La boda íntima de Beatriz de York: todos los secretos de su día

La boda íntima de Beatriz de York: todos los secretos de su día

Este pasado sábado Beatriz de York y el empresario italiano Edoardo Mapelli Mozzi se han dado el "sí quiero" en una boda íntima, secreta y llena de curiosidades, ¡te las contamos!

La boda íntima de Beatriz de York: todos los secretos de su día
Foto: Benjamin Wheeler via @theroyalfamily
  • Celebrities
  • 2020

Como a muchas otras parejas, a la princesa Beatriz de York y al empresario italiano Edoardo Mapelli Mozzi la pandemia del coronavirus les hizo suspender su boda que iba a tener lugar en el jardín del Palacio de Buckingham de Londres a fines de mayo. Dos meses después, el viernes 17 de julio, han celebrado una boda íntima que tuvo lugar en secreto  en la Capilla Real de Todos los Santos en la Logia Real en Windsor y a la que solo acudieron su círculo más cercano.

A esta celebración no faltaron la reina Isabel II y su esposo, el príncipe Felipe y por supuesto, los padres de la novia, el príncipe Andrew y la duquesa Sarah de York. Beatriz es la mayor de las dos hijas del príncipe Andrew y Sarah Ferguson y la novena en la línea de sucesión británica. Su hermana Eugenie se casó hace dos años en una boda que tuvo una gran atención mediática.

guardar
Foto: Benjamin Wheeler via @theroyalfamily

Curiosidades de la boda

Uno de los datos que más llaman la atención es que es la primera boda real que se ha celebrado a puerta cerrada en los últimos 235 años. Algo que sin duda, pasará a la historia y es que este 2020 está siendo uno de los años más duros y extraños por culpa de la pandemia del coronavirus. Además, la ceremonia fue muy corta ya que apenas duró 30 minutos y se mantuvo en secreto, solo los invitados conocían el lugar y la hora del enlace. Estos llegaron la tarde anterior, el jueves y se alojaron en la residencia del príncipe Andrés y Sarah Ferguson, el Royal Lodge.

Otra de las curiosidades que nos ha llamado la atención es que tuvo un padrino muy particular porque fue el hijo que tuvo el novio con su primera mujer, la arquitecta Dara Huang, que también fue uno de los pajecitos de la boda. La dama de honor fue la hermana de la novia, Eugenia y los sobrinos de la pareja, Coco y Freddie Yeomans, fueron damita y paje.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Durante la ceremonia sonó el himno nacional británico y las madres de los novios leyeron sus poemas favoritos:  ‘Llevo tu corazón conmigo’ de EE Cummings y el ‘Soneto 116‘ de Shakespeare. Después, llegó el banquete y la fiesta en la que los invitados disfrutaron de todo lo que los novios ofrecieron: una carpa de estilo indio, un castillo hinchable, barril de cerveza, sofás, una gramola para poner música e incluso dardos para jugar. Según la revista Vanitatis, del menú (valorado en unos 120 euros por comensal) se encargó el catering Spook London que incluía trucha con alcaparras, ensalada de chorizo y ricotta con quinoa tostada y filete.

guardar
Foto: Benjamin Wheeler via @theroyalfamily

El look de la novia

La princesa Beatriz eligió un vestido de novia vintage de Norman Hartnell y una tiara de diamantes Queen Mary, ambos pertenecen a su abuela, la reina. El vestido de tafetán de color crema con corpiño adornado con diamantes fue especialmente diseñado para la reina en la década de 1960. Lo llevaba puesto en el estreno de “Lawrence de Arabia” en Londres. Casi 60 años después, el traje ha sido rescatado y adaptado a los deseos de la novia, entre otras cosas por las mangas cortas de tul.

El ramo de novia estaba elaborado con jazmín, mirto y rosas y fue diseñado por Patrice Van Helden, la misma que hizo el de su hermana Eugenia, y lo depositó como es tradición, en la tumba del soldado desconocido de la abadía de Westminster, símbolo de los caídos de la Primera Guerra Mundial y los conflictos militares internacionales.

guardar
Foto: Benjamin Wheeler via @theroyalfamily

Una boda en la intimidad, secreta pero a la que no le faltó de nada y es que lo más importante de todo lo tenía, el amor que se profesan los novios y la presencia de los seres queridos. ¡Enhorabuena a la pareja!