Vestidos de novia en los años 60: La revolución de la minifalda

Vestidos de novia cortos 2013. Foto: Barcelona Bridal Week
Vestidos de novia cortos 2013. Foto: Barcelona Bridal Week

La década de los 60 ofrece numerosas tendencias. Es una época convulsa, marcada por los movimientos sociales, lo que termina por reflejarse en la moda. La guerra de Vietnam provoca numerosas protestas y disturbios, el movimiento de derechos civiles en EEUU hace que el país se ponga permanentemente en el punto de mira, y muchos empiezan a experimentar con las drogas.

La música de John Lennon, Jimi Hendrix y Mick Jagger inunda las emisoras de radio, y la moda trae auténticas revoluciones; en el año 1963 aparecen los bikinis, a mediados de la década Mary Quant inventa la minifalda y la psicodelia se abre paso entre culottes y botas de go-gó, que inundan las portadas de revistas de moda. Incluso en el maquillaje y los peinados encontramos diferencias: desde los cardados espectaculares de Brigitte Bardot, al pelo cortísimo de la modelo más famosa de la década, Twiggy.

Twiggy fue uno de los iconos de los años 60. Foto: VOGUE Francia
Twiggy fue uno de los iconos de los años 60. Foto: VOGUE Francia

Sin duda estos años están marcados por la minifalda, y es en esta prenda en lo que se fijan las novias más modernas y transgresoras de la década y la lucen orgullosas el día de su boda: Mia Farrow en el año 66 luce un traje chaqueta de minifalda muy chic en su boda en Las Vegas con Frank Sinatra; Sharon Tate, un cortísimo vestido con mangas de farol en su boda con Roman Polanski; y Yoko Ono, en 1969, elige para su boda con John Lennon un vestido mini, siguiendo la tendencias de la época.

Muchas estaréis pensando que ni de broma lucirías minifalda el día de vuestra boda, pero yo soy una ferviente defensora de esta prenda. Es habitual reservar esta tipo de vestido de novia para una boda civil, y en la actualidad hay muchísimas opciones muy elegantes y que nada le tienen que envidiar a los vestidos largos y tradicionales de novia.

Son muchas las grandes firmas que apuestan por este tipo de vestido de novia corto, para lucirlo en una ceremonia civil, o para cambiarse después de la ceremonia y llevarlo en el banquete o el baile; desde las firmas con líneas más comerciales como Pronovias, a grandes diseñadores de alta costura como Oscar de la Renta, Marchesa, o Monique Lhuillier. Grandes vestidos cortos, que nada tienen que enviar a los tradicionales de novia.

Sin duda es una opción atrevida para una novia, pero tan elegante y sofisticada como lo pueda ser un vestido largo. Y tienes muchas opciones entre las que escoger: un vestido minifaldero, como las novias más modernas en los años 60, por las rodillas, como los que presenta Oscar de la Renta en su colección 2013, o un vestido por encima del tobillo, como el que ha lucido recientemente Natalie Portman en su boda.

 


Autor invitado: Blanca Blanco de Adoro Las Bodas

Experta en complementos y decoración

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

Escribir un comentario