Cómo combinar vestido y traje de novio en 5 pasos

Cómo combinar vestido y traje de novio en 5 pasos

Si tu y tu novio queréis estar perfectos el día de la boda, Zankyou te propone 12 formas de combinar vuestros looks.¿Te las vas a perder?

  • Vestidos de novia
  • Novia
  • Novio
  • Pareja

Este es un tema que suele generar un acalorado debate. Y es que muchos novios y estilistas se niegan rotundamente a conjuntar los vestidos del novio de la novia, incluso los de los invitados que son pareja, mientras que otros apoyan la causa con una defensa férrea y múltiples argumentos. En Zankyou, consideramos que se puede apostar por esta combinación siempre y cuando se haga de manera sutil y, sobre todo, ¡con buen gusto! Atenta a estas 5 pasos para combinar correctamente el vestido del novio y de la novia.

1. Concordar personalidades

2. Combinar ropa

3. Aprovechar las flores

4. Utilizar los complementos

5. Recurrir a pequeños detalles

1. Concordar personalidades

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Antes de empezar con la labor de combinar los atuendos de la boda, tenéis que saber si de verdad os llama la atención pasar por todo esto. Y, si es así, ¡adelante! Sin embargo, por mucho que una pareja se quiera, no siempre comparte gustos y consigue ponerse de acuerdo en cuanto a la moda. Por ello, ten muy en cuenta las posibles diferencias a la hora de combinar, pues no se debe entorpecer la indumentaria de ninguno ni quedar forzado.

Si compartís gustos y soléis acertar en vuestros conjuntos de cara a la otra persona, tenéis mucho camino ganado, ya que coincidiréis en vuestras propuestas y nadie saldrá perjudicado con motivo de las posibles disputas. Pero, si no es el caso, debes fijarte en los detalles más pequeños para buscar esa complicidad en la moda de vuestro gran día. Y hay muchas posibilidades.

guardar
Foto: Carlie Statsky

2. Combinar ropa

Evidentemente, solo las parejas de matrimonios del mismo sexo podrían jugar y utilizar el mismo vestido o atuendos muy similares. Pero en el caso de las parejas heterosexuales, el asunto puede complicarse, ¡y mucho! Y ya que el vestido de novia es blanco en el 99% de los casos, el asunto se complica mucho más.

Empezando por los vestidos de novia que no son blancos, pero que se instalan en la tonalidad pastel, ella y él pueden combinar el atuendo de la primera con la corbata del segundo. Ninguno de los dos llamará excesivamente la atención, por lo que nos alejamos de la parcela hortera, además de resultar muy elegante.

Dentro del ámbito de los que renuncian al blanco, el vestido de ella y los calcetines de él tienen la oportunidad de conjuntarse y hacerlo de una manera casi imperceptible, solo apto par verdaderos observadores. De una forma sutil, se puede conseguir el propósito, introduciendo un toque de comedia en todo el asunto.

Los zapatos de la novia también sirven para seguir el ejemplo de la corbata del novio. Cuando el vestido es largo y blanco, un detalle chispeante en los zapatos, utilizando un color que ayude a contrastar, sirve como contrapunto perfecto para el conjunto del vestido, además de conjuntar con la corbata o pajarita de su acompañante. Asimismo, los calcetines del novio se pueden combinar con los zapatos de ella, creando esa simbiosis casi a la misma altura, ideal para las fotos de estilo alternativo tan típicas hoy en día. 

guardarErin McGinn
Foto: Erin McGinn

3. Aprovechar las flores

Las flores están sometidas a diferentes usos en las bodas. Como decoración son clave, sobre todo en primavera y verano, donde se refuerza el carácter natural y fresco de las estaciones y los eventos. Y. cómo no, aparecen en detalles que portan los novios, desde el ramo de ella, que nunca puede faltar y del que existen multitud de tipos, hasta la flor en la solapa del novio y la corona de flores para la novia.

Como combinaciones estrella en el ámbito de las flores, ellos siempre optarán por la flor de su solapa y ellas podrán combinarlo principalmente con su ramo de flores, que utilizará los mismos tipos o los mismos tonos. Además, ellas pueden añadir el complemento de la corona de flores, un elemento con tintes bohemios y elegantes que, a base de tonalidades suaves, queda genial en comunión con la flor de la solapa.

Para las bodas más desenfadadas, como las ibicencas, los colgantes de flores al estilo hawaiano también pueden actuar como elemento de unión.

guardar Steve Cowell
Foto: Steve Cowell

4. Utilizar los complementos

Muy sutiles y por ello uno de nuestros favoritos. La idea es utilizar algunos complementos de ella y de él para conseguir que algún elemento de cada uno consiga conjuntar.

El ejemplo más claro es el de los pendientes y los gemelos. En el caso del novio, esta será la principal joya que lleve ex profeso para la boda y, a la hora de conjuntar, debe ser aprovechar. Y aunque el diseño de los pendientes y de los gemelos pueden ir de la mano, también se pueden utilizar los colores de sus detalles, las formas y demás similitudes. Ellas, por su parte, en ocasiones utilizan el color de los pendientes para conjuntar con los calcetines de su chico. ¡Y es muy sutil y original!

En cuanto a otros complementos que pueden conjuntar, los relojes, que además son parte estrella de los regalos de muchos invitados. También las pulseras y los collares con los alfileres y pasadores de las corbatas, con los relojes o con la hebilla del cinturón, compartiendo el mismo tono metálico. Son detalles muy pequeños que pueden engrandecer el valor sentimental, aunque no todos se den cuenta.

guardar Lisa Poggi Photography
Foto: Lisa Poggi Photography

5. Recurrir a pequeños detalles

Dentro de este apartado entran las mayores excentricidades, algunas de las cuales se llevan cada vez más.

Empezando por las más sencillas e imperceptibles, algunas novias combinan el tono o la forma de la botonadura de su vestido, situada normalmente en la espalda, con los botones del traje, de la camisa o del chaleco de su novio.

En caso de una boda en verano, las gafas de sol son un complemento que, si bien resulta rocambolesco en el concepto de un atuendo nupcial, ayuda a proteger del sol y añadir un componente interesante al look. Así, muchas parejas se enfundan las mismas gafas para determinados momentos o para determinadas fotografías de la sesión, generando un vínculo puntual y emotivo. Dentro de un contexto similar, la explosión de la moda de las gafas de ver ha potenciado el uso de las mismas en cualquier evento, huyendo de las lentillas para momentos normales. Incluso, muchos recurren a las monturas al aire para adquirir un aire más moderno. ¿Por qué no utilizar las mismas gafas en estas ocasiones?

guardar Lauren Jolly Photography
Foto: Lauren Jolly Photography

Otro recurso, que se puso de moda hace tiempo, es utilizar zapatillas deportivas en las bodas más informales, o cambiar el calzado a la hora del banquete por uno mucho más cómodo. En estos casos, llevar la misma zapatilla es una opción debido al carácter unisex de este tipo de calzado, y que puede vestirse de diferentes colores.

Quizás también te interese:

Cómo combinar el vestido de novia con el ramo de flores en 5 pasos

Cómo elegir el traje de novio en 5 pasos

Cómo combinar el maquillaje y el vestido de novia: ¡no te equivoques!