ES Inicio
ES

10 cosas a tener en cuenta si compras tu vestido de novia en Internet

Foto: Concha Molina

Comprar tu vestido de novia en Internet es una decisión arriesgada aunque, teniendo en cuenta la amplia oferta de fabricantes, diseñadores y modelos que puedes encontrar, así como las grandes facilidades y los precios tan interesantes, si tienes en cuenta una serie de puntos, siempre puedes localizar auténticos chollos y acertar con tu vestido. Para eso, toma nota de estos tips:

1. Conoce tu cuerpo

Aparte de la talla y los diferentes patronajes, cada una tenemos un cuerpo diferente. Tienes que conocer tus formas, desde el busto hasta tus caderas pasando por tu cintura y saber las proporciones de cada parte. De esta forma sabrás lo que va a quedar bien en tu figura y lo que te sienta bien, independientemente de cómo le siente a la modelo o al maniquí que aparezca en la web.

2. Pruébate varios vestidos

Acude a algunos talleres y tiendas y echa un vistazo a los colores que te pueden sentar bien según el tono de tu piel y de tu cabello. Asimismo, investiga acerca de las formas que pueden sentarte mejor. Haz alguna prueba, con diferentes formas y así descubrirás cómo te sientan los diferentes cortes.

Quizá estés pensando en un corte sirena y, cuando te lo pruebes, no sea la mejor opción y encuentres propuestas más favorecedoras. También pruébate el mismo vestido en diferentes tejidos, así sabrás cuál es que más destaca tus puntos fuertes y esconde alguna imperfección.

3. Repasa las guías de tallas y medidas

Echa un vistazo a las guías de tallas y medidas que suele haber en las webs de vestidos online y compara con las tallas de tu ropa de diario para hacerte una idea de las posibles diferencias. Asimismo mide tu busto, brazos, cintura, caderas y muslos y así identificarás más fácilmente tu talla.

4. Conoce a los fabricantes

Muchos fabricantes ponen a la venta en diversas páginas web colecciones de temporadas anteriores. Otros aprovechan para sacar a la venta algunos vestidos que han sobrado de stock o con algún tipo de tara. Ten en cuenta estas particularidades para estar pendiente de cuándo puedes encontrar algunos chollos.

5. Lee la descripción y las especificaciones detenidamente

Hay algunos vestidos que aparecen fabulosos en las fotos pero, al recibirlos, puedes llevarte alguna sorpresa. Quizá la caída de la falda no es la que a ti te cae bien o el tejido no es de la calidad que tú pensabas. Aparte de fijarte en las fotos, lee todas las especificaciones acerca del tejido, consejos para su mantenimiento, cuidados, si se arruga fácilmente o si se ajusta demasiado al cuerpo.

Estas particularidades las puedes preguntar al servicio de atención al cliente o te puedes ayudar de Internet, donde tendrás todas las especificaciones de cada tejido y las características acerca de telas y de formas en los patrones.

6. Pregunta la longitud del vestido

Es importante que sepas cuánto mide el vestido para saber, a la hora de las modificaciones posteriores, cuánto hay que cortar o si tendrás tejido que podrás utilizar, por ejemplo, para un lazo o para adornar el cabello.

Algunas novias piden una longitud extra para tener tela de sobra y forrar los zapatos, por ejemplo. En el caso de que midas más de 1,75 metros, asegúrate de que el vestido tiene la longitud suficiente para que, con tacones, no te quede más corto de lo que pensabas.

7. Personaliza tu vestido

¿Quieres un vestido marfil en vez de blanco roto o prefieres un tono nude? ¿Necesitas que se quite la manga? ¿Te gusta la hechura pero prefieres que sea de tirantes? Estas opciones pueden estar disponibles cuando pidas tu vestido, por lo que asegúrate de especificar esos requisitos al hacer tu pedido así como los posibles cargos extra que pudieran cobrarte.

No te limites a las opciones que aparecen en la página, ya que, en la mayoría de los casos, puedes elegir el tipo de manga, longitud de la falda, cambio en el tejido y cualquier otro requerimiento que sea importante para que te quede como a ti te gusta.

8. Revisa las condiciones de envío, cancelación y políticas de devolución

En algunos casos los vestidos se envían de forma inmediata. En otros, sobre todo si están en Asia, pueden llegar a tardar meses en llegar a tu casa. Mira bien si te permiten la devolución en caso de no satisfacción y si te cobran el envío en tal caso. Algunos fabricantes no aceptan cambios, con lo cual será muy arriesgado si lo compras sin haberte probado primero. En algunos casos no te reembolsan el dinero pero te dan opción a cambiarlo por otro modelo.

9. Llama al servicio al cliente

Comprueba que el servicio de atención al cliente es accesible, que te prestan ayuda y que la respuesta es rápida. En caso de que así sea, si tienes algún problema, sabrás que la respuesta será inmediata y encontrarán una solución para ti.

10. Acude a un modisto de confianza

Una vez tengas tu vestido, tendrás que hacer algunos cambios, ajustarlo a tu figura para que te quede como un guante el gran día. Es importante que cualquier modificación que vayas a hacer se la encargues a alguien de confianza, con gran experiencia y cuidado y capaz de llevar a cabo una tarea tan importante.


Autor invitado: Concha Molina de En Buenas Manos
Experta en organización de bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información