfrútalos!
Foto: JFK Imagen Social
Las 5 cosas que tienes que hacer antes de ponerte el vestido de novia
Te descubrimos todo lo que tienes que hacer el gran día antes de enfundarte en ese maravilloso vestido. Si quieres lucir radiante, sigue estos consejos, ¡triunfarás!
Las 100 cosas que SÍ y que NO nos gustan de una boda
Las 100 cosas que SÍ y que NO nos gustan de una boda
Los detalles marcan la diferencia en un día tan importante como el de tu boda. Muchas parejas, a veces, no los tienen en cuenta. No seáis una de ellas y sin dudarlo conoced los SÍ y los NO para vuestro gran día. ¿A qué esperáis?

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información