Natalia García, la fotógrafa de bodas entre héroes de bata blanca

Natalia García, la fotógrafa de bodas entre héroes de bata blanca

Esta fotógrafa de bodas ha aprovechado el parón en las bodas para adentrarse en un hospital de Madrid y reflejar todas las emociones que se viven durante esta pandemia a través de su objetivo.

Natalia García, la fotógrafa de bodas entre héroes de bata blanca
Foto: Ngestudio
  • Foto y vídeo
  • Emotivo

Nunca imaginamos que pudiéramos vivir algo tan horrible como esta pandemia que ha cambiado nuestras vidas en todos los países del mundo. Además de cambiar nuestro día a día, ha afectado a todos los sectores pero sin duda, uno de los más afectados ha sido el nupcial, ya que las bodas han parado totalmente. Por eso, muchos profesionales del mundo nupcial han tenido que reinventarse en tiempos de COVID-19 para volver después con más fuerza que nunca. Es el caso de Natalia García, fotógrafa de bodas que ha decidido aprovechar este parón para mostrar la gran labor que realizan los sanitarios en los hospitales y hacer un homenaje a trabajadores y pacientes. Hemos charlado con ella y esto es lo que nos ha contado….

¿En qué momento se te ocurrió la idea de irte al hospital?

Siendo fotógrafa de reportaje social y moda editorial, me vino la necesidad de aportar mi granito de arena en estos momentos. Sentir que podía hacer algo más por todos las sanitarios y pacientes que estaban viviendo esta guerra particular que desde casa no vivíamos igual y que aunque saliese a aplaudir cada día a las 20h no era lo único que podía hacer. Estos días han sido y siguen siendo de muchos recuerdos, sacar fotografías y revivir momentos con los míos me acercaba más a ellos y así fue como recordando las conversaciones con mis abuelos sobre la guerra, cuando me enseñaban fotos y lo importante que era para ellos porque era lo único que les quedaba de aquella época, me di cuenta que lo mejor que podía hacer era coger mis cámaras y hacer lo que mejor sé, fotografiar buscando el lado humano y siempre desde el cariño sea el momento que sea. En un hospital pasan muchas cosas, entre ellas el contraste de la vida y la muerte que está muy presente y desde mis fotografías quería aportar luz, que la hay y buscar los momentos bonitos aún en tiempos de guerra.

guardar
Foto: Ngestudio

¿Sentiste miedo al entrar estar en contacto con enfermos y profesionales?

Sentí miedo desde el momento que me confirmaron, después de los permisos correspondientes, que podía ir a hacer el reportaje. En ese momento me vinieron mil preguntas, mil sensaciones que no sabría describir pero era tal la necesidad de aportar, que el miedo quedó en un segundo plano. Cuando llegó momento, respiré hondo, cogí mis cámaras y entré. El corazón se me salía del pecho de todo lo que estaba sintiendo. Sabía que había tomado la decisión correcta. En ese instante no importaba el miedo, saqué todas mis fuerzas y todo el cariño para poder capturar estas fotografías. En todo momento estuve muy protegida. De hecho me centré tanto en el trabajo que estaba haciendo que en algunos momentos se me llegó a olvidar el peligro que yo misma podía tener si no actuaba como debía. En varias ocasiones, me tuvieron que recordar que aún protegida, el peligro estaba ahí.

guardar
Foto: Ngestudio

Durante todo el reportaje estuve acompañada de la subdirectora de enfermería del hospital que no se separó de mí y fue mi gran apoyo tanto psicológico como profesional. Es cierto que moverme por las instalaciones del hospital de Getafe del cuál he sido paciente y sé el movimiento de pacientes que hay, fue muy impactante para mí al ver solo personal sanitario por los pasillos y sentir una sensación de soledad absoluta y mucha nostalgia.

¿Cómo te recibieron los pacientes y el personal sanitario?

