Cómo elegir al DJ para la boda en 5 pasos

Cómo elegir al DJ para la boda en 5 pasos

Elige la banda sonora de tu boda que mejor se adapte a ti, personalízala y será todo un éxito entre los invitados.

Cómo elegir al DJ para la boda en 5 pasos
  • Música y animación

La música de tu boda es uno de los elementos más importantes de tu boda. Y aunque ya te hemos hablado en otras ocasiones de esta partida en general, es decir, durante toda la boda, con la contratación de bandas en directo o música de ambientación, ahora queremos hablarte de la fiesta. Y el DJ, cómo no, debe ser el encargado de subir la adrenalina. Pero, ¿cómo saber si un DJ es bueno? Tendrás que descubrir ciertas cosas de él.

1. Seguir las recomendaciones

No vayas a la aventura ni te dejes guiar solo por los catálogos o wedding planner; ¡habla con otras novias! Aunque siempre hay sorpresas, muchas parejas consultan los mismos especialistas y debes aprovecharte de la experiencia de los demás.

Aunque es importante mantener tus gustos, intenta preguntar a personas de las que te fíes, que compartan tu estilo musical o que abanderen la misma filosofía en relación con la fiesta de la boda.

Por otro lado, ya que seguro que estás en pleno auge de bodas en tus diferentes grupos sociales, recuerda todas a las que has ido y empieza a descartar opciones. También puedes consultar a amigos o conocidos que sepan de música o a wedding planners de confianza para saber si ese DJ es verdaderamente apto para tu fiesta.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

guardarCómo elegir al DJ para la boda
Foto: Daniel Márquez

2. Saber si es equilibrado en sus elecciones

La boda es la fiesta de los novios, sin duda, pero lo invitados también tienen bastante que decir, sobre todo de cara a la fiesta. No seas demasiado egoísta o restrictiva y planea una velada al gusto de todos, no solo de tus oídos.

Para ello, asegúrate de que el DJ que contratas no es un purista de la música electrónica de los 80 o un amante del heavy metal que aplica sus gusto a sus sesiones. No, debe ser equilibrado y ello no implica mayor o menor gusto musical, ni mucho menos. Puede sorprender con maravillas inscritas en todo tipo de géneros y acorde con todos los invitados.

Para ello, es conveniente dividir la fiesta en varios grupos: canciones de siempre, actuales, nacionales y el llamado “momento remember”.

guardarCómo elegir al DJ para la boda
Foto: Manu Prats

3. Conocer su repertorio

Entrando en materia con el repertorio en sí, en primer lugar deben sonar algunas canciones más antiguas, las de toda la vida, aquellas míticas perfectas para las personas mayores, que también se merecen echarse unos bailes y, por qué no, temas que animen a los más jóvenes a sacar a la luz sus movimientos más clásicos. Pasodobles, merengue y demás disciplinas de siempre nunca vienen mal para empezar la fiesta.

Seguimos con temas más actuales, los que suenan hoy en día en las discotecas a nivel internacional, desde Justin Bieber a Dua Lipa, pasando por Rihanna, Arianna Grande, Sia o Beyoncé. Todas esas canciones que suenan en la radio no deben faltar, pues internacionalizan la boda y alegran también a los invitados de otros países, cada vez más habituales.

Después llegan las canciones en español, en las que se pueden ver géneros de todo tipo. Desde temas de la adolescencia de La Oreja de Van Gogh, El Canto del Loco, Estopa o David Bisbal, pasando por Vetusta Morla, Lori Meyeres o Izal, y continuando con el reggaeton y el trap, tan de moda en los últimos tiempos. El Despacito sigue en alza a pesar de sus casi dos años de antigüedad, pero también entra lo último de Juan Magan, el repertorio de Maluma y otros géneros más variados que incluyen a Marc Anthony, Ricky Martin, los temas que han triunfado en Operación Triunfo (Lo malo, Mi teléfono, Ni la hora) o hasta Rosalía con su ya célebre Malamente.

guardarCómo elegir al DJ para la boda
Foto: Fabián Luque

Para redondear la velada festiva, toca terminar con el “momento remember”, también llamado “mamarracheo” por el componente excéntrico de mucho de sus temas. Son canciones que siempre suenan en las fiestas, orquestas de los pueblos o discotecas al final de la noche, o al menos en muchos casos. Desde las canciones míticas de las Spice Girls y los Backstreet Boys hasta el mítico Chipirón o Follow the Leader; popurrís de Mecano, Alaska, Camela o Grease; canciones de los veranos 90/2000, con Suavemente, Yo quiero bailar o La mayonesa como estandartes; temas de los 80 que triunfaron y siguen haciéndolo, como Chiquilla, Sabor de Amor o 20 de abril; canciones maquineras como las de Pont Aeri; y, para cerrar la noche, las típicas rockeras de Mago de Öz (Fiesta Pagana), Ska-P (Cannabis) o Extremoduro (So Payaso).

4. Buscar la originalidad

Ya que desde Zankyou te hemos propuesto una lista de canciones sin ser DJ, lo mejor es que el artista contratado tenga su propia personalidad y, aunque no la use del todo (puede arruinar la boda con demasiados temas desconocidos o raros), sí la deje ver de vez en cuando. ¿Cómo? Respetando determinados géneros, introducir canciones desconocidas que animen la fiesta o, incluso, metiendo temas de grupos muy conocidos que sean revolucionarios. El DJ es músico y sabe de esto gracias a su trabajo melómano, por lo que no está de más que lo demuestre con remixes locos, popurrís inauditos y todo lo mejor para elevar la fiesta al máximo nivel.

guardarCómo elegir al DJ para la boda
Foto: Música Home

5. Valorar su actitud

¿Cómo es el DJ? ¿Tiene fama de soso o aburrido? Si las referencias no dejan muy claro cómo actúa en las fiestas, organiza una cita con él y descubre si el chico/a es animado, tiene ilusión y lo da todo incluso explicándote su trabajo, o si parece más bien ajeno a la alegría de los novios y se limita a pinchar como un trámite. No te preocupes, todo eso se ve a la legua, y si no pide que te deje acudir a alguna de sus sesiones. Porque, en tu boda, el día más importante de tu vida, la fiesta es un espectáculo que puede redondear todo en plan positivo o arruinar una bonita velada. Contrata a aquel que se meta en el bolsillo al público con buenas canciones, trabajo de micrófono y un carácter innato para montar fiestones.

Los DJ’s son artistas y traen consigo una ración importante de confianza. Por ello, es importante analizarla antes de contratarle, pues nunca está de más cierta flexibilidad de cara al público, sobre todo a la hora de pedir alguna canción que se salga del repertorio establecido. Siempre y cuando no se convierta en un abuso, el DJ tiene que bajar los escudos de vez en cuando.  

Quizás también te interese:

Cómo elegir la música para la boda en 5 pasos

Cómo elegir la canción del primer baile (en 10 sencillos pasos)

8 ideas para seguir la fiesta después de la boda

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Fabián Luque Fotógrafos bodas
Daniel Márquez Fotógrafos bodas

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!