ES Inicio
ES

Consejos básicos para organizar la maleta de la luna de miel

El Taj Mahal, en India, uno de los destinos más visitados por las parejas en luna de miel. Foto: Airknight

Preparar el equipaje adecuado para la luna de miel de tus sueños te permitirá, no sólo acertar con la indumentaria para cualquier ocasión, sino también evitar el molesto exceso de equipaje y sus costes de facturación extra.

Está claro que este tipo de viaje es un viaje de placer, y su equipaje variará en función del destino y la duración del mismo. Es indispensable pensar en la comodidad, pero se debe prever la posibilidad de que surja una ocasión especial o una salida nocturna. Por ello, se recomienda llevar alguna prenda y complemento más acorde.

No es lo mismo preparar un equipaje para un fin de semana que para varias semanas. En cualquier caso, la maleta debe contener todo lo necesario para cubrir todas o la mayor de parte de vuestras necesidades durante la estancia fuera de casa.

  • ¿Cómo organizar el contenido de la maleta?

Para organizar de forma correcta la maleta, debemos colocar los artículos más pesados y menos delicados en el fondo y, encima de éstos, las prendas de mayor resistencia como cazadoras o pantalones, debidamente doblados.

Las prendas que no se arrugan con facilidad, como ropa interior, calcetines o cinturones, las podemos utilizar para rellenar los huecos que dejaron las otras prendas, y no colocándolos sueltos, sino en bolsas de tela o gamuza, ya que resulta mucho más higiénico.

A continuación guardaremos el pijama y las sudaderas y, encima de éstos, el traje, el pantalón y la chaqueta. El pantalón deberá ir en plano, doblado cuidadosamente por la raya y bajo el pecho de la americana para evitar que ésta se aplaste en exceso.

A continuación, doblaremos las mangas y la parte baja de la americana por encima del pecho. También se pueden rellenar el cuello y las mangas con papel de seda. Los hombros se rellenarán de calcetines para evitar que se aplasten. Una buena opción es, por supuesto, el portatrajes, donde las prendas van colgadas.

Por último, y bien dobladas, acomodaremos las prendas más delicadas como blusas, camisas, etc. Si son muy delicadas, se deben proteger con papel o bolsas especiales. Para terminar, es conveniente utilizar una toalla como capa final que actúe de ‘amortiguador’ y ‘protector’ del cierre de la maleta.

  • Otros consejos de utilidad

1. Las prendas deben doblarse del revés y con los botones o cremalleras abrochados para evitar que se arruguen. Otro truco es doblarlas en forma de rodillo, enrolladas sobre sí mismas.

2. Conviene dejar un pequeño espacio adicional para posibles compras. Si sabemos de antemano que vamos a comprar artículos que ocupan mucho espacio, una buena idea es llevar una maleta blanda doblada en el interior.

3. Resulta muy útil llevar bolsas vacías para meter la ropa sucia y tener en cuenta que al hacer la maleta de regreso no estará doblada como la ropa limpia y ocupará un espacio algo mayor.

4. Si se lleva la bolsa de aseo en la maleta, es aconsejable envolverla en un plástico y situarla haciendo presión entre los jerséis para evitar engorrosos accidentes, aunque lo ideal es llevarla fuera de la maleta.

No te pierdas nuestra selección de biquinis y bañadores para la luna de miel.

 


Autor invitado: Concha Molina de En Buenas Manos
Experta en organización de bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información