Un soplo bohemio y natural: la boda de Carlota y Pol

Un soplo bohemio y natural: la boda de Carlota y Pol

Sonrisas, emoción y ese punto de alegría interna que, mediante multitud de chispazos, no escapó a las cámaras de Kike & Jud.

Un soplo bohemio y natural: la boda de Carlota y Pol
  • Foto y vídeo

No es difícil apreciar la felicidad y la ilusión cuando son de verdad. Carlota y Pol siempre lo han demostrado y en su boda no iba a ser menos. Sonrisas, emoción y ese punto de alegría interna que, mediante multitud de chispazos, no escapó a las cámaras de Kike & Jud. El estudio fotográfico de Barcelona se ha especializado en las historias únicas, reales y diferentes, como sus reportajes de foto y vídeo.

La preparación ya adelantaba una boda que se salía de la norma. Tanto en la de ella como en la de él, hubo lecturas de familiares y amigos, y más sorpresas. Además, este momento sirvió para adelantar algo que ya se veía venir: la boda sería boho chic. A juzgar por el estilo desenfadado y elegante de la pareja, que hicieron arte con su apariencia bohemia, el estilo de la boda debía concordar con semejante filosofía.

Ella lució sonrisa durante todo el día, una de esas que se contagian e iluminan cualquier estancia. Con un dos piezas de Otaduy, en crudo para fundirse con su piel morena, Carlota se mostró radiante, como si fuera la persona más feliz del mundo. Pep Gallifa Hairdresser añadió su toque con un peinado y un maquillaje sencillos que solo potenciaron la naturalidad alegre del rostro de la novia.

guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud Kike & Jud
Foto: Kike & Jud

Él se mostró como la persona bohemia que es: traje de Sandro Paris sin corbata y un sombrero de ala ancha digno de cualquier cantautor. Y es que, al igual que su chica, mostró la personalidad de quien goza rompiendo las normas con respeto, haciendo el ruido justo para sorprender sin asustar.

guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

El gran día continuó en un precioso bosque cercano a El Dalmau, lugar de celebración. En semejante paraje natural, los novios hacían hincapié en el estilo que deseaban para su boda, alejado de la rectitud de un espacio cerrado. Allí, liberados ante la belleza de los árboles y del cantar de los pájaros, la pareja llegó entre las notas del saxo de Pep Poblet, reglando un momento original y único.

La ceremonia fue un cúmulo de emociones que no solo protagonizaron los novios, ya que los familiares cercanos y amigos también se sintieron protagonistas. En la creación de la maravillosa atmósfera ayudó el bello espacio escogido, que además de belleza propia incluía lo mejor de la decoración de Yolanda, propietaria de El Dalmau y maestra en el uso de la decoración. Con un sofá, una pequeña mesa y bellas flores silvestres, el escenario estaba listo para la función más importante de Carlota y Pol.

guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud

Pero el universo boho que habían empezado a construir no se quedó ahí. Destacó la elección de un lugar tan auténtico como El Dalmau, una masía con solera y alzada en mitad de un bello campo de trigo. Ubicada en Osona (Barcelona), su apariencia casaba perfectamente con la naturaleza de una pareja que se mantiene auténtica pase lo que pase a su alrededor.

Después, Kike & Jud se quedaron a solas con los novios para dedicarles una sesión privada corta, pero intensa. En dicho shooting, se apreció la confianza que existía entre los fotógrafos y los protagonistas, pues los primeros siempre trabajan mucho la relación con todas sus parejas. Así, tras unos cuantos disparos en los que se respiraba complicidad y comodidad, los recién casados volvieron con sus invitados.

guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud

La cena se dispuso sobre mesas largas, como mandan los cánones de las bodas modernas celebradas en ambientes rústicos y bucólicos. Como si de un ágape medieval se tratara, todos los invitados disfrutaron de un convite a la altura de las expectativas que comenzó por la tarde y se alargó hasta el anochecer.

Los postres se prepararon sobre una mesa que componía uno de los rincones más especiales de la velada, aunque faltaba una sorpresa: los propios novios repartieron la tarta y demás dulces al resto de invitados, sin olvidar de atusarse el delantal. Simplemente genial.

guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud

El manto oscuro de la noche quedó perfectamente adornado con los árboles, la madera y las luces anaranjadas y tenues que Yolanda había colocado en guirnaldas. La masía estaba de punta en blanco para satisfacer a todos los asistentes.

guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud

De cara a la fiesta, Pol participó en una de las actuaciones que la banda había preparado. Sin duda, para una boda de estas características, la elección de un grupo en directo fue la decisión más acertada. Al aire libre, la boda se extendió hasta altas horas de la madrugada, abrazando la noche en su mayor apogeo.

guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudPide cita para tu día a Kike & Jud
Foto: Kike & Jud
guardarKike & JudKike & Jud
Foto: Kike & Jud

Una de las claves de la boda de Carlota y Pol fue que se desarrolló sin renunciar a la personalidad de los novios. En cada detalle se notaba su mano y sus pasiones, dotando a la celebración de un estilo propio. Por suerte, Kike & Jud pudieron transmitirlo de manera fidedigna a través de las fotos, respetando los colores y manejando una edición que concordaba con la estética de los novios, del lugar de celebración y de la boda en general. Un acierto, sin duda.

Para ver la boda completa, ¡pincha aquí!

Localización: El Dalmau | Vestido de novia: Otaduy |  Traje novio: Sandro Paris |  Maquillaje y Peinado: Pep Gallifa Hairdresser | Música en vivo: Pep Poblet | Foto y vídeo: Kike & Jud

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Kike & Jud - Photo and Cinema Fotógrafos bodas
El Dalmau Fincas bodas
Otaduy - Madrid Diseñadores de novia

Escribir un comentario

Lista de bodas Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en cash!