Cómo escoger la fecha de la boda en 5 pasos

Cómo escoger la fecha de mi boda
Cómo escoger la fecha de mi boda | Foto: The Creative Shot

La cuenta atrás atrás para la boda comienza en el momento clave, el primero y más importante para empezar a correr o tomárselo con calma: ¡elegir la fecha! Y quizá parezca sencillo, pero, teniendo en cuenta la disponibilidad y la época del año, puede ser una auténtica pesadilla. ¿Cómo evitarlo? Sigues estos 5 consejos para elegir la fecha de boda adecuada para ti.

1. Intentar elegir una fecha especial

2. Valorar la estación o la época

3. Consultar la disponibilidad de vacaciones

4. No olvidar el factor económico

5. Tener en cuenta la organización de la boda

1. Intentar elegir una fecha especial

Decimos “intentar” porque no es fácil y, si no estás dispuesto a esperar, quizá tengas que conformarte con las fechas que quedan. Pero en un principio es buena idea seguir la pretensión de muchas parejas y optar por una fecha relevante sobre la relación: una primera cita, un primer beso, un primer “te quiero” o un día único, de esos que, sin presentar nada aparentemente grande, se ha convertido en fecha clave. Y aquí caben muchos más momentos especiales, incluso fechas relacionadas con la familia que queráis homenajear.

Como bien afirma el equipo de profesionales de Tu Día Perfecto, “las parejas suelen escoger para celebrar su boda una fecha que tenga especial trascendencia para ellos, el aniversario del día que se conocieron, el del que empezaron a salir o el del primer beso… Eso suele ser lo más frecuente, aunque hay otras que se decantan por algún número concreto que les guste”.

 

En esta categoría también entran los números especiales o de la suerte, aquellos que representan algo para la pareja y que consideren simbólicos. En cualquier caso, lo importante es acometer esta empresa con antelación, alrededor de un año, ya que la elección de una fecha concreta no es nada sencillo y debes ser precavida.

Momem Fotografía
Foto: Momem Fotografía

2. Valorar la estación o la época

Ana Bernia, de Tu Día Perfecto asegura que durante estos últimos años la tendencia está empezando a cambiar y que lo que lleva a las parejas españolas a decidirse por la fecha de la boda es la época del año, decantándose en su mayoría por la primavera o el verano para darse el “sí, quiero”. En cuanto al día de la semana, “pocas o muy pocas son las que lo hacen entre semana, el día grande es el sábado, seguido por el viernes y en menor medida los domingos“, explica esta wedding planner.

Aunque las fechas especiales son importantes, cada vez más novios tienen en cuenta la estación del año para ubicar su boda. La primavera y el verano son las estaciones preferidas para casarse con mucha diferencia, y no solo por el buen tiempo, sino por las posibilidades que existen en cuanto a lugares de celebración en espacios naturales. Sin embargo, la profusión de lugares de celebración encantadores que aprovechan las mieles del otoño y el invierno también han generado éxito en estas estaciones, por lo que no es ninguna tontería apostar por ellos.

José Castaño
Foto: José Castaño

Pero, con la primavera y el verano como estandartes, el asunto se complica y mucho debido a la ingente demanda que acaparan. Para ello, el año de antelación para escoger la fecha es obligatorio, incluso más si es posible. Casarse al aire libre goza de extraordinario éxito. En este sentido, es lógico que el otoño y el invierno tengan mucha más disponibilidad y sea más sencillo elegir la fecha deseada, sin tener que conformarse con nada.

Evidentemente, el mejor día para celebrar una boda es el sábado, ya que se puede alargar la fiesta mucho más por la falta de responsabilidades del domingo. Sin embargo, al ser el mejor día para casarse, también es el más demandado, por lo que tendrás que reservarlo con una antelación considerable para que la finca deseada esté disponible, así como el lugar donde celebres la ceremonia, ya sea civil o religiosa.

El viernes es el segundo día más escogido, más que el domingo aunque el primero sea día laborable. Ya que los sábados trabaja mucha menos gente, los invitados pueden dejarse llevar durante la boda sin problemas. Estas celebraciones suelen celebrarse por la tarde, aunque también las hay de mañana.

Tu Día Perfecto
Foto: Tu Día Perfecto

El domingo, mucho menos mandado, también ha sido una fecha escogida por muchos novios, quizá por su relativamente alta disponibilidad. Y, aunque entre semana es mucho más sencillo encontrar fecha disponible, muy pocos novios se lanzan a la aventura y riesgo que supone casarse en un día laborable al que muy pocos podrían asistir (a muy pocas personas les gustaría pedirse un día de vacaciones para una boda, aunque se han dado muchos casos). A no ser que sea fiesta o que la fecha sea demasiado especial para ti, te desaconsejamos casarte entre semana.

3. Consultar la disponibilidad de vacaciones

Cada vez más, los novios aprovechan sus vacaciones para enlazar la luna de miel y organizar un viaje de novios mucho más largo, en condiciones. Pero no es el único motivo para ello; a veces hay que hacer sacrificios, y los días de vacaciones sirven para ultimar detalles de la boda que tendrás que acometer con plena disponibilidad, sin entretenerte en asuntos laborales.

