‘Me enamoré’ de Shakira y otras canciones dedicadas a parejas (o ex)

“Qué boca más redondita, me gusta esa barbita…”, dice, entre otras cosas, la canción de Shakira que lleva casi dos meses en lo más alto de las listas de éxitos. Y es que el amor es así: saca a los artistas sus sentimientos, a cada uno de forma diferente, para componer obras. Ya lo hicieron pintores, escritores y escultores en el pasado.

Hoy, tenemos a Shakira con su canción a Gerard Piqué, futbolista del Fútbol Club Barcelona, como ejemplo más reciente. ¡Pero hay más, sobre todo para ex! En la película 500 días juntos dicen: “Para olvidar a una chica hay que convertirla en literatura”. Estos artistas, que componen sus propias canciones, lo intentaron con música.

'Me enamoré'
Foto: ‘Me enamoré’

¡Shakira ya lo había hecho!

Piqué debería sentirse afortunado. ‘Me enamoré’ habla claramente de él -aparece al final del videoclip-, con las pinceladas que conformaron los primeros paso de su relación y la descripción de los detalles físicos que gustaron a la cantante. Sin embargo, el catalán no debería sentirse único en este terreno: Shakira compuso canciones sobre amores y rupturas de su pasado.

Óscar Ulloa fue su primer amor. A él le dedicó canciones como ‘Eres’, ‘Antología’ y ‘Te necesito’, la primera de su segundo álbum, Peligro, y las dos últimas de Pies descalzos, su tercer trabajo. Por aquel entonces, Shakira tenía 17 años y su amor con el ahora empresario duró cuatro años. Pero llegó Osvaldo Ríos, actor de telenovelas con el que duró ocho meses y al que regaló ‘Moscas en la casa’, ‘Tú’ y ‘Ojos así’. Pero pronto fructificó su relación con Antonio de la Rúa, hijo del expresidente argentino Fernando de la Rúa, con el que estuvo alrededor de 11 años y al que dedicó ‘Día de enero’.

Justin Timberlake – Cry me a river

Tema mundialmente conocido que, entre lluvia y cristales rotos, hablaba de la ruptura del excantante de NSYNC con Britney Spears. Ambos eran las mayores estrellas adolescentes de la segunda mitad de los años 90. Su relación, iniciada a finales de la década, se postuló como una de las grandes parejas del mundo del espectáculo, como ahora lo serían Beyoncé y Jay-Z o, hasta hace nada, Brad Pitt y Angelina Jolie. El fin de la relación en 2002, además de acabar con el runrún mediático, tuvo esta canción de Justin como broche.

Tu me dijiste que me amabas
¿porqué me dejaste, completamente solo?

Esto lo cantaba Justin. Durísimas declaraciones.

Selena Gómez – The heart wants what it wants 

Otra de las relaciones más mediáticas de la música reciente ha sido la de Selena Gómez y Justin Bieber. Aunque nos hagan gracia este tipo de relaciones entre famosos por su juventud, duración y por el ambiente en el que tienen lugar, deberíamos ponernos en la piel de los adolescentes (y no tan adolescentes) de hoy: ¡para ellos son nuestros Timberlake y Spears!

Así pues, la joven cantante y productora, que ahora pasa el tiempo con The Weeknd, dedicó una canción dolorosa a Justin. Sí, la relación acabó mal y con ambos miembros ignorándose. Quizá por ello Selena no pudo contener las lágrimas en algunas de sus interpretaciones sobre el escenario.

La cama se está enfriando y tú no estás aquí,
el futuro que sostenemos es tan incierto,
pero yo no estoy viva hasta que tú no llamas.

Un drama que todos hemos sufrido alguna vez.

Justin Bieber – Sorry

La réplica de la canción de Selena fue este tema de Justin Bieber, mucho más animado que el de su exnovia. De hecho, esta canción salió un año después y en sus palabras se percibe arrepentimiento. Sabemos que Justin es impulsivo y que todo eso, a veces, tiene consecuencias. De momento, Sorry sigue a tope en todas las fiestas.

¿Es demasiado tarde para decir que lo siento?
Echo de menos no solo tu cuerpo.
¿Es demasiado tarde ahora para decir que lo siento? 
Sé que fui yo quién te defraudó.
¿Es demasiado tarde para decir lo siento ahora?
Lo siento, oh, lo siento

Bieber, quizá sí sea demasiado tarde, amigo. Si no, mira el Instagram de Selena.

Miley Cyrus – Wrecking Ball

Ella no podía faltar. Una de los personajes más extravagantes de la vida pública también lloró por amor. Lo hizo durante casi todo su cuatro álbum, Bangerz, donde mostró un cambio de estilo musical para mejor, mucho más sofisticado de lo que se piensa, y que mezcló con una revolución en su imagen y en su actitud. Así, Hannah Montana pasó a mejor vida. En el disco, habló de todos los sentimientos que rodean el amor y las relaciones a nivel positivo y negativo, y lo hizo de una madera bastante madura.

Pero fue en ‘Wrecking Ball’, la famosa canción donde la ex Disney Channel aparece desnuda sobre una bola de demolición, en la que habla de su relación de tres años con el actor Liam Hemsworth, el hermano pequeño de Chris Hemsworth (Thor para los amigos). La canción quizá tuvo su efecto, pues la pareja se reconcilió el pasado año y suenan campanas de boda. 

No vuelvas a decir que yo simplemente me alejé
Siempre voy a quererte a ti
No puedo vivir una mentira, corriendo por mi vida
Siempre voy a quererte a ti

Parece que Miley lo pasó mal. Menos mal que ya todo se ha arreglado.

Taylor Swift – Dear John

La representante del country y del pop más internacional del momento tampoco quería perderse esta cita. Y es que, teniendo en cuenta su potente carácter romántico, no ha querido dejar a ningunos de sus exnovios sin una canción donde les deje las cosas claras. Sin embargo, la llamada ‘Dear John’ se anda sin ambages y va directa al grano, usando hasta el nombre real de su ex, John Mayer. En la canción, despieza la relación y le da la ración correspondiente al que fuera su chico.

Me pintas un cielo azul 
Y vuelves y lo transformas en lluvia
Y yo vivía en tu juego de ajedrez
Pero cambiabas las reglas cada día

John, parece que te portaste un poquito mal.

Ed Sheeran – Don’t

La infidelidad también aparece en muchas canciones, sobre todo en las de reggaeton. Sin embargo, Ed Sheeran, uno de los cantantes y compositores más prolíficos y exitosos de los últimos años, tiró en 2014 de ella para hablar de la supuesta jugarreta que le hizo Ellie Goulding. Dicen que ‘On my mind’ es una canción de Goulding como respuesta al exitoso tema de Ed Sheeran, pero todo eso queda en el aire.

No jodas a mi amor
Ese corazón es tan frío
Todo sobre mi brazo
Yo no quiero saber nada de eso, nena

Un estribillo cruel.

La música se alimenta del amor para componer muchos de sus grandes éxitos. También es típica la guerra cruzada entre artistas a base de melodías y bellas líricas en lugar de violencia y juicios. Lo preferimos, la verdad.

Quizás también te interese: 

Kim Kardashian saca una línea de maquillaje propia con polémica incluida

Paula Echevarría y David Bustamante se declara su amor

Brad Pitt pide disculpas a Jennifer Aniston 12 años después

 

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información