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Me recibieron de la mejor manera que me podían recibir, fue increíble. Me llegaron a decir que era una heroína para ellos por estar allí sin necesidad y sin ser mi trabajo, por fotografiar lo que se estaba viviendo. Me emocioné bastante y por supuesto, les dije que los héroes eran ellos que cada día ponían su vida en peligro por salvar las de sus pacientes. Vivirlo de primera mano, con la dureza del momento y ver como a la vez es gratificante el poder sacar sonrisas en los peores momentos es su mayor regalo y durante estas horas, también fue el mío.

guardar
Foto: Ngestudio

Pude sentir la delicadeza con la que el personal sanitario, médicos, enfermeros, auxiliares, celadores… tratan a los pacientes y se vuelcan, unidos con tal de sacar adelante la vida de los demás. Llevé dibujos de mi sobrina para regalar a los pacientes. Y la sonrisa y emoción al recibirlos fue algo que nunca olvidaré. La importancia de lo emocional, el contacto, la unión… estuvo muy presente en todo momento.
Si hubo algo que eché mucho de menos fue poder tener más contacto, dar un abrazo en momentos en los que se emocionaban tanto sanitarios como pacientes, contándome lo que estaban viviendo, esas situaciones fueron duras y se me escapó más de una lágrima.

guardar
Foto: Ngestudio

¿Cómo entraste y cómo saliste allí? ¿Cambió algo en ti?

Entrar y salir del hospital supuso para mí un antes y un después totalmente. Tuve días muy malos, con los  sentimientos más a flor de piel, si cabe. Malos por las vivencias que había vivido, lo que había visto, los testimonios de sanitarios y pacientes me afectaron, eso es inevitable. Este proyecto es el más difícil que he hecho y sin duda, el que más me ha dejado marcada. Soy una persona muy sentimental y esto superó todo. En cuestión de minutos viendo todo lo que hay en el hospital valoras mucho más lo que tienes y lo que es realmente más importante y lo que no. Nuestra gente, los abrazos, las risas, los buenos y malos momentos pero juntos… Lo material queda relegado a un tercer o cuarto plano. Aprender a decir no y saber quién está realmente a tu lado y quién no, creo que es una de las cosas que más me ha llegado después de vivir esto y valorar más los que están cerca.
Pienso en todos los pacientes que había allí y que durante su enfermedad no podían tener a los suyos con ellos y lo difícil que son esos momentos. Los sanitarios son su única familia y las fotos o las videollamadas se convierten en parte de su medicina para poder llevarlo lo mejor posible. Una vez más la fotografía fija o en movimiento cobra todo el sentido.

guardar
Foto: Ngestudio

¿Qué ha sido lo mejor de esta experiencia?

Lo mejor de todo y más gratificante ha sido sacar sonrisas en estos momentos tan complicados. Cuando me daban las gracias por estar allí y agradecerme emocionados el reportaje que estaba haciendo aún poniéndome en primera línea, eso nunca se me olvidará. Celia y Andrés, los papás que tuve la suerte de visitar, me recibieron en su habitación de la planta de maternidad y me presentaron a su pequeño recién nacido. Las sonrisas con las que me contaban como había sido todo y lo tranquilos que estaban por la seguridad que les daba el hospital contrarrestaba con la realidad que se estaba viviendo. Poder hacer estas fotografías fue un regalo para mí ya que en éstos meses había tenido que dejar de hacer mis sesiones bebés por el tema del COVID-19. Fue una sesión diferente pero muy especial que recordaré con mucho cariño.

guardar
Foto: Ngestudio

Pasar de fotografiar la alegría de las bodas a algo tan diferente, ¿qué supuso para ti como profesional?

Para mí este proyecto era todo un reto, la situación que estaba viviendo, las imágenes que tenía delante eran todo lo contrario a lo que estoy acostumbrada a fotografiar pero aún así le busqué esa parte emocional como hago siempre en mis reportajes. Busqué momentos bonitos, momentos de complicidad entre los propios sanitarios y entre pacientes y sanitarios. La conexión es algo que siempre está. Da igual que la única expresión que lo determine sean los ojos porque vayan totalmente tapados. Los ojos nunca fallan y si hay sonrisas o lágrimas, ya sean de felicidad o de tristeza, te lo van a contar. Las manos son súper importantes y cuentan historias.