En este sentido, es importante consultar las vacaciones con tiempo, pues hay empresas que no gozan de tanta disponibilidad. Mientras que algunas no ponen impedimentos para las vacaciones, siempre y cuando se soliciten con un período razonable de antelación, otras están restringidas solo a verano o determinadas por las fechas de todo el grupo de trabajo, estableciendo una organización que beneficie más o menos a todos los trabajadores. En cualquier caso, el verano suele tener fechas disponibles para casi todos. Aun así, los que optan por la primavera (con más disponibilidad por la proximidad del verano), por el otoño o el invierno, quizá lo tengan más complicado para solicitar días dedicados a la preparación o para alargar la luna de miel. ¡Mucho cuidado con eso!

Noonu Fotografía
Foto: Noonu Fotografía

4. No olvidar el factor económico

“Por norma general, los novios suelen escoger la fecha en función de la disponibilidad de una iglesia en particular o del restaurante. Pero con un poco de flexibilidad o saliéndose de las fechas más demandadas pueden conseguir grandes ventajas”, concreta Giset Wedding. Muchas parejas deciden guiarse por los descuentos o precios reducidos que ofrecen los lugares de celebración, por ello son cada vez más los novios que realizan su boda en otoño o invierno. “Gracias a esto puedes organizar una boda realmente ingeniosa y llena de extras, que la harán aún más inolvidable”, confiesan los profesionales de Giset Wedding, que apuntan que ellos mismos ofrecen un branding completo y personalizado adaptándose a la temporada en la que decidáis celebrar la boda.

Siempre es uno de los factores más relevantes, lamentablemente. Ateniendo a la oferta y a la demanda de fechas de bodas, la primavera y el verano, como principales reclamos para dar el “sí, quiero”, suelen ser las estaciones del año más costosas. La temporada alta (de mayo a septiembre) alcanza el cenit de los precios y debes tenerlo muy en cuenta. Aun así, las bodas no demasiado grandes o íntimas tienen grandes posibilidades en esta temporada, pues los precios, aunque más altos, se compensarían con el número reducido de invitados, permitiendo algunas exquisiteces en otras partidas.

Dani Medina
Foto: Dani Medina

Sin embargo, la temporada baja (de octubre a abril) gana adeptos en los últimos años con el acondicionamiento de lugares naturales y artificiales realmente increíbles. Es una buena opción que resulta mucho más económica y que sería lógico tener en cuenta. Muchas parejas no lo dudan y escogen estos lugares en estas fechas por el ambiente especial que se forma en otoño e invierno, no solo por la disponibilidad y los precios bajos, que son una excelente noticia extra. Estas fechas son recomendables para que las parejas que buscan bodas multitudinarias y tienen poco presupuesto tengan muchas más posibilidades de llevarlas a cabo.

En algunos casos, los espacios de bodas incluyen packs o descuentos especiales para la temporada baja, ideales para ahorrar en partidas o incluir extras que conviertan la celebración en un espectáculo mucho más completo.

5. Tener en cuenta la organización de la boda

Como ya hemos dicho, una boda requiere una organización de más o menos un año. Y no es que se tarde mucho en planificar (algunas bodas se organizan en tiempo récord), pero las iglesias, espacios civiles, lugares de celebración y algunas partidas necesitan una reserva con una antelación considerable.

Lísola
Foto: Lísola

Por otro lado, ten en cuenta la fecha escogida para afrontar la organización de la boda y las diferentes elecciones, pues la climatología influye en muchos aspectos, tanto en el humor como en la comodidad a la hora de coordinarse y moverse. También piensa en el tiempo cuando te imagines tu gran día, pues el vestido de novia, la decoración y los diferentes espacios cambian dependiendo de la época del año. Un poco de riesgo añade chispa a la vida, pero quizá no te la quieras jugar tanto.

Quizás también te interese:

Cómo organizar mi boda paso a paso

Cómo elegir el vestido de novia en 5 pasos

Cómo elegir el lugar para celebrar mi boda en 5 pasos

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Más información sobre

Comentarios (2)

Escribir un comentario

Cómo elegir la música para la boda | Credits: Lindsay Madden
Cómo elegir la música para la boda en 5 pasos
¿Sabes qué poner en tu boda? ¿Temas clásicos, actuales, de alguna época en concreto? Si todavía no habéis decidido qué sonará, gracias a los consejos de los expertos sabréis qué música es la mejor para vuestro gran día.
Cómo calcular el presupuesto de mi boda | Foto: Shutterstock
Cómo calcular el presupuesto de mi boda en 5 pasos
Sea pequeño o ilimitado el presupuesto, es aconsejable sentarse un rato a hacer una breve planificación económica, que nos servirá de guía para organizar el presupuesto de la boda.
Foto: Cotton Bird
Cómo escribir las invitaciones de boda en 5 pasos
¿Vas a mandar las invitaciones y no sabes qué poner en ellas? ¡No te preocupes! Nuestra experta en papelería de bodas nos cuenta cómo escribirlas.

Crea gratuitamente una página web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información