guardar
Foto: Ngestudio

Me centré en lo que estaba sintiendo en cada momento y no pensé si estaban quedando mejor o peor las fotos. Mi objetivo era que todo lo que me hiciera sentir algo, lo iba a fotografiar y así hice. Una vez que he visto las fotos editadas, me he dado cuenta que cada una de esas fotografías son totalmente “yo”, yo y esa perspectiva que me sale cuando me pongo la cámara delante para sacar lo mejor de cada uno de ellos, como hago con mis reportajes y por lo que me contratan. Estas fotografías me transmiten miles de emociones y siento que en cada de una de ellas están el personal sanitario y los pacientes que no han cesado en su lucha por vencer a este bicho que se ha colado en nuestras vidas sin permiso y a ellos les quiero agradecer haberme dejado entrar en estos momentos tan íntimos y duros.

guardar
Foto: Ngestudio

¿Qué harás con todas estas fotografías?

Desde que decidí que iba a hacer estas fotografías supe que quería hacer una exposición con ellas. Una exposición donde poder enseñar todo el trabajo realizado y por supuesto, homenajear con ellas a cada uno de los profesionales y pacientes que han pasado por el hospital de Getafe, especialmente pero sin olvidarme que al final todas estas fotografías son de todos los sanitarios y pacientes que han vivido y están viviendo la dura situación del COVID-19.
Tengo en mente como quiero que sea la exposición y me encantaría que la viniese a ver todo el mundo posible. Va a estar hecho con el mismo cariño que las fotografías y espero que en ella podamos ver esos abrazos que no hemos podido dar durante todo este proceso que estamos viviendo, me imagino como cada una de estas fotografías van a ser testigos de momentos que vamos a volver a tener, espero que dentro poco tiempo.

guardar
Foto: Ngestudio

¿Cómo crees que serán las bodas a partir de ahora desde el punto de vista de la fotografía?

Si algo tengo claro es que si cada día de boda supone nervios en el estómago, las primeras bodas que vamos a celebrar van a ser un baile continúo de mariposas que no van a parar durante todo el día con una emoción y unas ganas que son difíciles de describir. Hablo cada día con compañeros y amigos del sector y desde aquí quiero transmitir a todas las parejas que han tenido que posponer su boda que estamos todos dispuestos a darlo todo y más. Estamos deseando coger nuestras cámaras, abrir fincas, comer con los mejores catering, llenarlo todo de flores, poneros guapísimos con peluquería y maquillaje… Estamos deseando vivir bodas muy especiales, después de que este “bicho” nos haya cambiado la vida a todos, os puedo asegurar que con vuestras ganas, las de vuestros invitados y las nuestras vais a tener unas bodas inolvidables. Como fotógrafa busco un abrazo, una mirada, una conexión fugaz, una lágrima, una sonrisa… y después de todo esto, habrá mucho más este tipo de fotografías en los álbumes porque si hay algo que realmente se echa de menos en estos días, es esto.

¿Esta experiencia ha cambiado algo en tu manera de trabajar?

Este proyecto será siempre el antes y el después de muchas cosas en mi trabajo y en mí. He visto otro tipo de fotografía que me gustaría hacer, algo puntual no quiero que sea un trabajo frecuente pero sí siento que no quiero que esto termine aquí. Mi manera de trabajar, como ya he dicho antes, era y sigue siendo la búsqueda de esa perspectiva para sacar lo mejor hasta en los peores momentos y este proyecto solo ha hecho que reafirmarlo. Gracias Zankyou por dejarme contar mi historia, por ser parte de este proyecto tan diferente en un mundo de bodas, como el que estamos acostumbrados.

guardar
Foto: Ngestudio

Y desde aquí GRACIAS al equipo directivo, a los médicos, enfermeros, auxiliares, celadores, administrativos, personal de limpieza, seguridad y pacientes del hospital Getafe por ser parte de este proyecto. Por enseñarme que la unión consigue ganar guerras, que vuestro trabajo no es un trabajo, sino una vocación, que no solo los que nos dedicamos a trabajos creativos nos mueve la pasión a vosotros también.

Gracias por mostrarme la parte más humana y vulnerable de cada uno de los que sale en este reportaje dando lo mejor de vosotros.

Selecciona a los proveedores que quieres contactar

Ngestudio Fotógrafos bodas